Le fascina trabajar con los jóvenes

Por:
-
| |
Miércoles 08 de enero de 2014 10:37 PM
/

La pasión del pintor y artista colonense Javier Morales lo llevó a profesionalizarse en todo sentido, ya que alcanzó una licenciatura en Artes Plásticas, lo cual recomienda a todo aquel que ame esto.

Considera que las oportunidades hay que aprovecharlas e ir así desarrollando los dones y talentos que les da Dios a las personas. Unas tendrán más que otras, pero a todas les regala algo.

Javier también resalta lo importante que es trabajar con los jóvenes, para que así se involucren en cosas positivas y se mantengan lejos de la delincuencia. Es por ello que le ha fascinado trabajar con la juventud, aunque igualmente lo hace con los adultos y todo aquel que desee incursionar en la pintura y el arte en toda la provincia de Colón.

Pasión por la pintura

Por:
-
| |
Miércoles 08 de enero de 2014 10:37 PM
Ana Bolena Ayarza / Ana Bolena Ayarza
  • Ha pintado paisajes de Colón y también participado en exposiciones folclóricas.

La pasión por la pintura y el arte corría desde muy pequeño por la sangre del colonense Javier Morales, tanto así que lo llevó a destacarse desde adolescente como un excelente dibujante y pintor.

Relata que creció en un hogar donde había un ambiente tranquilo, donde pudo desarrollar su carácter, acompañado de su amor por el arte, que a su vez le permitió utilizar bien sus habilidades.

Recuerda que en su época de estudiante siempre lo llamaban para ayudar en las confecciones y decoraciones de los murales en la escuela. Sin saberlo, para él, representaba una necesidad que se convertía en satisfacción cada vez que veía culminada con éxito su labor.

Enfatiza que la pintura es su pasión. Siempre ha dicho que ha querido compartir ese don que le dio Dios, enseñando a niños y adultos en ese tema. Precisamente, al descubrir su pasión por la pintura, decidió estudiar en el Instituto Nacional de Cultura (Inac) donde logró la Licenciatura en Artes Plásticas con Especialización en Pintura.

El trabajo de Javier lo ha llevado a ser reconocido en la comunidad como un gran artista por sus cuadros. Uno de ellos, “La Concha Acústica del Parque 5 de Noviembre”, que es un sitio representativo en Colón. También ha pintado paisajes de la provincia y ha participado en exposiciones folclóricas desde hace 25 años.

Javier trabaja principalmente en oleo, acrílicos y foam. Además, define su pintura como espiritual.

Este pintor colonense tiene en la actualidad 45 años de edad y se siente satisfecho con su trabajo, ya que además es una forma de expresar lo que siente y piensa, enriqueciendo el acervo cultural de la persona que observa sus cuadros.

“Tengo dos hijos, un varón, de 21 años, y una joven de 19 años, que están siguiendo mis pasos y espero que un día me superen”, señala Javier Morales.

Tiene ayudantes para vestir el santo

Por:
-
| |
Martes 07 de enero de 2014 09:35 PM
/

Luzmila Álvarez, una antonera devota del Cristo de Esquipulas, tiene ayudantes que también son otras fieles creyentes del santo.

Estas mujeres ayudan a doña Milín a vestir el santo en la iglesia todos los 6 de enero, y a pesar de la dificultad debido a la cantidad de personas que acuden para estar más cerca de la imagen, se logra vestirlo y colocarle la cabellera sin contratiempos porque el sacerdote controla a los devotos.

Le quita el sudario para ponerle nuevo

Por:
-
| |
Martes 07 de enero de 2014 09:35 PM
/
70
  • años de tradición el cambiar la cabellera y el sudario del santo.
14
  • años tenía cuando aprendió a peinar al santo.
15
  • de enero es la procesión del Cristo de antón.

Doña Milín cuenta que una vez se baja el santo Cristo de Esquipulas se le quita el sudario que tiene y se le coloca otro nuevo. Este depende del gusto del que lo donó y puede ser hilo u otro tipo de tela, pero hay sudarios que lo han mandado a hacer hasta en México.

Luzmila Álvarez mantiene guardado estos sudarios en cajas especiales en su residencia y los otros están en la Casa de la Cultura en Antón.

Continúa la tradición

Por:
-
| |
Martes 07 de enero de 2014 09:35 PM
Elena Valdez / Elena Valdez
  • Esta mujer guarda con mucho respeto la corona, las luces y todo lo que le colocan al anda.

