Por:
|
Martes 07 de octubre de 2014 11:47 PM
Jesús Simmons

Urgidos por una plaza de trabajo, un grupo de jóvenes residentes en San Miguelito pidieron cortesía de sala en la sesión del Consejo Municipal que se realizó ayer, para expresarles a los concejales su interés de trabajar en la construcción de la Línea 2 del Metro de Panamá.

Los jóvenes provenientes de barrios humildes, algunos de ellos en riesgo social, pidieron que el 40% de la mano de obra que se utilizará en la construcción de la Línea 2, provenga de los barrios de San Miguelito.

Ante esta petición, el concejal Erick Portocarrero, presidente del Consejo Municipal, dijo que van a interceder para que estos jóvenes también sean contratados en proyectos que se están construyendo dentro del distrito.

No dejes de leer