Por:
Marian Ruiz G. -
[email protected] | 26mariang |
Jueves 05 de octubre de 2017 12:00 AM

No hay mal que por bien no venga. Este popular refrán cae como anillo al dedo en la vida del karateca panameño Héctor Cención.

Y es que debido a su mal comportamiento cuando era niño, algo muy común en esa etapa, su progenitora, Elsa Salazar, se dio a la tarea de buscar ayuda ante esta situación.

Salazar dio en el clavo al buscar en el deporte una alternativa positiva como distracción para su hijo.

"Era inquieto y no hacía caso. Me metí a este deporte porque me portaba muy mal y mi mamá quería que fuera más quieto. Un día, en mis vacaciones escolares mi mamá llamó al celular de mi hermana y le preguntó si queríamos meternos en algún deporte, mi hermana dijo karate y por seguirle la corriente también respondí karate, y así empezó todo", reveló Cención a día a día.

Sus primeros pasos serían guiados por el senséi maestro Valentín Reyes, con quien entrenó durante cinco años en la Policía Nacional de Ancón.

Tiempo después fue inspirado a conquistar nuevas metas en la disciplina de artes marciales.

"Cambié de entrenador porque no solo quería ser karateca, quería ser un atleta y cuando dije eso, fue porque vi a unos atletas de la selección de Panamá en una competencia en Chiriquí, donde fui a competir como hobby, y me dije quiero ser como ellos cuando sea grande", expresó.

Hoy día es bicampeón nacional de karate y centroamericano, además es campeón de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, también Panamericano y se encuentra de tercer lugar en el ranking mundial de kata sub-21.

 

 

 

 

Este deporte le ha enseñado a ser fuerte, que no hay barreras cuando tu mente y corazón fijan una meta, pero reconoce la falta de una figura paterna.

"Sería esencial tener a un padre siempre presente, pero él nunca estuvo para mí, eso no es lo más difícil, pero sí afectó un poco. Lo que ha sido más difícil como deportista es encontrar apoyo, ando rogando y buscando apoyo para poder asistir al mundial", expresó.

Actualmente se prepara para el mundial de karate sub-21, en la categoría kata individual, a celebrarse en España, del 23 al 29 de este mes, derecho que se ganó al colgarse la medalla de oro en la misma categoría en el campeonato Panamericano Junior y Cadete.


Pensé llegar hasta donde estoy, pero no tan rápido, todo se debe a Dios, el esfuerzo y la dedicación que le metí en estos últimos dos años.

Todos mis triunfos se los dedico principalmente a Dios, a Panamá, mi familia y mis entrenadores José Aulenti y Gino Rodofile.

El atleta panameño lleva nueve años practicando esta disciplina.

El atleta Héctor Cención, de 18 años de edad, reside en San Isidro, San Miguelito.

Su meta cercana es colgarse una medalla en el Mundial de España 2017.
No dejes de leer