Confieso que me dediqué a verlo por obligación con esta columna y mis lectores. Por nada más. Cero expectativa.

En “El Camerino” de Cable Onda…

ETIQUETAS:
- - - - - - - - -
Por:
Redacción 'día a día' -
[email protected] | @diaadiapa |
Lunes 04 de junio de 2018 01:30 PM

 

No quiero generalizar, pero es sabido que los medios locales –y muchos internacionales- nos tienen acostumbrados, lamentablemente,  a que en sus shows deportivos, donde incluyen a mujeres, ellas solo sirvan para leer mensajes de Twitter o enseñar las bondades corporales que les regalo Dios o la mano de un buen cirujano.

 

Basado en ello, cuando vi en pantalla y medios digitales los promocionales de “El Camerino”, la nueva propuesta deportiva de Cable Onda Sports conducida por mujeres, no dudé un segundo en que sería pan de lo mismo: mujeres hablando del físico de los jugadores del mundial, comentarios huecos y sin sapiencia sobre este deporte y leer mensajes de Twitter.

 

Confieso que me dediqué a verlo por obligación con esta columna y mis lectores. Por nada más. Cero expectativa.

 

Para sorpresa mía “El Camerino” fue todo lo contrario a lo que yo esperaba. Fue un show con formato como muchos otros que existen en Panamá y el resto del mundo, pero a diferencia de esos, las señoras Massiel Mas, Karen Jordan, Erika Benítez y Daniela Schulz se notó se prepararon para su primer show, estudiaron cada uno de los temas abordados y se propusieron que quienes las sintonizaran, olvidáramos sus lindos rostros y tuviéramos que obligatoriamente prestarle atención a lo que comentaban, debatían o presentaban. Ninguna se vendió como experta, pero las cuatro manejaban bien los temas tratados.

 

¡Al fin! alguien entendió que sí puede haber mujeres en televisión que físicamente sean atractivas, pero que estén a cuadro por lo que saben, por lo que pueden aportar, por conocer de lo que hablan. Porque les guste y sepan de deportes.

 

Fue muy grato ver a las señoras Erika Benítez y Daniela Schulz comentar sobre fútbol y demostrar sus conocimientos en esta disciplina, pero en mi caso, con este show hay un antes y un después en televisión para las señoras Massiel Mas y Karen Jordan. Les voy a sustentar el por qué.

 

Si hay alguien que ha escrito en sus columnas que ambas están en pantalla por guapas, ese soy yo. Si hay alguien que les ha criticado muy duro por dejarse vender solo como “mujeres atractivas” y no como “mujeres inteligentes”, ese también he sido yo.  Por eso aplaudo –de pie- lo que ambas hicieron en “El Camerino” en su show de estreno. Aplaudo el haberme obligado a verlas como siempre quise, por aportar algo más que rostro.  Aplaudo que quienes estén a cargo de la producción de esta propuesta les dieran la oportunidad de ser a cuadro mujeres profesionales porque guapas ya lo eran. Aplaudo dejarlas crecer como talento.

 

Ambas dejaron atrás el venderse como mujeres guapas, para ahora sí, venderse como mujeres que pueden aportar en un show de deportes algo más que su físico. Ambas, sin venderse como las más expertas en deportes y con mucha humildad, en el primer show de “El Camerino”, hicieron un trabajo digno, profesional, un trabajo de investigación para poder opinar con conocimiento.  Se nota que existió un trabajo de pre-producción del contenido que se iba a tratar, lo analizaron, estudiaron y al aire se vio, se sintió, se percibió.  ¡Bravo!

 

Eso es lo que uno espera en estos tiempos de las mujeres en el deporte televisivo. Que al verlas sí, uno disfrute de su belleza, pero que eso no sea lo más importante. Que uno al verlas quede con un buen sabor de que estamos frente a mujeres tan inteligentes como talentosas, tan guapas como conocedoras de lo que hablan.

 

Aquí, gústele a quien le guste, para las señoras Mas y Jordán hay un antes y un después en el mundo de los shows sobre deportes y como tal deben aprovecharlo.  Las señoras Mas, Jordán, Benítez y Schulz demostraron sin escotes pronunciados ni enseñar nada de su cuerpo, que las mujeres pueden hablar de deportes de forma inteligente, femenina, fresca y con conocimiento de todo lo que a cuadro saldría. Que las mujeres no son el adorno bonito que muchos productores creen.

