Lay se atiende mensualmente con un psiquiatra. Hace un tiempo intentó quitarse la vida a raíz de esta situación.
Milagros confiesa que está arrepentida y que esto le pasó por ingenua. Foto / Josué Arosemena.
Milagros confiesa que está arrepentida y que esto le pasó por ingenua. Foto / Josué Arosemena.
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @joseismael1905 |
Martes 22 de mayo de 2018 12:00 AM

Escuchar el nombre Milagros Lay para muchos panameños es sinónimo de estafa, de mentira, pero ¿qué ha pasado luego de que se declarara culpable de cometer el delito contra el patrimonio económico (estafa)? Pues en una amena entrevista en su residencia, este diario pudo conversar cara a cara con ella, quien aprovechó para hablar diversos temas y explicarle a la ciudadanía varios puntos que le gustaría dejar claros. ¡Chequeen todo lo que le preguntamos!

¿Te sigues considerando paciente de cáncer o sobreviviente?

Yo siento que sí. Con todas las cosas que me han pasado y que me hayan inyectado un medicamento que mi cuerpo no necesitaba. Yo no podía pasearme en el Oncológico con un carné y un número de teléfono por ahí para que me buscaran, el mismo Oncológico le pasó mi número a los periodistas que me entrevistaron. De que el cáncer existe, existe, allí están los documentos.

Equivocación en documentos

En medio de la conversa, Lay nos mostró unos documentos en los que se veía que se atendía en el centro de salud de Torrijos Carter desde hace mucho tiempo y que habían sido llevados al Instituto Oncológico Nacional, pero al leerlos nos percatamos de que en uno decía que tenía 33 años y en otro 37 años y que no se le encontraba ninguna células malignas. "Estos documentos reposan en fiscalía, el Oncológico mandó esto a fiscalía. Yo no puedo entrar al Oncológico y tomarme una foto tocando campana, esa foto donde toqué campana no la encuentro, yo me tomé dos fotos con las asistentes", dijo.

¿Has recurrido a atención psiquiátrica?

Por todo esto recibo atención psiquiátrica y todo es en el Santo Tomás y el Centro de Salud de Torrijos Carter. Me han tratado de hospitalizar y yo no me dejado porque la depresión por todo lo que me pasó ha sido tan grande. Yo tengo mi cita todos los meses y me controlo con pastillas, no lloro tanto, no me dan ataques depresivos. Yo intenté quitarme la vida, no aguantaba la presión.

Tienes que ver: Cristel vino de Europa y quedó impactada...habló de cul..., robo, careros y más
¿Te da vergüenza salir a la calle?

Por qué tú crees que me pongo la peluca. Yo salgo a la calle y la presión de la gente sobre mí, ahora como dejé de dar entrevistas y salgo forrada porque eso me da la libertad de salir a la calle. Mi cabello está cortito, uso peluca, a mí, mi cabello se me cayó delante de mi familia.

¿Estás curada de tu cáncer?

No sabemos, si ahora ningún doctor quiere atenderme. Me han dicho mitómana, loca, cuánta cosa me han dicho.

¿Temías pisar la prisión?

Claro, la fiscalía estaba pidiendo 96 meses de prisión para mi y 40 para mi hermano, Emir Córdoba. Cuando me di cuenta de eso me asignaron a la abogada Nora tres días antes de la audiencia del 23 de abril y le dije que yo aceptaba el acuerdo de pena. La licenciada me consigue el trabajo comunitario porque por ley tenía derecho.

¿Por qué te declaras culpable en la audiencia?

Lo hice por mi hermano, porque él no tenía nada que ver y la fiscalía le iba a ordenar 40 meses de prisión.

Ingresa a: Aleks Syntek descarga contra Mr. Fox...regueseros panameños se mofan
¿Sientes que la justicia fue justa contigo?

No he salido airosa como dicen muchos. Para mí, siento que no, porque no me merecía esto. Yo asumí las consecuencias.

¿Culpas a alguien en todo esto?

Sí, a mí misma, porque yo fui la confiada, no puedo culpar a más nadie.

¿Qué te motivó a ofrecer disculpas en la audiencia?

Quiero seguir mi vida, quiero que me suelten, quiero una vida tranquila para mis hijos porque yo he sido una excelente madre y eso me motiva a que si hay que pedir perdón lo voy a hacer, tengo que hacer el trabajo comunitario con buena cara, lo voy a hacer porque mis hijos y mi familia lo merecen.

Debes leer: Milagros Lay dice que no es estafadora
Muchos te llamen estafadora, ¿qué dices tú?

No, no soy estafadora porque siento que no estafé a nadie. Mi familia fue la estafada.

Milagros y su madre, Olga de Lay no nos permitieron fotografiar los documentos que nos mostraron para evitar conflictos con el Instituto Oncológico Nacional.

No dejes de leer