El dolor se reflejaba en el rostro de su madre y demás miembros de la familia, quienes lamentaban el fallecimiento del pequeño.
Foto ilustrativa del sepelio.
Foto ilustrativa del sepelio.
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @diaadiapa |
Domingo 03 de noviembre de 2019 02:45 PM

La tarde de este sábado,  familiares y vecinos del pequeño Mayron Sánchez de tan sólo un año,  le dieron el último adiós en la comunidad de Majagual en Baco,  en el distrito de Barú en la provincia de Chiriquí,  luego de su fallecimiento por un cuadro de desnutrición severa.

 

El dolor se reflejaba en el rostro de su madre y demás miembros de la familia, quienes lamentaban el fallecimiento del pequeño quien finalizo su batalla por sobrevivir en el Hospital Materno Infantil José de Obaldía, el pasado viernes tras haber ingresado con cuadros severos de desnutrición.

 

Ver más: Cortizo celebra y honra a la patria en los 116 años de gesta separatista

 

 

Luis Quintero, residente de Majagual, dijo sentirse muy triste y preocupado porque este niño falleció sin la debida protección de las autoridades y su despedida, también la debió realizar sin la ayuda de estas autoridades.

 

"Ni el ataúd les dieron, fue una donación de una pastora de la iglesia, además fue la propia comunidad la que debió aportar para el traslado y los gastos funerarios”, expresó Quintero, propietario del vehículo que fue prestado para el  traslado del féretro.

 

Hay que cuidar a los más pequeños 

 

Mientras que, Celso Bejerano, otro de los residentes de Majagual y dirigente comunitario, dijo sentirse sorprendido por la falta de apoyo que se les brindo a esta familia.  

 

“Solo esperamos que las otras promesas de ayudar a la comunidad, que tiene problemas de pobreza y desnutrición si se cumplan”, expresó.

 

Autoridades del Ministerio de Salud (Minsa) en la provincia de Chiriquí, confirmaron el pasado viernes la muerte de este pequeño que estaba en condición crítica en el Hospital Materno Infantil José Domingo De Obaldía, con grados de desnutrición severa que era reflejado en su piel debido a las múltiples llagas que mantenía.

 

Ver más: Encuentran cuerpo sin vida en la barriada El Forestal de Santiago 

El infante, con residencia en Majagual de Baco, en Chiriquí, provenía de una familia indígena con graves deficiencias económicas y de vivienda, que viven en malas condiciones, donde existen otros niños en la zona que pueden estar presentando la misma condición de salud.

El gobernador de la provincia de Chiriquí,  Juan Carlos Muñoz,  en días pasados dijo que un equipo interdisciplinario se encargaría de levantar un informe de las condiciones de los miembros de esta familia, para brindarle la ayuda correspondiente.

No dejes de leer