¡Sergio quiere medio millón!
Por: Anne Lorain Lanier
[email protected] | @annelorain
Miércoles 22 de junio de 2016 12:00 AM

Lo anunció, y lo hizo realidad, sí señores, Sergio Lópes, el mismo que fue expulsado de Calle 7 hace una semana, presentó formalmente sus demandas legales, contra algunos medios por difamar su imagen y perjudicarlo.

Su abogado, el licenciado Catalino Rosas, nos contactó ayer, y reveló que él y su socio, el abogado Jorge Alberto Ceballos interpusieron dos demandas, la primera, contra TVN por Suelta el wichi, y la otra contra Corporación La Prensa, por el periódico Mi Diario, cada uno por $250 mil. Sí, señores, medio millón de dólares.

"Está en firme el papeleo, en Suelta el wichi destruyeron la imagen del señor, cuando aquí no se ha probado que él ha hecho eso, y Mi Diario sacó una contraportada llamándolo abusador y demás, ellos no tienen ninguna prueba, fueron temerarios en sus acusaciones", aseguró.

Frente a tantos ataques, contra su defendido, volvió a aclarar que su cliente, no ha cometido ningún delito en Panamá, mucho menos ha tenido problemas con la ley. En cuanto a la denuncia que hizo su exesposa, Ingrid Hansen Vik, donde lo acusaba de maltrato, ya fue cumplida en Ecuador.

Sobre esta demanda, en nombre de TVN habló con nosotros, José Luis Vega, relacionista del canal, quien aclaró: "De parte nuestra, no hemos recibido ninguna notificación sobre este tema, por lo que de momento no podemos dar una posición de eso".

Por último, buscamos al dueño de los wichis, Franklyn Robinson, para que diera la cara por esta demanda de 250 mil dólares a TVN y dijo: "Me da risa. No le meteré mente, desde hace dos semanas, lo borramos de los archivos. Él no existió, no existe, ni existirá. Es la única persona en Panamá que tengo vetado de todos mis programas, por andar inventando historias. Ustedes también tengan cuidado que los meta un revulú de gratis. Cuida'o y se voltea la tortilla, por andar inventando vainas y él sale peor".

 

  • Su abogado, reincidió en el hecho de que Sergio López, es panameño.

 

No dejes de leer