Mónica 'Lola' Díaz
Por:
Anne Lorain Lanier -
[email protected] | @AnneLorain |
Viernes 19 de febrero de 2016 12:00 AM

Ayer, se encendieron las alarmas, luego de que Mónica “Lola” Díaz, presentadora de Suelta El Wichi, posteara varios videos a través de sus redes sociales sobre un confuso incidente entre ella y Mario Castañeda, gerente de seguridad de la empresa “Concord Security”.

Mucho se habló todo el día de los detalles que mostraban las fotos y videos, donde Mónica pedía auxilio y gritaba que le robaban el celular, entre otras declaraciones sobre el altercado.

Lo primero que hicimos, al no conseguir en primera instancia a Lola, fue llamar a Concord Security para obtener su versión del caso.

“Estábamos en una operación con la Policía Nacional en un local, la joven empezó a grabar en un momento inapropiado y el locatario le quitó el celular, luego se lo dio a nuestro gerente, quien no permitió que ella se lo quitara de vuelta y ella fue y agredió al gerente... en un punto ni siquiera era su celular sino otro Samsung”, nos explicó un representante de la empresa.

A raíz de la discrepancias entre las versiones, nos fuimos tras la pista de todo, y nuestra primera parada fue “Balboa Boutique”, lugar de los hechos, donde conversamos con dos testigos.

Uno pidió reserva de su nombre pero nos comentó que ya en varias ocasiones Lola había tenido problemas con la administración e inclusive la primera vez que pasó, agarraron unos artículos y se los tiraron abruptamente dentro del local de su local. “Yo vi lo que pasó y considero que sí hubo abuso policial y por parte de la administración, esa orden vino de arriba”, explicó el testigo.

Conversamos con uno de los vendedores en el local de Díaz y nos dijo que no presenció lo que había pasado pero sí vio cuando minutos después Lola apareció alterada y llorando, y le contó lo sucedido, además fue él quien la dejó en medicatura forense.

Lola por su parte, mantenía su teléfono apagado y por razones legales tampoco nos dio declaraciones oficiales pero lo que sí tenemos es la información que posteó en las redes: “Tenemos fotos, vídeos y testigos del abuso y la indiferencia de los agentes de seguridad y Policía Nacional... ¡Gracias a los que pudieron grabar esto! No le falté el respeto, el retuvo mi celular por estar grabando, un abuso por parte ellos”.

Entre nuestro recorrido de todo el día tras las pistas, nos mantuvieron de aquí pa’ allá, pues se decía que Lola estuvo en el Hospital San Miguel Árcangel, anduvo en patrulla toda la distancia, fue a la subestación de Bella Vista, además de Medicatura Forense. ¡Qué día tan pesado!

Al cierre de esta edición no se supo quién tuvo realmente la culpa, ni cuál versión era la correcta.


‘Lola’ gritaba en el video, que le estaban robando el celular.

No dejes de leer