Por:
-
| |
Viernes 27 de junio de 2014 10:24 AM
Redacción/Web

Un momento bastante conmovedor vivió el Príncipe Harry durante su más reciente gira por Brasil.

Dentro de los compromisos que cumplió el joven monarca, estuvo la visita a ACER, una organización encabezada por un británico que apoya a niños necesitados en el área de Diadema, cerca de Sao Paulo. Ahí compartió con un grupo de niños, quienes al igual que él, perdieron a sus madres.

Harry confeso a los medios locales que durante el encuentro no pudo evitar verse afectado e identificado con los huérfanos, y que incluso estuvo a punto de contarles su dolorosa historia, pero logró contenerse.

“Hay dos niñitas —estoy bastante conmovido— de solo mirarlas quería hablar de mis propias experiencias. Pero no tiene sentido porque eso ya pasó hace mucho tiempo”, dijo.

Cuando Lady Di murió en el fatal accidente de París el 31 de agosto de 1997, Harry tan solo tenía 12 años de edad.

El hermano menor del príncipe William declaró además, con mucha madurez, por qué prefirió no contarle nada a las niñas…

“La valentía de ellas al mirarme, al sonreírme… quería usar mis propias experiencias para de alguna manera pequeña tratar de hacerles entender que yo entendía lo que estaban pasando”…

Agregó: “Pero tú oyes las historias y piensas: ‘Eso no es nada en comparación con lo que ellas han pasado’”.

Realmente un momento bastante doloroso para él que lo mantiene presente: “Me sentí completamente abrumado y en shock. Nunca he llorado en público que yo recuerde, pero estuve a punto. Fue increíble escuchar esas historias”.
No dejes de leer