Gisela Tuñón
Gisela hace un llamado para que estén más alerta en las calles. Fotos: Instagram.
Por:
Luis Trujillo -
[email protected] | @luistruji |
Martes 20 de septiembre de 2016 02:00 PM
 
Las calles de Panamá, o mejor dicho las del mundo no son las mismas. La que pasó por dos momentos incómodos en los últimos 30 días fue la empresaria y comunicadora Gisela Tuñón. Sí, ella publicó en su cuenta de Instagram que delincuentes le han robado en dos ocasiones.
 
“Parece que ahora debemos vivir con miedo.  Me han roto el vidrio de mi auto y me han robado ya dos veces en MENOS DE UN MES.  Primero a las 4pm; ahora a las 8pm.  
Hacia dónde vamos?????  Qué tristeza y dolor siento. Tan duro que uno trabaja para conseguir sus cosas.  Gracias le doy a Dios que lo que perdí fue ropa y todo mi maquillaje, solo cosas materiales.
Por favor tengan cuidado y no dejen nada en sus autos... la delincuencia ya no es normal. 
Ya Panamá no es el mismo, debo decirlo con el dolor de mi alma".
 
No podíamos quedarnos con eso y la localizamos para ahondar en el asunto que para ella es sumamente preocupante, porque en cualquier lugar puede suceder eso. “Ya no se puede, uno fue a finales de agosto y ahora en septiembre, 'man' ¿cómo así? uno fue en San Francisco, en un lugar supuestamente superseguro. Ya aquí en Panamá no hay sitios seguros...y no se trata de Panamá, sino en el mundo, ojo, es triste esta cosa. Uno, lo engorroso y triste, lo que uno trabaja y viene otro y se lo lleva, me entristece y dos, no solo Panamá ha cambiado, sino el mundo. Yo  antes no me preocupaba donde me estacionaba. O sea estoy al lado del San Fernando, un área transitada, con policías las 24 horas y pasa esto. Tenemos que estar claro que el mundo cambió   que debemos tener cuidado”, expresó Tuñón. 
 
Al preguntarle si puso la denuncia,  nos sorprendió lo que le pasó. “Denunciaaa, si cuando pasó eso, venía un policía, lo paré y le dije lo que sucedió y me respondió vaya a la corregiduría y allá la ayudarán...”. ¡Umm!
 
En el primer robo, le rompieron el vidrio grande del auto y el ladrón se llevó la sorpresa de que en la maleta que se llevó habían cuadernos y no una computadora. 
 
A todo esto, Gisela sacó lo positivo de este incidente y hasta le envió un mensaje al malandro.  
"Querido ladrón gracias por acordarme que el mundo está cambiando, gracias por enseñarme que debo tener más cuidado, que debo estar más alerta y que debo fijarme dónde me estaciono".
 
Creo en Dios, y no es por ti,  sino para qué... uno, para que esté ojo al Cristo y dos, para que alerte a las demás personas". ¡Oh sí! 
 
No dejes de leer