 

“El Camerino”, como show es completo, está bien producido, cuenta con una buena escenografía, tiene sus notas ágilmente editadas, manejan el ritmo correcto para este tipo de formatos y sí, se diferencia del resto del contenido del canal Cable Onda Sport; sin embargo, hay temas que se tienen que cuidar para hacerlo, siempre, diferenciador del resto de los shows.

 

Mujeres hablando de deportes no significa que el contenido es o debe ser diferente.  El contenido es el mismo, la fuente informativa es la misma, los protagonistas son los mismos, lo que cambia es la forma. Esa forma tan ágil, pero actual, tan alivianada pero sin caer en zonas tontas, tan inteligente y a la vez femenina, no debe cambiar. Esto hay que cuidarlo y reforzarlo para que pueda sentirse y verse diferente en una pantalla con tanto contenido similar.  Ahí va estar el ADN y éxito de este show, en la forma y no en el fondo.   Estoy sorprendido, para bien, lo admito.

 

¡Bienvenidas al ruedo! Buen inicio. No decepcionen.

Los tiempos han demostrado que hay mujeres muy valiosas en la fuente deportiva y que han desempeñado papeles dignos en televisión.

CARTA PÚBLICA

ETIQUETAS:
- - - - - - - -
Por:
Redacción 'día a día' -
[email protected] | @diaadiapa |
Viernes 01 de junio de 2018 01:45 PM

 

Señores Productores, Ejecutivos y Directores de Deportes:

Yo soy “El Titín”, crítico de televisión del diario día a día desde hace 9 años y 4 meses.  Publico mis columnas los lunes, miércoles y viernes.

Sé –y me consta- que a muchos de ustedes no les gustan mis publicaciones. Otros catalogan mis críticas de cobardía porque firmo con seudónimo y los más, me descalifican diciendo que no sé nada de televisión o que soy un frustrado.  Como yo sí soy de los que cree –y lo practica- que quien critica debe estar abierto a las críticas, respeto su opinión sobre mi trabajo.  Basado en ello, quiero hacerles una solicitud pública por medio de este espacio. 

Como saben, hoy inició junio, el sexto mes del año y este 2018 en específico, es el mes del Mundial de Fútbol en Rusia donde Panamá participa por primera ocasión.

Como en mundiales anteriores, ustedes en su estrategia comercial mundialista para sus diferentes plataformas producen nuevos espacios y preparan contenidos, supuestamente, para todos los públicos.

Yo comprendo que los derechos de transmisión son altísimos y que ustedes tienen que agotar todos los recursos para que sea rentable su oferta mundialista de pantalla.También comprendo eso de ofrecer contenidos "dizque" diferentes para competir con los otros canales, sin embargo, esa rentabilidad no puede estar amarrada ni basada a mamarrachadas, producciones asquerosas o porrrrrrquerías disfrazadas de shows de televisión que son presentadas por personas que, o no saben nada de deportes o son usadas como focas de circo para enseñar sus bondades –operadas o no-.

Yo les pido por este medio, con el respeto que me caracteriza, que en ese crear y buscar proyectos para esta temporada de fútbol por el mundial, que no usen a las mujeres, por muy “buenonas” que se vean como carne en palito para calenturientos.   Por favor, no usen a las damas que integran sus equipos de talentos para que se exhiban en televisión no por inteligentes o conocedoras de deportes y si por “sexybuenas” porque el mundial se celebra cada cuatro años, pero la buena reputación de ellas debe ser para toda su vida. Ustedes como pantalla deben ser los primeros llamados a respetar a las damas que integran su staff de caras.

Y no es que les pida que no participen las mujeres en los proyectos de deportivos. ¡No! Lo ideal, lo correcto y lo justo con ellas es que sean valoradas y consideradas en los shows para que puedan demostrar su sapiencia en el tema a tratar. No por buenas o bonitas.

