Por:
-
| |
Jueves 30 de octubre de 2014 11:49 PM
  • Era evidentísimo que el Sr. Japanese los ponía a temblar, les generaba diarrea.

Nadie debe dudar que la Sra. Karen Peralta, por su compromiso como talento con el show, por su entrega y esfuerzo acumulado semana a semana se merecía ganar la edición de este año de ‘Tu Cara Me Suena’, proyecto estelar de TVN. Este no era un show de esfuerzo. Tu Cara Me Suena es un show de talento, del arte de la imitación y la Sra. Peralta siempre estuvo dispuesta, por lo menos a cuadro, a dar todo de ella para hacer de sus imitaciones las más parecidas posibles. Al César lo del César y a Karen lo de Karen.

A diferencia de ella, otros participantes se tomaron sus interpretaciones como parodias o burlas hacia los artistas que imitaban. La producción patrocinó eso olvidando que hay una diferencia muy grande entre el show ‘Parodiando’ y ‘Tu Cara Me Suena’. Uno es de parodias y el otro de imitaciones.

Sin embargo, el gran ganador, para bien y para mal de este show fue el Sr. Japanese a quien TVN usó, desde el día uno, como la foca especial del circo por la que todos pagaban por ver. ¿Por qué escribo que el Sr. Japanese ganó? Porque quien no conocía a este personaje lo conoció por este show y quienes lo conocían lo vieron ahora fuera de su zona de confort, como un ser humano y eso, por donde se mire le dio mayor exposición a él como figura local.

Fue tan evidente el uso y burla de la imagen del Sr. Japenese por parte de la producción de este show en toda la temporada que en la gala final se salieron con esa cosa rarísima dizque “reconocimiento especial” a su esfuerzo, a su entrega semana a semana. ¿Dígame que esto no es tratar de justificar como lo usaron semana tras semana? ¿Dígame si esto no es una burla para el resto de los participantes? Si no es así, con ese reconocimiento al Sr. Japanese están diciendo que el resto de los concursantes no se entregaron al show semana a semana. Con un reconocimiento exclusivo para el Sr. Japanese están diciendo que los demás fueron inferiores a él y no se vale porque fue todo lo contrario. ¡El fue el peor de todos! No se vale porque el esfuerzo de Nilena Zisópulos, Margarita Henríquez, Tanya Hyman, Karen Peralta, Alejandro Lagrotta, Carlos Tovar, Jesús Santizo también se debió valorar.

Este año ‘Tu Cara Me Suena’ estuvo repleto de errores comunes. De errores de producción abominables como fueron las caracterizaciones. Lo lamento por los maquillistas y equipo de caracterización –donde hay gente que respeto muchísimo por su arte y que no dudo hicieron su mayor esfuerzo-, pero fueron muy pocos los talentos que se parecían a los artistas que imitaban, de ahí la cantidad de burlas a esas caracterizaciones que se movieron en las redes sociales. Lo lamento pero es falso que hicieran un trabajo de caracterización extraordinario.

Este show de TVN tiene factores muy positivos que la producción y ejecutivos del canal no pueden perder de vista para su próxima edición. Son un show que uno se puede sentar a ver en familia. Es un show sano, en positivo y divertido que se tiene que cuidar, no lo contrario. Son una propuesta arriesgada que cada año merece ser mejorada para que no pierda el interés de las audiencias por ver reales caracterizaciones de los artistas. Por ver esfuerzo real de los talentos que ahí participan; porque hay una diferencia entre divertirse participando y participar por participar.

Los jurados no pueden seguir jugando a ser los amiguitos de los participantes y a estar “aculillados” y seguir calificando con miedo. Este año, más que nunca, fueron realmente injustos e incoherentes con muchos de los que ahí participaron y con sus críticas verus sus calificaciones. Era evidentísimo que el Sr. Japanese los ponía a temblar, les generaba diarrea y por ende el hizo lo que le dio la gana desde la gala uno hasta meterle miedo a la producción con su supuesta amenaza de huir del show.

Tu Cara Me Suena como propuesta para televisión abierta es divertida. Como propuesta de una producción local yo la aplaudo como un todo porque detrás de ella, a pesar de los errores en la forma, hay un esfuerzo de un equipo humano detrás de cámaras que merece todo mi aplauso, muy en especial el equipo técnico porque este no es un proyecto fácil. Requiere de mucha concentración, logistica, recursos de pre show y post show.

No fue una final sorpresa ni que me dejara con la boca abierta por extraordinaria. Por lo menios a mi no. No me ahogo en tan poquita agua. Y reitero, el ganador real fue Japanesse, la foca del circo. ¡Criminal, criminal, criminal!

No dejes de leer