Por:
Delvin Castillo -
[email protected] | @castillodelvin |
Lunes 08 de junio de 2015 09:45 PM

Al parecer, una gran deuda se está teniendo con los estudiantes del país,   al reflejar un  atraso en la actualización de   la historia de Panamá en los  textos escolares.
 Rommel Escarreola, profesor de Historia y miembro de la Comisión Nacional de los Símbolos de la Nación, señaló que hay un atraso de aproximadamente 50 años.
El profesor añadió que la historia sigue siendo narrativa, con fechas, nombres y no es  de interpretación de los hechos, que figuras sobresalientes prácticamente están siendo copiadas y desconocidas.
No obstante, Escarreola  sostuvo que en los textos escolares en su mayoría desconocen algunos acontecimientos, como el del 20 de Diciembre de 1989, cuando se dio la invasión de Estados Unidos a Panamá, entre muchos otros acontecimientos que los estudiantes no tienen fecha de referencia.
El docente explicó, además, que el libro de Historia Moderna y Contemporánea  de Panamá se ha cambiado por Historia Moderna y Postmoderna y que es un grave error, ya que la postmodernidad no es límite para interpretar la historia.
Afirmó que es una  gran responsabilidad del Ministerio de Educación (Meduca) ser más cuidadoso en la  aprobación de los currículos para evitar los errores que se registran, y que después de que los textos escolares pasen a Currículum, debe plantearse una discusión nacional y comprometerse a hacer un seminario para su interpretación.
En tanto, Fermina Santana, exdirectora de la Escuela de Historia de la Universidad de Panamá, expresó que   hay una deuda muy grande que se tiene con la población estudiantil, ya que todo lo que se registra o   aparece en internet no es correcto y se puede confundir, y en realidad no podrán aprender la verdadera historia.
Santana afirmó que las actualizaciones en los textos escolares deben darse por lo menos de tres a cinco años para que no haya muchas deficiencias y confusiones.
Para  Mario Rodríguez, director general de Educación del Meduca,  existe  una norma que establece que cada cinco años se deben revisar los textos escolares para sus actualizaciones y es un proceso que se mantiene vigente.
  Rodríguez señaló que hay una comisión que revisa  los textos y certifica que los textos estén correctamente y cumplan con el contenido curricular.
Añadió que  no se establece de manera obligatoria el uso de los textos escolares a los estudiantes, reciben es una oferta de texto y puede ser copias.
 

No dejes de leer