Panameños aseguran que el presidente Juan Carlos Varela sembró el terror y miedo entre ellos por algunas represalias de Isis.
Por:
Yanelis Domínguez -
[email protected] | @YanelisDD |
Miércoles 18 de noviembre de 2015 12:00 AM

Si Panamá no tiene ejército, su economía solo alcanza para las necesidades básicas y, peor aún, sus estamentos de seguridad de a malas están preparados para atender la delincuencia interna, ¿cómo es que ahora el mandatario se atreve a decidir que el país va formar parte de  una coalición de países de la comunidad internacional contra el grupo Estado Islámico (EI)?, se preguntan algunos expertos en el tema.  
Para el internacionalista Julio Yao, esta decisión ha sido "la metida de pata más grande" que ha cometido el gobierno de Juan Carlos Varela, pues  hizo una decisión personal, no consultó y violó el tratado de neutralidad del Canal de Panamá;  ahora este lugar de comercio mundial y sus habitantes corren peligro.
Según Yao, el tratado está firmado por múltiples países que ahora también se verán afectados con la decisión de este gobierno, pues nadie les pidió consulta. Hay países como Perú y Ecuador que dependen al 100% de este medio de comercialización y ahora están en riesgo, en pocas palabras el presidente arrastró a este y otros países con su mala actuación.
“Panamá ha pasado de ser un país mediador a estar  inclinado a una preferencia mundialista, entonces con qué cara vamos a decir que lamentamos los muertos en Siria cuando apoyamos a Francia”, aseveró.
De suceder algo similar en el país, sería poco lo que la seguridad podría hacer, un ejemplo claro es que si Francia estaba en alerta máxima y aún así fallecieron cientos de personas, solo imaginarse eso en nuestro país sería un caos mayor.
Seguridad
 Rolando Mirones, exdirector de la Policía Nacional, percibe que al parecer el mandatario y su canciller desconocen el tema a fondo, pues ellos no pueden decir que forman parte de una coalición y que solo darán ayuda humanitaria, pues entrar en esto implica mucho más de lo que ellos piensan.
“Con qué autoridad moral ahora Panamá va a sentir pena de las situaciones que deja la guerra en otros países si ya se fue con un bando”, cuestionó  Mirones.
Adujo que si el mandatario sabe lo que esto puede repercutir en la vida de los panameños, entonces debe echarse para atrás, aunque sea difícil en su posición.
Gobierno quiere explicar la situación, pero no le creen
Las  autoridades aclararon  que los esfuerzos que realizará Panamá han sido confundidos.  “Panamá no tiene ejército, Panamá sabe cuáles son sus fortalezas y debilidades, y pensar que Panamá iba a mandar un ejército a luchar proactivamente contra   Isis (Estado Islámico) sería realmente inaceptable e irresponsable con el pueblo panameño, eso no es realmente lo que ha pasado”, expresó   Gian Castillero, asesor de asuntos económicos de la Cancillería panameña en un programa radial.
Al respecto, la vicepresidenta y canciller de Panamá, Isabel De Saint Malo de Alvarado, defendió la decisión  de apoyar la coalición internacional contra Estado Islámico (EI) y aclaró que la contribución panameña es para evitar la financiación del grupo terrorista a través de su centro financiero.
Datos importantes
Según la agencia de noticias AFP, en septiembre de 2014, Estados Unidos anunció que más de 40 países participarían, de una manera u otra, en la coalición contra los yihadistas de EI.
De ellos, 25 son reseñados en una lista confeccionada por el departamento de Estado. Otros podrían colaborar discretamente en distintos planos: diplomático, de inteligencia, asistencia militar, lucha contra el reclutamiento y redes financieras del EI.
El apoyo militar lo darían: Estados Unidos, Canadá, Francia, Reino Unido, Australia, Alemania, Italia, Albania, Polonia y Dinamarca. Mientras que Estonia entregaría equipamiento militar.
En el renglón de ayuda humanitaria y donaciones salieron a relucir en la lista Arabia Saudí, Kuwait, Australia, Reino Unido, Canadá, Francia, Noruega y Polonia, entre otros.
Ahora Panamá, un país 3.5 millones de habitantes, es el único de América que  se suma a los esfuerzos de la comunidad internacional contra el EI y esto ha causado un gran revuelo social, pues ahora la  sociedad civil, gremios y personas de renombre piden explicaciones al Gobierno.

No dejes de leer