Siempre hay que acudir a una estilista profesional para quedar satisfecho. EVERGTON LEMON
Por:
|
Viernes 28 de febrero de 2014 12:45 AM
Yanelis Domínguez / Yanelis Domínguez

Cuando se trata de disfrazarnos para Carnaval, cualquier idea es válida, y cuanto más extravagante y diferente, es mejor para los panameños.

Pero hay una opción que además de verse bien, llama mucho la atención, son las famosas trenzas en las mujeres y los canroles en los chicos.

Pero esta moda implica mucho más que verse bien, es un gran trabajo, así lo aseguró Sady Howell, quien lleva más de 16 años dedicándose a realizar estos alegóricos peinados para las fiesta del rey Momo, que a pesar de los años, no han perdido su estilo.

Howell atiende en su salón de belleza Lulú, ubicado en calle #6 de Parque Lefevre a unos cinco clientes por día antes de la festividad, pero todos deben sacar cita.

En cuanto a la técnica, la especialista en belleza afirmó que es necesario que se hagan un tratamiento antes de realizarse este tipo de peinados para que el cabello no se deshidrate y quede maltratado.

Como ella trabaja más con mujeres, trata de no apretar tanto los mechones y así evitar los efectos secundarios, como el dolor de cabeza, que por lo general dura unas 24 horas.

Las trenzas siempre deben ir entrelazadas con tres mechones y muy pegadas al cuero cabelludo, así se evita que se suelten durante el jolgorio de Carnaval.

Algunas chicas tienen el cabello muy corto, por eso se les colocan extensiones para darles una mayor vistosidad a las trenzas, al mismo tiempo que cuidan y protegen del sol los mechones verdaderos, dijo Sady.

Al momento de realizar las trenzas, no hay distinción del tipo de cabello como algunos piensan, tanto las mujeres de pelo liso como afro pueden trenzarse con facilidad.

Hay diversos tipos de peinado: las vinchas, que solo llevan trenzas adelante; las trenzas largas, que siempre llevan extensiones; los moñitos, que necesitan un poco más de tiempo de dedicación, aunque también depende de qué es lo que el cliente quiera que le hagan.

No dejes de leer