Por:
-
| |
Lunes 30 de septiembre de 2013 09:56 PM
Rogelio Adonican / [email protected]

Panamá es una piedra en el zapato de la Concacaf, y a la vez, un gran dolor de cabeza para el mimado de esta confederación, la selección de México.

Es impresionante que contra México, en un choque de vida o muerte para esos ñañecos del norte, hayan designado al silbante salvadoreño Joel Aguilar Chicas, pero más llamativo es que para el duelo de la Roja contra Estados Unidos hayan puesto al jamaiquino Courtney Campbell.

Este árbitro, para quien lo haya olvidado, fue el que estuvo en el partido de semifinales en el que la Roja eliminó al Tri de la Copa Oro y cuyas decisiones dieron mucho que hablar, porque, entre otras cosas, extendió por cinco minutos aquel encuentro. ¿Lo olvidaron? Yo no.

Estos dos perros de caza de la Concacaf de seguro harán el trabajo sucio que los maletines no pudieron hacer.

Lo más extraño es que nuestros jugadores de pantalones largos no hayan levantado la voz cuando se debía. Es que si no corrieron los maletines, puede que estos dos señores, en el papel de imparciales, sean fundamentales en los resultados de los últimos choques de la Roja en la Hexagonal final.

No dejes de leer