Luzmila Álvarez es una fiel devota del santo Cristo de Esquipulas de Antón. Desde que era niña, junto a su madre y hermanas guardaba los sudarios, la corona y la cabellera, la cual peina con su hija para luego vestirlo el seis de enero -cuando lo bajan- y hacerle el cambio para la procesión el 15 de enero.

Esta mujer antonera toda su vida la ha dedicado al Cristo de Esquipulas y decidió seguir la devoción y tradición porque, según ella, es milagroso y le ha concedido la salud a su familia y traído desarrollo a todo el pueblo.

Doña Milín, como todos la llaman, indicó que cambiar la cabellera de la imagen del Cristo, al igual que los sudarios, es una tradición que lleva más de 70 años. Confesó que ha perdido la cuenta de cuántos sudarios hay, pues en un año a veces hasta donan dos o más; en cuanto a la cabellera, informó que se la cambian dos veces al año.

“La verdad es que este trabajo lo hacemos mi hija y yo con mucho amor, y todos los años peinamos y arreglamos la cabellera o peluca del santo Cristo, que es natural, donado por los fieles devotos. Nosotras la peinamos y hacemos los rulos con ‘virulí’, y le ponemos gel y fijador para que se mantenga durante todo el año”.

Esta mujer guarda con mucho respeto la corona y las potencias del Cristo, además de las luces y todo lo que le colocan a las andas en las que lo pasean el 15 de enero, día de su procesión, a la que acuden alrededor de 20 mil personas de todo Panamá, hasta de otros países.

Para doña Milín es un orgullo y una bendición cuidar de los sudarios y accesorios del Cristo y peinarlo. Igualmente, relató que Armonía Pedreshi y Julia Gaona son quienes la apoyan el 6 de enero con el arreglo del santo. Aseguró que seguirá hasta que Dios se lo permita. Espera que cuando no esté, su hija y nietos sigan la tradición religiosa en Antón.

Turistas se llevan gratos recuerdos

Por:
-
| |
Lunes 06 de enero de 2014 10:14 PM
/

Las aguas termales de Gualaca están ubicadas en un sitio turístico 100% natural, “que es un factor que a todo extranjero le agrada para tener ese contacto que no se ve en las grandes capitales como es el caso de Nueva York, de donde provengo”, asegura Natanier Scott, un turista estadunidense, quien estuvo de visita en Panamá recientemente.

En tanto, Annite Stual resalta que se lleva un buen recuerdo a su país, Alemania, de las riquezas que se encuentran en Panamá, por su agradable clima tropical y la biodiversidad de especies que no existen en el país europeo.

Los turistas nacionales que visitan los pozos termales vienen de otras provincias, incluyendo la ciudad capital, donde muchos saben de esta riqueza natural.

Las personas prefieren hacer el viaje por el corregimiento de Caldera, que pertenece al distrito de Boquete, hacia Paja de Sombrero, en Gualaca. Esto beneficia directamente a la economía de ambas zonas.

Cálidas y curativas

Por:
-
| |
Lunes 06 de enero de 2014 10:14 PM
Miguel Contreras / Miguel Contreras
  • Los principales pozos tienen una temperatura de entre 28 y 32 grados centígrados.

En medio de un clima en total contacto con la naturaleza y una carretera de piedra, cientos de turistas a diario emprenden un recorriendo de 5 kilómetros hasta llegar al puente sobre el río Chiriquí, en el distrito de Gualaca, para luego caminar 2,000 metros hasta donde se encuentran los pozos termales de Paja de Sombrero, que son un tremendo atractivo turístico para extranjeros y nacionales.

Son cuatro pozos cálidos, considerados por los lugareños y turistas como una valiosa riqueza natural que posee la comunidad, y que día a día es la mayor atracción de las personas que viajan desde otros lugares y países para sumergirse en las aguas curativas.

Patricio Ortiz, guía de turismo, quien tiene seis años de llevar a extranjeros al sitio de los pozuelos, cuenta que diariamente concurren alrededor de 50 turistas al área, desde diciembre hasta marzo, donde por medio de diversas empresas están tratando se explotar el ecoturismo que caracteriza la región por la biodiversidad de especies que existen, como monos arañas, pavos reales y búfalos de agua.

Annite Stual, oriunda de Alemania, manifiesta que la temperatura de estas aguas es muy relajante, y fue con la intención de aliviar fuertes dolores en la pierna. “Sabemos que con este tipo de terapia y por los poderes curativos que poseen, no pierdo la esperanza de aliviar mis males”.

Al salir ella de las cálidas aguas, se sintió aliviada y complacida.

