En el Reglamento de Tránsito se establece que los conductores que brinden el servicio de transporte público o selectivo no pueden negarse a llevar pasajeros.
Por:
Thaylin Jiménez -
[email protected] | @TJimnz |
Jueves 20 de agosto de 2015 12:00 AM

Los taxis son una alternativa de transporte para llegar rápido  de un punto a otro; sin embargo, lograr tomar uno es una tarea difícil, aparte de tener que aceptar las reglas del chofer.
Los usuarios de  taxis manifiestan que deben  compartir el transporte  hasta con tres pasajeros o más.
Lo cierto es que con tal de llegar a su destino, y aprovechar el sí del conductor, la mayoría queda aceptando lo que pase de allí  en adelante.
Leticia Chan, usuaria del transporte, indicó que tomar un taxi en la capital se ha convertido en toda una travesía.
“Al esperar un taxi, primero te expones al no voy que aún sigue siendo costumbre de los conductores. Si logras que uno te diga que sí, monta más pasajeros y los reparte en el camino como mejor le parezca”.
Antes el “no voy” de los taxistas era una frase que se escuchaba exclusivamente los días de quincena, décimo o festivos. Ahora, es la  expresión más frecuente que escuchan los  usuarios que por necesidad utilizan el servicio de transporte selectivo.
Carlos Montero, otro usuario resaltó que le deberían exigir a  todos los taxistas el uso de un uniforme que los identifique, así uno sabe por lo menos a qué piquera pertenece, por cualquier inconveniente.
Los precios
Las tarifas son otro problema que viven los usuarios a diario, pues no les cobran una tarifa fija de un lugar a otro, y la tarifa mínima es de $1.50.
Ante esto, la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre establece tarifas especiales para cada área. Están establecidas por zonas y los usuarios pueden encontrarlas en la página web de la institución.
Los protagonistas
Edilberto Torres, quien lleva en el negocio de manejar taxi más de ocho años   explicó que los tranques hacia diferentes áreas del país son la razón principal por la cual los taxistas a veces se niegan a llevar a los pasajeros a su destino.
Aunque reconoció que no es una buena práctica y que además pueden ser sancionados, hay vías que son  intransitables, y es más lo que se gastará en gasolina que lo que cobrarán por la carrera.
Otro detalle son las zonas consideradas como peligrosas en la que compañeros han perdido la vida, nadie quiere ir, agregó Torres.
Mientras, Darío Argüelles, taxista, manifestó que hace falta más seguridad en las calles para poder brindar así un mejor servicio a los usuarios y que ambas partes se sientan seguras.

No dejes de leer