Óscar Cruz cautivó a cientos de chicos amantes de las artes. Dictó una clínica en la que habló de percusión.
Este músico tiene una gran trayectoria en la música panameña. ( Fotos: Shino HS )
Por:
Agatha Mitchell ([email protected]) -
| |
Miércoles 14 de enero de 2015 12:00 AM

Uno de los eventos más importante del Festival de Jazz de Panamá, además de las magestuosas presentaciones, son las diferentes clínicas que realizan los músicos.

A los largo de la semana muchos son los talleres presentados, y ayer uno que estuvo muy concurrido fue el del percusionista Óscar Cruz, de la agrupación LA KSHAMBA.

Con 12 años trabajando al frente de la Fundación Danilo Pérez, Cruz está anuente de lo mucho que cambiará y seguirá cambiando la música tanto a jóvenes como a chicos.

Hubo más de 100 chicos presentes que estuvieron atentos a las doctrinas del maestro, quien era dueño del son de la percusión afro cubana.

La clase se dictó en un salón del auditorio de Ciudad del Saber por más de dos horas y en donde además se escucharon las anécdotas y enseñazas de este gran músico, que cautivó a los presentes con su manera de golpear y agitar el tambor.

“Cada año crecen estas clínicas y el festival. Las oportunidades son más grandes. Es un año de compartir. Los niños se adhieren cada vez más al proyecto y nosotros le damos continuidad en la fundación durante un año. Además, que se dan otras actividades como el festival de percusión que se hace todos los años”, comentó el músico.

Para el maestro de la percusión, el lema de que “el músico se muere de hambre” es un decir que él jamás ha seguido ni compartido, pues desde el día uno los artistas que respetan el arte son los que viven dignamente de la música como cualquiera profesión, siendo la prueba más convincente el trabajo que cada uno hace día a día en la fundación Danilo Pérez.

Cruz, adelantó que hoy estará acompañando al maestro Rubén Blades y a Danilo Pérez en el concierto de esta noche, donde habrá un lleno total debido a que las entradas para este “show” se agotaron.

No dejes de leer