Mitradel dijo que se plantea el tema de productividad.
Por:
Brenda Ducreux -
[email protected] | @b_ducreux |
Jueves 21 de enero de 2016 12:00 AM

La realidad del salario mínimo es que es impuesto por ley y no por productividad, entonces esto impacta al trabajador y a las empresas.
  Y es que de acuerdo con una encuesta realizada por la consultora internacional PwC a 90 empresas del país, se relevó que esto influye en la retención y motivación del personal.
Rodrigo Zapata, gerente de Consultoría de Recursos Humanos de PwC Panamá, explicó que “de más de 600 posiciones en el estudio, el 14% tiene un salario menor a los $650. Dentro de estas posiciones hay saloneros, mercaderistas y otros”.
La encuesta ejecutada en el 2015 también detalla que dicho aumento  afecta de tal manera al personal, pues  reduce o elimina incentivos por desempeño, posiciones y antigüedad.
“Lo que pasa es que el salario mínimo es  gasto. Al impactar las ganancias, es posible que impacte el bono”, explicó Zapata.
Para tratar de mantener la motivación en los trabajadores, se puede preparar un plan individual de compensación total para dar perspectiva de beneficios adicionales al salario, dijo.
Gabriel Diez, expresidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada, piensa que el salario mínimo debe ser para las personas que no están estudiadas, mientras que a las que sí lo están, la empresa debe aumentarles de acuerdo con sus capacidades y aptitudes.
En tanto, el secretario general del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral, Samuel Rivera, dijo que el salario mínimo es una realidad jurídica y que en la entidad  se plantea  discutir la aplicación del  tema de productividad dentro de las empresas para luego ser llevada la propuesta a la Comisión de Salario Mínimo.

No dejes de leer