Foto: AP
Por:
-
| |
Miércoles 19 de noviembre de 2014 10:49 PM

La madre de Brittany Maynard, la joven enferma terminal que se quitó la vida el pasado 2 de noviembre, respondió a las críticas que la Curia Romana en el Vaticano dirigió a la decisión de su hija y que sentaron a la familia “peor que una bofetada” cuando todavía estaban de duelo.

La muerte de Maynard, de 29 años, conmocionó a la opinión pública en EE.UU., tanto por la edad de la chica como por el hecho de que antes de morir inició una campaña en internet en la que anunció su voluntad de quitarse la vida y abogó porque el derecho al suicidio asistido se generalice en todo el país.

Después de que se anunciase que Maynard había tomado finalmente las píldoras que los médicos le habían prescrito para provocarse una muerte sin dolor, el presidente de la Academia Pontifica para la Vida, el obispo español Ignacio Carrasco de Paula, calificó la acción de “reprobable”.

Más de dos semanas después, la madre de la fallecida, Debbie Ziegler, publicó una carta en el sitio web de la organización no gubernamental “Compassion & Choices” en la que criticó con dureza las palabras de monseñor Carrasco de Paula.

No dejes de leer