"Todas las mujeres tenemos que saber lo que valemos, en cualquier aspecto", dijo la actriz.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción/EFE -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Domingo 06 de septiembre de 2020 12:00 AM

 

Eva Longoria asegura que la llegada de David Beckham a la MLS cambió la mirada de Estados Unidos hacia el fútbol. También la suya, al descubrirse como una aficionada en la grada. Ahora la afamada actriz y empresaria da un paso más con la creación de un equipo femenino, el Angel City, que a partir de 2021 competirá en la NWSL estadounidense.

 

VER TAMBIÉN: Una amistad que se fortalece en el diamante

 

Estrellas como Serena Williams, Mia Hamm o Natalie Portman le acompañan en este proyecto, extremadamente ambicioso. Con él pretende ayudar "a las mujeres a empoderarse".

"Todas las mujeres tenemos que saber lo que valemos, en cualquier aspecto: seamos abogadas, deportistas, empresarias... Las mujeres valemos mucho y tenemos que creer en nosotras mismas", dijo Longoria a medios internacionales.

 
VER TAMBIÉN: Jaime Arboleda tiene estrategia, determinación y sacrificio

 

"Yo creo que hay machismo en todas las industrias. Lo sufres ya seas presentadora, abogada o actriz", opinó. "Tengo que trabajar dos veces más. Tengo que ser dos veces más inteligente. Eso cansa mucho. Estoy exhausta. En este mundo la igualdad de género sigue siendo un problema muy grande en muchos países", agregó.

Así será

"Voy a estar en el estadio en todos los partidos. Creo que este proyecto encaja con mi trabajo como activista. Esto encaja con lo que venimos haciendo contra el desequilibrio de poder. Pensamos que las mujeres podemos tener el mismo poder que los hombres en los negocios, en el mundo, en la sociedad. Todo esto empezó para conseguir un equilibrio", afirmó.



Este proyecto no es solo un equipo de fútbol, no; está basado en igualdad en el salario.

"estoy casada con un mexicano y ahora sé todo lo relacionado con el fútbol porque él es un gran aficionado".

Y su equipo de fútbol, el Angel City.

45


años tiene Eva Longoria.

No dejes de leer