Los tiempos en que la mujer en televisión era vista por productores y ejecutivos solo como adornos o “el marco bonito del cuatro”, quedaron atrás.  Estamos viviendo momentos en que ellas quieren ser reconocidas y valoradas por su profesionalismo.  No porque unas solo sepan enseñar "el culo" (es su derecho) y eso la llevó al prime time, las demás quieren ser consideradas igual.  No las usen.

Y es que asignarles funciones a las mujeres para que solo lean comentarios de twitter, es usarlas.  Que participen las mujeres en shows solo para que comenten si los jugadores son guapos o no, es usarlas.  Invitar a mujeres a shows donde la mayoría son caballeros para que sus compañeros subestimen su conocimiento y solo se refieran a ellas como “la belleza” del show, es usarlas y, peor aún, denigrarlas porque lo que le dicen a la audiencia es que ellas no sirven para más nada.

Es entendible que las audiencias muchas veces son crueles y que usan las redes sociales para atacar a los "no agraciados", pero ustedes pueden ayudar, valorando a la mujer en el deporte, a que no sean denigradas, a que no se vean como objetos sexuales o decorativos.

Reitero, yo sé -y es su derecho- que hay algunas que si no enseñan, no se sienten bien. Eso lo saben ustedes, lo sabe la audiencia y los sabe la industria, pero, por favor, por “muy buenona” que se crea o este, está en manos de ustedes como ejecutivos de las televisoras, elevar el nivel y hacer de su propuesta deportiva, una oferta balanceada entre talento, belleza y conocimiento.  Los tiempos de enseñar tetas, nalgas y piernas de las mujeres en el deporte, puede generar puntos de ratings y mover sus redes sociales, pero ni le da prestigio ni aporta a su marca ni al crecimiento profesional de ellas.

Los tiempos han demostrado que hay mujeres muy valiosas en la fuente deportiva y que han desempeñado papeles dignos en televisión sin enseñar ni una uña.  Alexandra Mezquita (Medcom), Claudia Carolina (TVN) y Nicolle Ferguson (Medcom), son algunas de esos ejemplos y sé que hay más.

Si en sus propuestas está contemplado ofrecer a las mujeres como carnada para tiburones o pirañas, piensen en sus hijas, esposa, hermanas y madres y en el cómo quisieran ustedes que la audiencia las viera a ellas.

Piénsenlo. Están a tiempo de hacer las cosas mejor. Los reto.

Con mis muestras de aprecio y consideración.

Cruce de Ideas en Canal 5…

ETIQUETAS:
- - - - - - - -
Por:
Redacción -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Miércoles 30 de mayo de 2018 08:15 AM

 

Tengo que pedirle disculpas a canal 5 porque tenía pendiente desde el mes de marzo escribirle sobre un show que me ha sorprendido gratamente.  Muy gratamente.

 

Me refiero a “Cruce de Ideas” una propuesta de opinión que FETV nos presenta todos los jueves a las 9 de la noche y su repetición los domingos a las 9 de la mañana bajo la producción y conducción de la abogada Ángela Francés.

 

Yo sé que muchos dirán que es un show más de opinión donde desfilarán los opinólogos de siempre que con pasados oscuros se venden hoy cual impolutos como pasa en Debate Abierto (RPC), Radar (TVN) o Trocha Abierta (Nex).

 

Otros podrán pensar que es un show de opinión con temas casi evangelizadores –como casi siempre han hecho en FETV- acorde a los parámetros editoriales de información de esa pantalla, pero no.

 

Estoy gratamente sorprendido porque en “Cruce de Ideas” han presentado y debatido temas tan “polémicos” (de seguro lo verán como “diabólicos” algunos extremistas de la iglesia católica) como lo es el matrimonio igualitario, la esterilización femenina y tan actuales como la escogencia de los nuevos magistrados de la Corte Suprema de Justicia, la relación bilateral de Panamá y China, el sistema educativo del país, la situación actual de la Caja de Seguro Social o una entrevista con un alto dirigente del Suntracs.    

