Por:
María Isabel Muñoz -
[email protected] | @MariaIsabelMzc |
Viernes 05 de junio de 2015 11:15 PM

Drama. Un verdadero drama se armó ayer con el periodista Panángel Kouruklis, de Radio Metrópolis, cuando terminó arremetiendo contra los homosexuales, contra “día a día” y contra mi persona.
Resulta que el señor Kouruklis se sintió indignado por la nota que salió publicada ayer sobre la Marcha del Orgullo Gay, en la que el presidente de la Asociación de Hombres y Mujeres Nuevos de Panamá nos contó que el Gran Huevo Rosa contra la homofobia se lo había ganado el Sr. Kouruklis, por comentarios ofensivos contra la comunidad LGTB, emitidos al aire en su programa radial.
Por esto, me  llamó al aire para dejar claro su punto de vista.
“Qué lástima que una periodista como usted se haya prestado para una nota de ese tipo... tenemos que hacer un esfuerzo para ver cómo podemos mejorar esa condición que afecta la institución principal que es la familia, y en nuestra campaña no acepto a esos señores, señoras, ya no sé ni qué son, ni cómo decirles... siempre ha existido la homosexualidad y siempre se ha combatido, y aquí tenemos que hacerlo y defender la decencia”, comenzaba el periodista Panángel.
Al preguntarle si en esa campaña no incluía los valores de respeto y tolerancia a los homosexuales, nos contestó:  “día a día es un tabloide que trae basura constantemente y que apoya estas cosas... usted tiene un problema (por apoyarlos)”, la homosexualidad no es un derecho, es una conducta, no hay ninguna diferencia entre un homosexual y un homicida, así de grave lo considero, igual que con la cleptomanía y la zoofilia, y la homosexualidad está muy ligada con la pedofilia, es una situación enfermiza y depravada que puede afectar a nuestros niños”, continuaba.
En este momento de la conversación, una señora que nunca se identificó gritó al aire: “Eres una atrevida por poner a Panángel en ese periódico, ¿con qué derecho?, no pongas más nunca una noticia así de él”.
Entre más confrontaciones, le preguntamos al señor Panángel por qué no  había llamado al señor Beteta, y nos dijo que lo haría; pero al llamarlo   después, nos contó que jamás lo habían contactado.
“Estoy con la garganta seca, este señor se ha pasado, y es hora de que deje de insultar a la comunidad, iré al Ministerio de Gobierno a poner una querella formal, a ver qué se puede hacer, porque este señor está incitando al odio y a la violencia utilizando un medio de comunicación, y después de formalmente darle el Gran Huevo Rosa, quiero hacérselo llegar, esto tiene que parar”, nos explicó el activista.

No dejes de leer