Los logros de Mariano son enmarcados.
Por:
|
Viernes 20 de septiembre de 2013 09:14 PM
Carlos Castillo J./Humberto Cornejo O./Enviados especiales/Nueva York /

Si solo el anuncio de que el panameño Mariano Rivera sería la portada de “Sports Illustrated”, por cuarta vez en su carrera, causó impacto en Panamá el pasado miércoles, cómo será cuando llegue la nueva edición de la revista, que simplemente se rindió ante los pies del cerrador de los Yanquis de Nueva York.

Y es que “Sports Illustrated” dedicó cinco doble páginas para cubrir la despedida del líder de rescates de todos los tiempos, que mañana recibirá un homenaje sin precedentes acá en el Yankee Stadium del Bronx, donde ya se respira un ambiente de fiesta total en toda la ciudad de Nueva York.

En reportaje se hace referencia a toda la carrera del veterano de 43 años, tiene anécdotas de sus compañeros y hasta resalta una foto de Rivera en suéter, pantalón corto y chancletas, cuando le lanza un pequeño en su comunidad de Puerto Caimito.

La exquisita nota firmada por el reconocido periodista Tom Verducci y con fotos de Rob Tringalli compara la partida de Mariano con las leyendas Carls Hubbells con su "screwball", a Sandy Koufax con su curva y a la poderosa recta de Nolan Ryan.

Verducci compara el retiro de Rivera como el revuelo que ocasionaron en sus momentos los artistas como Frank Sinatra y Fred Astaire, quienes son íconos de la cultura estadounidense.

La parte modular de la nota se basa con anécdotas y experiencias con técnicos, compañeros y personas que trabajaron con él. Entre ellos se encuentran Glenn Sherlock, “coach” de “bullpen” de los Diamondbacks de Arizona, quien fue el primer entrenador en la carrera profesional en el año de 1990.

Además, se destaca al Joe Torre, quien fue el director de los Yanquis en la última generación exitosa de los Yanquis. También está Jorge Posada, receptor que acompañó a Mariano en sus mejores momentos en el montículo.

En el escrito aparece Joe Giradi, quien en la actualidad es el director de los Bombarderos, y que ganó la Serie Mundial de 1996 con los Yanquis.

No dejes de leer