Isaac es un joven emprendedor, orgulloso de su raza. Foto: CORTESÍA
Por:
|
Viernes 20 de septiembre de 2013 09:55 PM
Nayeli Williams /DIAaDIA /

Orgullo



Para Villaverde cada persona debe sentirse orgullosa de su raza y preservarla.

Con ganas de más. Así quedan las personas que degustan los ricos platillos en La Tapa del Coco, un lugar que busca rescatar la esencia de la comida afro-panameña que tanto gusta a propios y extraños. El encargado de este negocio es Isaac Villaverde, quien a sus 24 años se ha convertido en un joven empresario lleno de sueños, amante de una gastronomía que busca enaltecer el origen de la cultura afro. Cada bocado de los platillos de este lugar es más que una experiencia cotidiana, es un paso a la historia de los antecesores, que con sus recetas formaron parte de la gastronomía que hoy es latente en muchos barrios del país.

¿Qué es?

Desde que abrió sus puertas, el dos de febrero, La Tapa del Coco se ha convertido en un punto de encuentro para familias y personas que buscan una comida diferente y, sobre todo, económica. Villaverde se ha convertido en un consagrado chef; sin embargo, en esta aventura lo acompañan siete personas más entre socios y colaboradores. El horario por el momento son los viernes y sábado de 4:00 p.m. a 11:00 p.m. en la entrada de Villa Lucre.

Polifacético

De día trabaja en una organización humanitaria y de noche se dedica a su negocio. Un horario ajetreado para alguien tan joven, pero Isaac está consciente de que el esfuerzo de ahora tendrá el triple de recompensas dentro de unos años. El que nuevas generaciones tengan la capacidad de preparar platillos de esta clase hará que este tipo de comidas perdure.

Las delicias

El menú es muy variado, respetando la línea de las comidas afro panameñas. Parte de lo que se vende son torrejitas de bacalao, “saus”, “patty”, “plantain tart”, arroz con coco, filete de pescado y muchos más. Los costos son asequibles.

No dejes de leer