No se hará retoques, “creo que si Dios te diseñó de una manera es porque para Él eres perfecto y es lo que más importa", afirmó en una entrevista.
Rosa Iveth Montezuma.
Rosa tiene 25 años. Fotos: Aurelio Suira.
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @diaadiapa |
Viernes 08 de junio de 2018 04:30 PM

Rosa Iveth Montezuma es la nueva señorita Panamá, elegida anoche (7 de junio) en la Arena Roberto Durán.

Chica proveniente del pueblo Alto Caballero, distrito de Müna en la comarca Ngäbe Buglé. Ser la primera indígena en participar del máximo certamen nacional llamó la atención de medios de comunicación y redes sociales, convirtiéndose en un "boom" mediático.

Eso provocó, apesar de que miles de internautas la apoyaban, que sus "haters" le hicieran constantes ataques, e incluso una campaña cibernética en la que alegaban era venezolana. Ante tal cruzada asistió al Tribunal Electotal para mostrar los documentos que avalan que es 100% panameña. 

Una "miss" con muchas cualidades

Fotos: Aurelio Suira. 

- Estudió la licenciatura de Ciencias y Tecnología de los Alimentos. Actualmente está en la carrera Informática Educativa.

- Desde niña participa en el Campamento de Niños región Müna. También forma parte de la directiva. “En este proyecto se les inculca valores y principios cristianos a los niños. Además se enfoca en llevarles obsequios a niños en Navidad y fechas especiales”, explicó Rosa Iveth.

- Participa en un grupo cultural de danza en la universidad que estudia con el que se presenta en diversos lugares.

- Actualmente es la reina del Festival Interuniversitario de la Cultura Ngäbe Buglé.

- Es embajadora de la cultura Ngäbe Buglé desde 2017.

Leer también: Elena Llorach: 'Ellos merecían lucir un sombrero fino y bien puesto'

 

No descarta ser líder comarcal


- Rosa Iveth ha recalcado es muchas ocasiones que es “Ngäbe”. “Mi abuela, ojalá pudieran ver a mi abuelita, es una mujer alta, superblanca y con sus rasgos físicos bien definidos. Y mi abuelo es un indígena completamente. De ahí viene mi mamá. Y creo que toda mi familia de ese lado es de piel clara.

- Siempre ha vivido en la comarca. Durante el certamen se trasladó a la capital para cumplir con la Organización Señorita Panamá. 

Padres de la nueva señorita Panamá. 


-Sus padres son educadores.

- Es la mayor de tres hermanos.

- La primaria la hizo en una comunidad Ngäbe, la secundaria y la universidad en David-Chiriquí.

-  Empezó a modelar a  los 15 años. Forma parte de DF Modelos en David.

- No descarta ser líder en la comarca independientemente de que pertenezca a un partido político o no.

- No se hará  retoques, “creo que si Dios te diseñó de una manera es porque para Él eres perfecto y es lo que más importa. No lo he considerado y me agrada como soy, no quiero hacer ningún cambio y todo es completamente natural", afirmó en una pasada entrevista. 

- Jamás quitará el lunar que tiene en el rostro.

Leer también: Joey Montana apoya imagen gay de Maluma y habla de Aleks Syntek


- Durante el concurso filmó su primera campaña con el modelo argentino Juan Manuel Luchessi. Esta fue mostrada en la pasada Feria Internacional de Azuero. 

- Aunque soñaba con la corona de Señorita Panamá (Universo) no se afanó y dejó todo en manos del Todopoderoso. “Los planes de Dios son perfectos, le dije que si me iba a dar una corona la iba a recibir con mucho compromiso y orgullo”, manifestó en un programa de televisión.

- A confesado que es cristiana. 

- En entrevista con Alex Medela le dijo que sabe que debe mejorar en todo para el Miss Universo. “Me voy a preparar muy fuerte para ver si me traigo la corona. no es difícil soñar”.

- Dejó claro que en el concurso nunca no tuvo problemas con otra participante de Señorita Panamá.

- Llevará su “Nahua” (vestido) al Miss Universo.

Leer tambien: Rosa Lorenzo espera que el presidente Varela le mejore su calidad de vida

 

- Debido a que no consiguió trabajo al graduarse utilizó sus ahorros para hacer un negocio de fotocopias. 

- Luego de su coronación aumentó más de 10k seguidores en Instagram. Actualmente tiene más de 116K.

No dejes de leer