Ricardo Martinelli: 'Juzgar a todos, pero no selectivamente'

ETIQUETAS:
| |
Por: Ricardo Martinelli
[email protected] | @diaadiapa
Miércoles 24 de enero de 2018 12:00 AM

La mujer del César no solo debe ser honrada, sino también parecerlo. Fue cuando Julio César pensó que Publio Claudio estaba teniendo una relación extramarital con su esposa. Lo mismo sucedió con los gobernantes al aplicar la justicia selectiva en casos icónicos como el de Odebrecht, en los que misteriosamente no aparecen los Lasso, Niño, Rosas, Duboy ni otros ministros y funcionarios de altísimo nivel, o bien que por medio de terceros testaferros devolvieron a ustedes saben quiénes o a los partidos la triangulación de las donaciones.

En Blue Apple veremos el mismo patrón, en el que no necesariamente la factura que se descontó vía factoring fue para pagar coimas o para el giro normal del negocio. Lo malo aquí es el instrumento coercitivo que tienen las folclóricas fiscales para mantener vigente un mandato de odio y persecución. Ahora que se les acaba el relajito del abuso al tener los nuevos casos pasarlos al Sistema Penal Acusatorio ya en vigencia, a todas luces menos abusivo y más legalista. Hay que seguir dando más carne para así desviar la atención a otros graves problemas y que no ven por qué y cómo ha aumentado la delincuencia y el trasiego de drogas por Panamá. Quienes sabemos, vemos asombrados cómo distraen de algo serio y quedamos envueltos en babosadas que se deben investigar, pero las otras hay que obviarlas. Si solo Varela viera lo que yo veo acá, pero su odio interno no lo deja ver la gran película. Ojalá después no sea tan tarde para el país.

El mundo del narcotráfico es el mundo del sapeo, no son como los antiguos miembros de la mafia o "cosa nostra" que morían con sus secretos. Ahora todos cuentan para reducir penas u otros hablan como buenos latinos "hablan por hablar" o como dicen todos "los bandidos se conocen". Es como estar en el metro de Hong Kong vistiendo una pollera y encontrarse allá a otro con un montuno. Eso es amor a primera vista, igual es el mundo de los bandidos.

Insto al Gobierno a que investigue y divulgue todo, pero que no pierda tiempo ni desvíe la atención juzgando a unos y no persiguiendo a otros.

No dejes de leer