A sus 43 años, por motivos que desconozco, pudo tener dos veces relaciones sexuales con su novia y tuvieron 2 hijos y ahora 5 nietos.
Ricardo Martinelli.
Foto/Archivo
ETIQUETAS:
Por: Redacción/Web
[email protected] | @DiaaDiaPa
Domingo 11 de marzo de 2018 06:15 PM
Hablando con un boricua que tiene 25 años preso y sale dentro de las próximas semanas. Este caballero tiene 3 asesinatos y fue capturado en alta mar con varias toneladas de droga.
 
 A sus 43 años, por motivos que desconozco, pudo tener dos veces relaciones sexuales con su novia y tuvieron 2 hijos y ahora 5 nietos. 
 
Su madre está falleciendo de cáncer y él no conoce el internet, menos los Iphones, ni los celulares, menos las nuevas tiendas.
 
Me pidió una ayuda, él no quiere delinquir. Está limpio y quiere rehacer su vida. 
 
No conoce a nadie, salvo a quienes han estado presos con él. Lo siento arrepentido, pero ¿quién le dará trabajo? En ningún lado hay planes para quien cumpla su pena con la sociedad.
 
 Estos al salir, asumo que se frustrarán por no tener una mejor calidad de vida. Esta cárcel no regenera, pero sí creo que degenera. 
 
Hay otro “viejo” de 68 años (y yo con 66 años), tiene mal carácter no tiene familia y simplemente rehúsa salir de aquí. Este es su hogar o ir a dormir debajo del puente en Downtown, Miami, qué tristeza. 
 
Después a comer de lo que le dan o de los tinacos.
 
No creo que tenga familia, su carácter es agrio, lo bueno es que es callado. Juega cartas y dominós. No conozco su nombre, pero el pobre poco habla, salvo a los parlanchines como yo.
 
 Aquí todos me cuentan sus historias porque un libro he de escribir, y  todos, además de ser parte, desean que alguien vea su lado de la historia.  Se siente el fracaso de la sociedad en estos casos
 
Todos los días va alguien al “martillo” y los resultados generalmente no son halagadores. Hay poca o ninguna comparación y no hay piedad. 
 
Quién sabe es parte de la cultura anglosajona que, una vez aplicada para “latinos”, se convierte en más estricta que el mismo papa. Yo veo al afroamericano ayudándose, pero a los demás los veo cómo se perjudican ellos entre sí cada vez más. 
 
Este otro es un connotado miembro de una pandilla que está a punto de perder su casa en Puerto Rico y decide introducir sustancias ilícitas a la cárcel, hecho que por alguna razón, él dice, no se consumó y ahora anda pidiéndole dinero a todo el que pueda. Alguien caerá, ese no seré yo, porque a gente así  no la puedo ayudar.
 
Aquí había uno que estaba en una cárcel y le compraba minutos a todos porque decía que tenía 8 novias. Le habían dado 20 años y tiró a no se cuántos al agua, más que todo a políticos de su país, y ahora solo tiene 6 años, pero esa no es su felicidad, me cuentan que tiene 2 celulares a nombre de otros en la cárcel federal donde está, no me consta, pero eso dicen.
 
Aquí hay cuatro judíos que comen comida especial y como 3 aspirantes a judíos más uno que se volvió loco y se lo tuvieron que llevar a un confinamiento solitario.
 
Otros se pasan rezando y uno más malapaga pidió transferirse otro, pero para no pagar sus deudas contraídas que aquí son como en  una gallera “se pagan”.
 
Aquí todos se ayudan y prestan cosas, se pagan después o cuidado nunca. Una vez había un gay que era molestado por muchos, yo tuve que salir a defenderlo y que lo admitieran en el piso. Me duele mucho la discriminación sea a quien sea y por eso he de defender a los más débiles siempre.
No dejes de leer