Foot
Fotos: Zenaida Vásquez.
Por:
Zenaida Vásquez -
[email protected] | @diaadiapa |
Martes 12 de septiembre de 2017 01:45 PM
 
Con mucha tristeza se encuentra el personal médico del Hospital Joaquín Pablo Franco Sayas en Las Tablas, por el vandalismo ocasionado a los equipos de radiología de este centro hospitalario.
 
Tania Alvarado, subdirectora del hospital detalló que ayer en horas de la mañana, el jefe de radiología Germán Lucero comunicó haber encontrado los equipos tirados en el piso, algunos con excremento humano.
 
Explicó que el lugar donde se encuentra permanece sin seguro debido que la puerta posee un sistema digital y que la clave se extravió a lo largo de los años. 
 
Los equipos son los traductores de Ultrasonidos, valorados en unos 65 mil dólares. 
 
“No sabemos si estos traductores fueron tirados o colocados sobre el piso, de haberlos tirado, podría estar quebrados por dentro, los tableros donde se maneja todos los comandos del equipo de ultrasonidos también tenían excremento” expresó Alvarado.
 
Debido a la limpieza que hubo que hacer, ayer no se logró dar el servicio de radiología a pacientes hospitalizadas, pero sí al cuarto de urgencia porque allí se colocaron otros equipos que cumplían con la función para darle asistencia a los pacientes.
 
“Todo el personal médico ha quedado consternado con este hecho, no pensábamos que iban a suceder cosas así y no sabemos aún que tanto daño se hizo en los equipos, si es útil y mañana miércoles es que se conocerá luego de que la empresa que lo vende va a revisarlos para saber si se pueden seguir utilizando este ultrasonido” expresó Alvarado.
 
Indicó además que se tiene que hacer un investigación con todo el personal de turno y posteriormente colocar las denuncias.
 
Adelantó que se inició un proceso de compra de cámaras para áreas sensitivas en el Hospital, como rayos x, consulta externa, las salas, un sistema similar a los que tienen los Minsa Capsis, para monitoreo.
 
Este centro hospitalario ha sido por meses pasados blanco de los amigos de lo ajeno, quienes hurtaron equipos electrónicos en el departamento de farmacia.
 
Las citas fueron reprogramadas para los pacientes, hasta que la compañía les de un informe y luego recuperar las citas de los pacientes.
No dejes de leer