El pelotero bocatoreño habló de su accidente automovilístico en 2018 y de los listo que está para mostrar todo su potencial.
ETIQUETAS:
Por:
Humberto Cornejo O. -
[email protected] | @cornejohumberto |
Viernes 05 de junio de 2020 12:00 AM

 

El pelotero de los Padres de San Diego, el bocatoreño Allen Córdoba, confesó que vivió momentos muy difíciles, después de sufrir un accidente automovilístico antes de viajar a los campamentos de primavera de la temporada 2018.

 

Córdoba dijo que presentaba ciertas dolencias, pero nunca se imaginó que la recuperación le tomarría tanto tiempo.

 

"Eso fue lo más duro, porque fue un 'stop' drástico en mi carrera. Vi que todo se venía abajo. Fue un año difícil", dijo Córdoba en una entrevista a MLBPTY.com.

 

Ver También: El retiro tendrá que esperar

 

"Ese había sido el año que mejor me había preparado, porque iba para pelear por el puesto de 'utility'. Llegué lesionado y no podía hacer muchas cosas. El médico me dijo que no podía jugar, ya que tenía una conmoción y que la recuperación, mínimo, serían 11meses", agregó.

 

Dos años después de este capítulo, Córdoba considera que fue una gran enseñanza, que lo hizo madurar como jugador.

 

"Esa lesión me ayudó a fortalecer la mente y coger las cosas con calma, a no apresurarme. Antes, si fallaba un turno, me quería volver loco, pero ahora voy con más calma", manifestó Córdoba.

 

Ver También: Le piden que se aleje de Trump

 

Un ejemplo de esa ganancia de experiencia fue la campaña pasada, cuando bateó para .301, con cinco jonrones y 43 carreras anotadas, en 105 partidos, en la sucursal clase A fuerte.

 

"Trabajé fuerte y gracias a Dios tuve bueno números en la liga que jugué. Ellos se dieron cuenta", señaló Córdoba, quien también se sintió satisfecho con su actuación en el campamento de primavera de este año.

 

 



debutó en la campaña 2017.

El médico me dijo que no podía jugar, ya que tenía una conmoción y que la recuperación, mínimo, serían 11meses.

24


años tiene Allen Córdoba.

Esa lesión me ayudó a fortalecer la mente y coger las cosas con calma, a no apresurarme. Antes, si fallaba un turno, me quería volver loco, pero ahora voy con más calma.

No dejes de leer