Fotos cortesía de: Yaguará Panamá
Por:
Redacción Web Día a Día -
[email protected] epasa.com | @DiaaDiaPa |
Lunes 11 de mayo de 2015 05:45 PM

El Ministerio de Ambiente en conjunto con Yaguará Panamá puso en marcha el proyecto de telemetría del Ocelote en el Parque Nacional Soberanía, a los que se les colocarán collares con GPS de última generación, con el fin de obtener información sobre su comportamiento y de esta manera dar un seguimiento a cada individuo in-situ y en tiempo real.

El Dr. Eric Flores, Jefe del Departamento de Vida Silvestre y Biodiversidad del Ministerio de Ambiente dijo que, este novedoso estudio es parte de una consultoría financiada con fondos del Ministerio, y que en particular este producto nos ayudará a identificar los patrones de movimiento y ámbitos de hogar de esta especie de felino, contribuyendo a tener una mejor idea del uso de hábitat en un área protegida que ha estado amenazada por el desarrollo urbanístico y de infraestructura

La directora nacional de Áreas Protegidas y Vida Silvestre del Ministerio de Ambiente, Zuleika Pinzón, destacó que el principal objetivo de la entidad es mantener la especie y garantizar su sobrevivencia. Por eso, se organiza un nuevo proyecto en el Parque Nacional Santa Fe, Veraguas. Allí se trabajará de la mano con agricultores y finqueros de la comunidad a fin de evitar el conflicto “Jaguar-Ganadería”, en el que los moradores tienden a cazar al felino debido a que éste se alimenta del ganado y afecta la producción pecuaria. “Hay otras soluciones además de matar al animal; es necesario que las personas las conozcan, por eso queremos trabajar directamente con ellos y hacer docencia”.

La funcionara agregó que se han instalado cámaras trampas en el Parque Nacional Volcán Barú en la provincia de Chiriquí. Con esta estrategia se va conocer más sobre la distribución y comportamiento de estas especies.

Dijo también que se ha invertido recursos en la puesta en marcha de este proyecto en apoyo al Plan de Acción para la Conservación del Jaguar, que incluye no sólo el monitoreo para conservar esta especie sino sus presas y otras especies de felinos silvestres que poseemos en el país, y el Ocelote es uno de ellos.

Es importante destacar que parte fundamental de este proyecto es dar capacidad a organizaciones nacionales, apoyar directamente a investigadores panameños y entrenar a nuevos estudiantes para que continúen la labor de investigar y conservar la biodiversidad del país.

En ese sentido, Ricardo Moreno biólogo, quien lidera el proyecto, destaca que éste propone acciones puntuales de conservación, concertadas entre los diferentes actores involucrados a través de talleres de capacitación, que incluyen temas sobre medidas antidepredación y una estrategia de comunicación, educación ambiental y difusión.

“Garantizar la conservación del Ocelote y otros felinos silvestres en Panamá requiere de un esfuerzo sostenido a gran escala, que no se puede realizar por sectores aislados, sino con la participación del Gobierno y de toda la sociedad y, en especial de la iniciativa privada”, añade Moreno.

Según el biólogo de Yaguará Panamá, quien ha estudiado los felinos silvestres en Panamá y Costa Rica durante más de una década, este método, en combinación con las cámaras trampa y las actividades de educación y extensión, logrará sentar las bases de la información ya colectada para que, desde una política nacional, se puedan desarrollar planes de acción más puntuales para la protección de las especies de Panamá.

Moreno concluye que la colaboración ha sido clave y ha permitido desde el año 2012 hasta la fecha, muestrear 16 lugares diferentes del país. Actualmente, de manera simultánea, se están tomando datos en ocho lugares distintos.

Flores concluye que, es importante que la población panameña voltee su mirada a la conservación de estas especies y de otras porque representan parte del patrimonio natural que compartimos con otros países del continente desde tiempos ancestrales, y que hace de Panamá un lugar biodiverso reconocido a nivel mundial.

Es importante destacar que parte fundamental de este proyecto es dar capacidad a organizaciones nacionales, apoyar directamente a investigadores panameños y entrenar a nuevos estudiantes para que continúen la labor de investigar y conservar la biodiversidad del país.

No dejes de leer