La CCIAP lamentó que no haya progresado “un diálogo nacional que buscara soluciones permanentes a los problemas” del Seguro Social.
 Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Panamá.
Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Panamá. Foto/Cortesía
ETIQUETAS:
Por: Panamá, Panamá/EFE
[email protected] | @DiaaDiaPa
Domingo 26 de agosto de 2018 01:15 PM

 

Los empresarios de Panamá insistieron hoy 26 de agosto, en que la Caja de Seguro Social  (CSS), debe ser radicalmente reformada para evitar el colapso del sistema, y que el próximo quinquenio es la “última oportunidad” para llevar a cabo ese proceso dentro de parámetros “de estabilidad y paz” democráticos.

 

Lea también:Águila Harpía: poderosa, veloz y amada por los panameños


La Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Panamá (CCIAP), que agrupa a más de 1.600 empresas de 15 sectores económicos, reiteró su propuesta de que la administración de la CSS debe ser divida en dos partes independientes: una para la atención de la salud y otra para las pensiones.


Esa reingeniería estructural, que ha sido “demorada por sucesivas administraciones” llevando a la CSS a la “compleja situación que vive“, debe ser acometida por el gobierno que asumirá las riendas de Panamá en mayo de 2019 por un período de cinco año, dijo la CCIAP.


“Existe la coincidencia generalizada de criterios en cuanto a que en los próximos cinco años Panamá tiene una oportunidad última de llevar a cabo -dentro de parámetros democráticos, de estabilidad y paz- las transformaciones necesarias para afianzar progreso y bienestar colectivos, en términos de participación, inclusión y justicia social. Y el Sistema de Salud y la Seguridad Social es una que no podemos dejar pasar“, argumentó.

 

CCIAP aboga por separar los servicios de la CSS

 

La CCIAP lamentó que no haya progresado “un diálogo nacional que buscara soluciones permanentes a los problemas” del Seguro Social, y destacó “que la falta de estudios actuariales impide tener un panorama certero sobre las realidades financieras” de organismo.


Aunque no existen cifras actualizadas, el Gobierno panameño ha admitido que las finanzas del programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IMV) están debilitándose cada día por el aumento del número de jubilados y pensionados y la disminución de los aportes.


El Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendó en el 2016 a Panamá reformas para abordar el agotamiento de su fondo de pensiones, previsto para la próxima década según han anunciado fuentes oficiales.


En mayo pasado, el presidente panameño, Juan Carlos Varela, nombró a Luis Carlos Pimentel como tercer actuario de la CSS. 

 

Lea también:El arroz de IMA sigue dando de qué hablar, piden más investigaciones


“La Junta Técnica Actuarial debe considerar los factores económicos, sociales y biométricos que condicionan el desarrollo del régimen de la seguridad social, la expectativa de vida de acuerdo con las tablas nacionales de mortalidad“, entre otros estudios, en base a los cuales debe presentar un informe (...) sobre la situación actuarial del Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte“, dio entonces el Gobierno.

No dejes de leer