España se exhibió ante Argentina con una paliza histórica comandada por Isco con la que presentó su seria candidatura a ganar el Mundial de Rusia.
Isco Alarcón
Isco Alarcón
ETIQUETAS:
Por: Redacción/EFE
[email protected] | @DiaaDiaPa
Martes 27 de marzo de 2018 04:30 PM
España se exhibió ante Argentina con una paliza histórica (6-1) comandada por Isco con la que presentó su seria candidatura a ganar el Mundial de Rusia, en el que Brasil también tendrá mucho que decir después de vengarse del "Mineirazo" de Alemania tras ganar 0-1 en Berlín.
 
Los hombres de Julen Lopetegui dieron una lección de fútbol en el estadio Wanda Metropolitano. Argentina, sin Lionel Messi, lesionado, fue avasallado por un equipo que pasó por encima de Argentina, que mostró pocos recursos y fue muy vulnerable. El resultado final, 6-1, iguala los dos peores de su historia (6-1 ante Bolivia en la clasificación para el Mundial de Sudáfrica 2010 y contra Checoslovaquia en el Mundial de Suecia 1958).
 
Isco, junto a Marco Asensio y una solidez defensiva en la que destacaron Sergio Ramos y Gerard Piqué, no dio opciones a un rival que se marchó al descanso con un 2-1 en contra con un tanto de Diego Costa y otro de Isco, ambos con asistencias de Marco Asensio. La diana de Otamendi fue un espejismo de lo que llegó después.
 
Con Isco desatado, (hizo el tercero y el sexto y se marchó ovacionado), España sacó los colores de Argentina en una fiesta a la que también se apuntaron Iago Aspas y Thiago Alcantara. El cuadro sudamericano, sin Messi, tiene que hacer un estudio profundo de qué tiene que hacer para sobrevivir sin su figura. España, mientras, rema con firmeza hacia su segundo Mundial. Rusia espera.
 
VER TAMBIÉN: Así les fue a los rivales que tendrá Panamá en el grupo G de Rusia 2018
 
La "revancha"
Antes, en el estadio Olímpico de Berlín, Brasil y Alemania volvieron a verse las caras cuatro años después del famoso "Mineirazo" en Belo Horizonte de 2014. Aquel 1-7 con el que los germanos humillaron en semifinales del pasado Mundial a su rival, exigía venganza o, como mínimo, dignidad. Y, Brasil, cumplió.
 
Después de asustar frente a Rusia (0-3), el equipo de Tite se mostró como un grupo sólido, consistente y que puede funcionar sin Neymar. En esta ocasión, Tito adelantó a Coutinho, sentó a Douglas Costa, y aseguró el centro del campo con Fernandinho. Y, con un sistema más conservador, ganó 0-1 con un tanto de Gabriel Jesús en la primera parte tras un centro de Willian desde la banda derecha.
 
Alemania, apenas dispuso de acercamientos, bajó el nivel respecto a la buena segunda parte que firmó contra España y pudo recibir más goles de Brasil. Fue a menos en su segundo partido amistoso y después de 22 consecutivos sin perder, desde las semifinales de la Eurocopa ante Francia (0-2), volvió a sufrir una derrota.
 
Superaron al anfitrión
Precisamente, Francia, se recuperó de la derrota de Colombia (2-3) y guiada por una exhibición de Kylyan Mbappé, superó 1-3 a Rusia, que ha cedido con facilidad sus dos encuentros de preparación para el Mundial.
 
El jugador del París Saint-Germain, con un doblete, se erigió como el máximo protagonista del combinado de Didier Deschamps en un choque en el que también brilló Paul Pogba, que hizo el segundo tanto francés con un golazo de falta.
 
Además, asistió a Mbappé en uno de sus goles y Deschamps, que sentó en el banquillo a Antoine Griezmann y a Raphael Varane, volvió a sonreír con el primer doblete de Mbappé con Francia y con una mejoría en su juego con el que su equipo recuperó sensaciones.
 
VER TAMBIÉN: Gobierno le censura los tatuajes a los jugadores de la selección china de fútbol

 

 

No dejes de leer