La Administración de Alimentos y Medicinas declaró el viernes que aprobó el uso de las píldoras Harvoni, para pacientes con el genotipo 1 de hepatitis C, que afecta al 70% de los 3,2 millones de casos de hepatitis en Estados Unidos. Foto:EFE
Por:
-
| |
Viernes 10 de octubre de 2014 02:34 PM
WASHINGTON/AP

Las autoridades sanitarias estadounidenses aprobaron una píldora que podría curar el tipo más común de hepatitis C sin tener que recurrir al molestoso régimen de inyecciones y píldoras que hasta ahora se ha usado para tratar esa enfermedad.

  Sin embargo, el precio del nuevo medicamento, de 1.125 dólares por pastilla, le ha valido críticas a la empresa manufacturera, Gilead Sciences.

  La Administración de Alimentos y Medicinas declaró el viernes que aprobó el uso de las píldoras Harvoni, para pacientes con el genotipo 1 de hepatitis C, que afecta al 70% de los 3,2 millones de casos de hepatitis en Estados Unidos. Por primera vez, los enfermos no tendrán que usar la combinación de inyecciones y píldoras que provoca síntomas parecidos a la gripe.

  El nuevo medicamento combina otra sustancia de Gilead que fue aprobada en diciembre, Sovaldi, con una medicina antiviral llamada ledipasvir, que ataca al virus mediante otro mecanismo. La estrategia multifrontal emula la que ha usado Gilead para crear tratamientos contra el VIH.

  Se estima que Gilead ganará miles de millones de dólares en ventas gracias a esta innovación. La empresa dice que la nueva droga costará 94.500 dólares para un suministro de 12 semanas.

Aproximadamente un 40% de las víctimas de hepatitis necesitarán usar el medicamento por sólo ocho semanas, con lo que el precio se reduce a 63.000 dólares aproximadamente.

  Sin embargo, activistas a favor de los derechos de los pacientes criticaron el viernes a Gilead, cuya sede se encuentra en Foster City, California.

  "Cuando se escriba la historia, este será recordado como el momento en que los precios de las medicinas se salieron totalmente de control y nadie hizo nada para enfrentarlo'', dijo Michael Weinstein, presidente de la AIDS Healthcare Foundation. "Nunca antes ha habido un medicamento con un precio tan alto diseñado para una cantidad tan grande de personas''
  Aproximadamente un 25% de la gente que tiene VIH sufre también de hepatitis C.

  Pero otras agrupaciones señalan que el tratamiento, cuando es de ocho semanas, podría ser aceptable para las compañías aseguradoras, lo que lo haría más accesible.

  ``Si se toma un tratamiento de ocho semanas, el precio en realidad es accesible para el 40% de la población que necesitará la droga y eso es importante'', dijo Ryan Clary, director ejecutivo del National Viral Hepatitis Roundtable, una agrupación que recibe fondos de empresas farmacéuticas incluyendo Gilead.

  El tratamiento más breve se le recomienda a pacientes que no han recibido tratamiento previo para la enfermedad y que no tienen atrofia del hígado en estado avanzado.

No dejes de leer