¿Acaso es lo que estamos pensando?. Foto/EFE
Por:
Redacción/Web -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Jueves 02 de julio de 2015 10:30 AM
 
Una de las razones por las que Ben Affleck y Jennifer Garner habrían decidido poner punto final a su matrimonio de una década, tal y como anunciaron el pasado martes, sería la estrecha amistad que el actor aún mantiene con su ex prometida, Jennifer Lopez.
 
“Todo el mundo está hablando de JLo y de Ben, y de cómo resulta inevitable que vuelvan a estar juntos en algún momento. Les llaman el Richard Burton y la Liz Taylor de Hollywood [por su tormentosa relación]. En los pasados Óscar no dejaron de coquetear y se han mantenido en contacto vía correo electrónico todos estos años. Es algo que nunca le gustó a Jennifer Garner”, explicó una fuente al periódico The Sun.
 
Otro de los motivos que precipitaron el divorcio del matrimonio fueron los problemas personales de Ben, quien decidió volver a beber para preparar su personaje de la película Perdida a pesar de que llevaba sobrio desde 2001. Además, el actor también se perdió la fiesta de cumpleaños de su ya ex esposa el pasado mes de abril y la celebración por el día de la madre en mayo, dejando plantada a Jennifer con los tres hijos que tienen en común: Violet de 9 años , Seraphina de 6 y Samuel de 3.
 
“Es un problema que lleva ahí mucho tiempo, es un milagro que Jennifer haya aguantado tanto. Lo ha intentado a fondo, pero Ben ha vuelto a las andadas. Volvió a beber mientras rodaba Perdida y ha estado apostando mucho. Jen estaba harta de que volara a Las Vegas para acudir a partidas privadas y de que se perdiera las vacaciones familiares para poder hacer viajes en solitario. En su casa prácticamente no hay alcohol, así que Ben siempre desaparecía cuando quería desahogarse”.
 
Con datos de eonline.com (E! NEWS)..
 
No dejes de leer