Por:
|
Domingo 20 de octubre de 2013 10:10 PM
/

Uno que esperaba ansiosamente, mientras su pequeño sedán era atendido por los técnicos de audio y video, era Marcos Sánchez, de la selección nacional de fútbol, quien no quiso entrar en detalles de cuánto se ha gastado en la modificación de su auto.

"Para mí es un ‘hobby’ arreglar mi auto para que esté a otro nivel", dijo orgulloso el jugador de la selección.

Hasta el momento, los cambios que le ha agregado son dos baterías que le han costado cada una $300.00 para proporcionarle poder al sedán, y de esta manera se le pudo incorporar las bocinas de sonido en las puertas de adelante y las que van detrás del asiento trasero, el bajo y amplificadores. Además, se le agregó el radio con pantallas en la parte frontal y detrás de los asientos delanteros dos pantallas adicionales y DVD. También le puso rines de lujo.

No dejes de leer