Por:
-
| |
Miércoles 02 de agosto de 2017 12:00 AM

El que sufrió de pánico... y no escénico, por algunos minutos, fue Samy Sandoval al lanzarse del "zipline" de Londres, que tiene una altura de 180 escalones. Aunque al principio se le muy veía nervioso por superar esta prueba, él y su esposa pudieron lanzarse de la tirolesa y disfrutar de la atracción. Eso sí, no faltaron el casco y la rodillera, por si acaso; es más, hasta quedaron repitiendo y todo. ¡Más bien!


'Yo de a vaina me monto en los carros. Vamos a ver qué pasa', dijo.
No dejes de leer