Estos pozos termales se encuentran ubicados dentro de una finca privada donde se le cobra a cada turista dos dólares para entrar y sumergirse en ellos.

Esa cuota se utiliza para darle mantenimiento a todo el sector y adecuarlo para la cantidad de visitantes que disfrutan del atractivo sitio turístico en el distrito de Gualaca.

Más de 7,500 huevos para su elaboración

Por:
-
| |
Domingo 05 de enero de 2014 11:24 PM
/

Entre los datos curiosos se pude mencionar que para elaborar esta rosca se necesitan más de 7,500 huevos, 30 quintales de harina, 10 quintales de azúcar, 25 cajas de margarina y otros ingredientes secretos que hacen que la rosca sea muy rica.

Fulvia de Vargas reconoce que la elaboración de la rosca se hace gracias al valioso apoyo de instituciones y de empresas, entre las que mencionó la Alcaldía de Santiago, la Policía Nacional, la Autoridad del Tránsito, el Sinaproc, Harinera Oro del Norte, Gold Mills, Panamá Boston y otras más.

En ciudades como Chitré y Las Tablas ya le han solicitado a la propietaria de la panadería que haga una rosca similar en el Día de Reyes, pero todavía no ha tomado la decisión de hacerla.

Gran rosca de Reyes

Por:
-
| |
Domingo 05 de enero de 2014 11:23 PM
José Manuel Adames / José Manuel Adames
  • de la gran rosca se pueden sacar más de 9,000 pedazos que son suficientes para todos.
  • Fulvia y su familia solicitan que se mantenga el orden al repartir el pedazo de pan.

En toda una tradición se ha convertido la gran rosca del Día de Reyes que cada 6 de enero es elaborada en la panadería Santa Librada, en la avenida central de Santiago, para que todo el público asistente pueda disfrutar de un rico pedazo de pan.

Y es que en esta ocasión ya son 10 años seguidos en los que la señora Fulvia Bósquez de Vargas, propietaria de la panadería Santa Librada, en conjunto con sus hijos y sus colaboradores, ofrece a los santiagueños una deliciosa rosca de huevo como regalo en el Día de Reyes.

Doña Fulvia cuenta que organizar esta actividad no es nada fácil, pero en vista de que ya se ha convertido en una tradición y que la gente ya está en espera de la gran rosca en la central de Santiago, la preparan con mucho amor y en muestra de agradecimiento a Dios y al pueblo por el éxito que ha tenido la empresa durante el año.

Hace 10 años surgió la idea de hacer una actividad para entretenimiento de la población en vista de que para el Día de Reyes no existía un festejo o tradición de la cual la gente pudiera disfrutar.

La idea la propuso el profesor Edwin Silvera y, en principio, se pensó en armar un gran pastel, pero su elaboración era muy complicada. Luego se acordó hacer una rosca de huevo, y doña Fulvia tuvo que utilizar su creatividad para poder elaborar una rosca tan enorme.

Para hacer esta rosca se necesitan de 22 panaderos que empiezan a trabajar y a procesarla desde la madrugada por un tiempo de alrededor de 12 horas. Durante esta actividad se requiere de la participación de todos los colaboradores de la panadería Santa Librada porque el trabajo es arduo y cada año la rosca se hace más grande que la del anterior.

La gran rosca del Día de Reyes está compuesta por unas 950 piezas que se van uniendo una a una. Se empiezan a juntar poco a poco mientras el público observa y también disfruta de actos culturales. Una hora después está lista la enorme rosca que mide aproximadamente 850 metros y causa el asombro de todos los presentes.

Explica doña Fulvia que de la rosca se pueden sacar más de 9,000 pedazos, los cuales son suficientes para que todos los asistentes puedan saborear este pan que se prepara solo una vez al año con una mezcla especial.

Unos 25 voluntarios estarán presentes

Por:
-
| |
Sábado 04 de enero de 2014 10:33 PM
/

El director del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) de Los Santos, Héctor Gracia, dijo que contarán con unos 25 voluntarios de la institución para brindar apoyo y asistencia durante estos días de fiestas.

De ocurrir algún incidente, el Sinaproc brindará asistencia con una ambulancia, debido a que el cuerpo de Bomberos de Macaracas, no cuenta lamentablemente con alguna ambulancia.

Es preciso destacar también que mañana , en horas de la mañana se llevará a cabo la misa de la Epifanía del Señor, a eso de las 10: 00 a.m.

Grandes y chicos asisten a las actividades con sus familiares o pareja sin embargo, para este año se espera la llegada de más personas que apreciarán las habilidades de los actores.

Páginas