Es una situación grave que muestra a qué grado pueden afectar los desechos el medioambiente del planeta Tierra.
Por:
Octavio Quirós ([email protected]) -
| |
Lunes 13 de abril de 2015 12:00 AM

@quirosdiaadia

Ubicada entre California y Hawái, se encuentra una isla de basura que los expertos calculan mide 1.5 millones de kilómetros.

Según datos obtenidos y leídos por Carlos Rabat, presidente de la Junta de Síndicos de la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (Ancon), en un discurso que pronunció en un acto de firma de un acuerdo de cooperación público-privado, se conoció de la existencia de un continente de basura en el océano Pacífico.

Desechos flotantes

El continente de basura fue descubierto en 1997 por Charles Moore, y según datos obtenidos, está constituido por cuatro millones de toneladas de desechos flotantes, de los cuales el 80% es plástico.

Rita Spadafora, directora ejecutiva de Ancon, dio a conocer que el aspecto más importante es lo que hace la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (National Oceanic and Atmospheric Administration, NOAA), que señala que en realidad no es un bache de basura inmenso lo que encontraron en esos vórtices donde confluyen las corrientes en el Pacífico, sino partículas, y sobre todo de plástico, que están en el fondo del mar también, lo que hace muy difícil poder retirar esos desechos y hacer un aprovechamiento o disposición final de ellos.

Contaminación

El problema es que cuando se va descomponiendo el plástico, salen miles de millones de polímeros que quedan flotando en el mar, lo que contamina el agua y la vida marina con partículas inorgánicas, algunas apenas visibles al ojo humano que se arremolinan como alimento para peces.

Añadió Spadafora que también se ha podido apreciar que la contaminación del plástico se está abriendo camino en la cadena alimentaria.

Panamá contribuye

Se conoció por parte del Programa Regional de la Gestión de la Basura Marina en el Pacífico sudeste que los habitantes de las regiones costeras en Chile, Colombia, Ecuador, Panamá y Perú producen cerca de 123 mil toneladas por año de desperdicios (plástico, vidrio, metal) que no son recolectadas, de estas, entre 12,304 y 36,909 toneladas por año se convertirán en basura marina.

Zenaida de Castillo, subdirectora de Ordenación y Manejo Integral de la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (Arap), manifestó que los panameños contribuyen negativamente en la conformación de la isla de basura.

Esto se debe a que no hay un manejo adecuado de la disposición de la basura y a las personas les resulta más fácil deshacerse de ella arrojándola a los ríos, esteros, orillas de playas, quebradas y manglares.

Paliativos

De acuerdo con información publicada en el perfil de Facebook de una reconocida empresa con responsabilidad social, durante la ejecución del XXIII programa de limpieza de playas ríos y costas, en 2014, se recolectaron más de 35 toneladas de desechos de diferentes tipos en el ámbito nacional y solo en el sector de Costa del Este se recogieron 13.37 toneladas y en Panamá Viejo, 8.5, de las que el plástico PET fue el tipo de desecho que se recolectó en mayor cantidad, con más de 52 mil botellas.

Existen equipos internacionales de investigadores quienes pasan un tiempo en la mancha de basura para estudiar el contenido con la esperanza de eventualmente reciclarlo o transformarlo en combustible.

Holly Bamford, de NOAA, manifestó que un mayor reciclaje de plástico y uso de materiales biodegradables son la máxima esperanza para el control de estos parches de basura.

No dejes de leer