Los menores recibirán educación en su propio idioma por personal Ngäbe Buglé y además atención primaria en salud.
Buscan protegerlos. Foto: Archivo Epasa
Buscan protegerlos. Foto: Archivo Epasa
ETIQUETAS:
Por: EFE
[email protected] | @diaadiapa
Martes 07 de agosto de 2018 06:30 PM

 

El Instituto Costarricense del Café (Icafé) informó de la apertura de las Casas de la Alegría, una serie 15 guarderías para niños indígenas Ngäbe Buglé que junto a sus padres migran de Panamá a Costa Rica para recolectar café.

 

Vea también: Encuentran cría de ballena muerta en Pedasí


Las guarderías están ubicadas en la localidad de Coto Brus, en la zona sur de Costa Rica, cerca de la frontera con Panamá, y procuran mantener la pertinencia cultural de los menores, pues reciben una atención amoldada a sus necesidades, preferencias y realidades.


Los menores reciben educación en su propio idioma por personal Ngäbe Buglé y además atención primaria en salud; análisis de parasitosis, peso, talla y promoción de la salud oral e higiene personal.


Las Casas de la Alegría, con capacidad para 35 menores cada una, proveen a los niños de cuatro comidas los seis días de la semana laboral, materiales educativos y artísticos, así como de atención por parte de pediatras, dentistas y nutricionistas.


Cada año miles de indígenas Ngäbe y Buglé, muchos de ellos indocumentados, cruzan de Panamá hacia Costa Rica para trabajar en las cosechas agrícolas, principalmente de café, pero enfrentan un serie de problemas de índole laboral, social y de salud.


En el proyecto de las Casas de la Alegría participan el Icafé, la municipalidad de Coto Brus, productores de café, la cooperativa de caficultores CoopeSabalito, el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), el Ministerio de Educación Pública y el Ministerio de Salud.

 

Además: El español Kepa se convierte en el portero más caro de la historia


En esta iniciativa también participa la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el Fondo de Naciones Unidas para la Población (UNFPA), El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

No dejes de leer