Por:
Ciudad del Vaticano, Vaticano/ EFE. -
[email protected] | @diaadiapa |
Martes 23 de junio de 2015 10:30 AM

       El Vaticano reveló hoy que existe un "común acuerdo" sobre una "vía penitencial", bajo la autoridad de los obispos, para reintegrar en la Iglesia católica a los cristianos divorciados         que  se hayan  vuelto a casar.

      Así se refleja en las respuestas dadas por las conferencias episcopales a las preguntas planteadas con vistas al próximo Sínodo de la Familia, que se celebrará en octubre y que hoy         reveló la   Santa Sede.
 
     En ese "Instrumentum Laboris", se señala en relación con los fieles divorciados que se hayan vuelto a casar por lo civil que esa "vía" incluiría una "toma de conciencia del fracaso y de      las   heridas" producidas por la separación de los cónyuges.
 
    Y que vaya señalada por un "arrepentimiento", además de por una verificación de la "nulidad del matrimonio, el compromiso a la comunión espiritual y la decisión de vivir en             continencia".
 
 
    En texto recoge las conclusiones del Sínodo Extraordinario de la Familia del pasado octubre, en el que se constató la existencia de un debate sobre el "acceso a los sacramentos de la     penitencia y la eucaristía" de los divorciados vueltos a casar.
 
   Sobre el asunto de la situación de esas personas las respuestas obtenidas de las conferencias episcopales indican que se debe dar "un acompañamiento de gran respeto" a esos casos.
 
   Y ello para evitar que las personas afectadas se sientan "discriminadas y promoviendo su participación en la vida de la comunidad".
 
   Además, se menciona la posibilidad de estudiar "suprimir" las "exclusiones" que pesan sobre esas parejas en los ámbitos "litúrgico-pastoral", "educativo" y también en el "caritativo".
 
   El documento señala también que las respuestas obtenidas indican que debe prestarse "una atención específica a sus hijos, dado el papel educativo insustituible de los padres, debido   al  interés preeminente del menor". 
No dejes de leer