Unos 184 jueces de paz deberán comenzar a impartir justicia comunitaria a partir de enero del 2018 en los municipios de Panamá, Colón y La Chorrera.
Foto/Eric Ariel Montenegro
Por:
Eric Ariel Montenegro/Redacción/Web -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Lunes 23 de octubre de 2017 04:45 PM
La implementación de la Ley 16 de junio de 2016 que instituye los Jueces de Paz y dicta disposiciones sobre Mediación y Conciliación Comunitaria, enfrenta problemas financieros para su puesta en ejecución en el distrito de La Chorrera.
 
Unos 184 jueces de paz deberán comenzar a impartir justicia comunitaria a partir de enero del 2018 en los municipios de Panamá, Colón y La Chorrera, los cuales fueron seleccionados como pilotos en este proceso.
 
La  puesta en práctica de la Mediación y Conciliación Comunitaria junto a la contratación de 18 jueces de Paz, alcanza un presupuesto de medio millón de dólares ($500.000), una suma con la cual el municipio no cuenta, aseguró el alcalde Tomás Velásquez.
 
Con antelación dijo Velásquez -aunque de forma verbal-  el Ministerio de Gobierno, se había comprometido a aportar la mitad del presupuesto requerido.
 
Para reducir este presupuesto, se plantea la posibilidad de reducir el número de jueces de paz, agrupando los corregimientos rurales aunque manteniendo un Mediador por cada uno de los 18 corregimientos.
 
Los corregimientos quedarían agrupados así: Herrera, La Represa y Mendoza tendrían un solo Juez de Paz, al igual que Obaldía, Hurtado y Arosemena. Otros corregimientos que se agruparían serían Santa Rita, Feuilleth y Los Díaz. 
 
En los corregimientos de Barrio Balboa, Barrio Colón, Guadalupe, Puerto Caimito y Playa Leona se mantendría un juez de paz por cada jurisdicción. 
 
El articulo cinco de la  Ley 16 de junio de 2016, establece que “en caso de que los niveles de conflictividad sean bajos,  o debido a la proximidad de los corregimientos, la densidad de la población y en distritos con un máximo de cinco corregimientos, el Concejo Municipal podrá reducir el número de jueces de paz en el respectivo municipio”.
 
Según el Alcalde Velásquez, esta propuesta ya fue presentada al Ministerio de Gobierno, quien deberá una respuesta antes del mes de noviembre próximo. 
 
Los jueces de paz en las zonas urbanas devengaran una salario de mil 500 dólares en tanto que los asignados a áreas rurales será de mil 200 dólares. 
 
El presupuesto de medio millón de dólares involucra además la transformación de las corregidurias en Casas de Paz. 
 
Por otro lado, la sociedad civil en este distrito se alista para seleccionar sus representantes ante la Comisión Técnica Distrital, la cual tendrá la tarea de seleccionar a los jueces de paz.
 
Según esta ley, los jueces de paz tienen una lista de 20 funciones, las cuales deberán cumplir en conjunto con mediadores.  
No dejes de leer