los cigarrillos electrónicos son usados para dejar de fumar, allí esconden la droga.
Por:
|
Lunes 16 de diciembre de 2013 12:54 AM
Yanelis D./ Odalis O. / Yanelis D./ Odalis O.

Sonó el teléfono, María Eugenia contesta, era la directora del colegio particular a donde asiste su hijo adolescente. Le comunicó que en su mochila había marihuana sintética y filtros de cigarrillos.

Esta sustancia, llamada también “spice”, es una nueva modalidad entre los jóvenes. Se vende en el comercio de manera legal como esencia. En el paquete se especifica que no es apta para el consumo humano.

La esencia está llegando a la juventud, a pesar de que en los locales comerciales donde venden el “spice” tienen un letrero que dice “Prohibida la entrada a menores”.

Esto lo pudo comprobar día a día en un recorrido, vestidos de estudiantes por dos de estos locales durante cuatro días. No se vio la compra por parte de menores de edad, sin embargo, un dependiente explicó que los jóvenes sí compran el “spice”, pero lo usan con un papel llamado “lef” para envolverlo a fin de sentir la esencia más fuerte.

En tanto, el estudiante al que le encontraron la droga le informó a su mamá que solo una vez la había fumado, que un amigo se la ofreció para fumarla con “lef”. Confesó que su compañero de clase la compraba. Otros adquieren la “hookah” (una pipa de agua) para fumarla, pero es más costosa ($49 la más chica) y difícil de esconder. Los jóvenes usan más el filtro o papel para poder ocultarla. La “hookah” o narguilé es usada para fumar esencias de hierbas sin nicotina. Es de origen oriental, pero se ha implantando en Europa y América.

La psicóloga Jetza Barragán, de la Cruz Blanca, explicó que muchos de los jóvenes son inducidos a consumir drogas en las escuelas, por medio de la presión de grupo. “Más del 70% de los estudiantes que atiende la Cruz Blanca consume marihuana”.

No fuman cigarrillo por miedo al cáncer de pulmón, están conscientes de eso, pero de la marihuana dicen: ‘La hizo Dios’”.

No dejes de leer