ETIQUETAS:
Por:
Ximena Marqínez Guevara / Estudiante -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Jueves 26 de julio de 2018 11:30 AM

“La relación más importante que jamás tendrás, es la relación contigo mismo” ¡Hello!, ante todo, FELIZ 2018, que este año esté lleno de bendiciones para todos, junto a sus familiares y amigos.

Okay, a lo que vinimos. Como vieron en el título tienen una idea de lo que les voy a contar hoy, este es un problema por el que pasamos la mayoría de las adolescentes como yo, desde siempre, tuve dudas sobre este "post" porque pensaba que era la única a la que le pasaba, pero a lo largo del tiempo me di cuenta que no. 

Lee también: Luis Fonsi dice que a Demi Lovato le sobra fuerza para superar su situación

Ese "feeling" de cuando ves que todas tus amigas tienen novio o han tenido algo con alguien y te preguntas: ¿Será que soy fea? , ¿Será que no soy lo suficientemente atractiva para que
alguien guste de mí?, esas preguntas pasaron por mi cabeza miles de veces, me sentía insegura, porque me veía en un espejo y decía: “¿Qué me falta?”, empiezas a buscar y encuentras miles de defectos, pero realmente no era así.

Siempre me consideré una más del montón, no era la más fea, pero tampoco la más linda, como se dice, estaba ahí. Aunque mis amigas siempre me recalcaban lo linda que era, o la clásica “Ay Xim no sé cómo eres tan linda y nunca has tenido novio”. No encontraba ese algo que me hiciera especial ni diferente, me veía y decía “bajita, cabello oscuro, ojos oscuros”, lo de siempre. Esa era la razón por la que me sentía menos y volvía a repetir en mi mente “Esa en la razón por la que tienes 16 y nunca has tenido un novio”.

Mira también: '¿Por qué Vlady Foster sí e Ismael Avid no?'

Pero una noche después de pensar y analizar bastante sobre el tema me di cuenta que NUNCA iba a poder querer a alguien si no me quería a mí primero. Aceptarnos y valorarnos no es reconocer nuestras virtudes, sino, y, sobre todo, aceptar y valorar nuestros defectos y ahí fue cuando comprendí, lo bella que soy y la gran persona en la que me he convertido.

Todos somos perfectos, perfectos desde que empezamos a aceptar nuestras imperfecciones. Cuando logres amarte a ti mismo, cuando logres aceptarte tal como eres, ese día dejarás de buscar el amor allá afuera, porque ya lo tendrás dentro, y desde ese momento buscarás a quien darle amor sin esperar que te den amor, desde ese momento dejaras de sentirte inferior, y desde ese momento comenzarás a ser TÚ.

Nunca busques ser como nadie, nunca cambies tu forma de ser, vestir o expresarte por alguien, en el mundo hay millones de personas que quisieran estar con una persona con tus cualidades. ÁMATE tal y como eres. Si no ha llegado tranqui, tarde o temprano llegará alguien. Mientras eso llega, disfruta de lo que tienes, amigos, familia, salud y vive intensamente.

Y recuerda que aquellos que te critican son los que quieren verte diferente, porque ven en tí lo que ellos no serán jamás.

Ly,

Xim

 

No dejes de leer