 

Este contenido e invitados tan pluralista en los temas a debatir en Cruce de Ideas me recuerda los tiempos en que el área informativa de canal 5 estaba bajo el mando del Sr. Carlos Manuel Lee, donde crearon espacios tan arriesgados y valientes como Confrontación con Rolando Vidal (qepd), Maribel Cuervo de Paredes y Marcos Castillo y noticiarios tan justos donde igual derecho y tiempo aire tenían tanto empresarios como sindicalistas, ambientalistas como constructores y de donde salieron varios de los periodistas que hoy son reconocidos en canales comerciales.

 

¿Qué tiene Cruce de Ideas de diferente a las demás propuestas de “opinión”? Les cuento.

 

Sus encargados se han esforzados en los pocos programas que tienen al aire en llevar lo que yo llamo “invitados no quemados”. Entiéndase profesionales panameños con planteamientos muy interesantes e inteligentes y con sapiencia en los temas tratados, pero que no son “reconocidos” por estar desfilando de pantalla en pantalla como vemos pasa en otros canales que pareciera sus panelistas tienen el poder de la duplicidad.

 

Sí, también han llevado invitados “conocidos” y que hemos visto en otros shows y noticiarios, pero esos son los menos lo que hace que como audiencia no nos cansemos de ver siempre a la misma gente, ahora en una propuesta "nueva".

 

También es diferente Cruce de Ideas por la moderadora.  Mientras que en los otros espacios los moderadores se creen expertos en todo y quieren opinar más que los invitados, aquí la Sra. Francés hace su papel de moderadora.  Ella se centra en que el protagonismo lo tengan los invitados y no ella. Ella presta atención a las respuestas, toma apuntes para sus re-preguntas. Respeta a sus invitados y no está prestándole más atención al celular –como pasa en otros- que a lo que ellos hablan. Su participación no se ve parcializada.  La gente de canal 5 buscó un rostro fresco, una cara nueva, no politizado como los de los canales comerciales para esta alternativa de opinión y ese simple hecho lo hace atractivo e interesante, porque su manejo es diferente, porque sabe que su papel de moderadora no es demostrar su inclinación hacia un tema u otro y, sobre todo, porque con su poca experiencia frente a pantalla, demuestra respeto a los invitados y respeto a su audiencia. No se cree la que se las sabe todas, como muchas veces pasa en los otros programas de este género y formato. 

 

La producción visual de Cruce de Ideas es básica, con una escenografía sencilla, pero correcta y una línea gráfica nada extraordinaria, pero digna. Bien se podría pensar que es un show de EcoTV en el estilo de producción visual y técnico.   A la moderadora le urge más ritmo y agilidad en su manejo para que, lo suave de su entonación no se confunda con dulzura y que su atractivo físico no quede siendo más importante que su estilo y evidente inteligencia. Si cuida eso, de seguro a la audiencia no se le cruzarán las ideas y concentrará la atención en lo importante: el contenido.

 

Bienvenido Cruce de Ideas. ¡Buena opción de opinión!

Si el chisme es nuestro… es vida privada

ETIQUETAS:
- - - - -
Por:
El Titín -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Domingo 27 de mayo de 2018 06:00 PM

No publiqué columna ni miércoles ni jueves porque me encontraba de viajes y sí, por trabajo, me desconecté totalmente de los medios y apenas estoy revisando material de todo lo que salió al aire. 

Revuelvo la mirada y a veces siento espanto. ¡Qué semana la que acaba de pasar!

Obvio que no voy a publicar nada de la patética sacadera de trapos –sucios y hediondos, por cierto-en redes sociales y después llevados a los shows de chismes entre ex talentos de televisión y gente que no vive en el país.  Cuando me refiero a que las redes sociales –para algunos- son como una letrina, a este tipo de contenidos y “casos” me refiero.  ¡Asco!...Pero como ese tipo de contenidos no me sorprende, ni decepción me generan.

Lo que sí me genera mucha, pero mucha decepción –lea bien, decepción, no sorpresa- fue el conveniente manejo que la gente del canal OyeTV le dieron al caso de su compañero Ismael Avid del show “Sin Filtros”, que, según nota publicada en primicia por este diario, fue detenido por posesión agravada de drogas.

No es un secreto que la gente de la televisión, cuando el caso es de ellos, se tapan como las tejas…y como los politiqueros: tú me tapas a mí, yo te tapo a ti, pero cuando el caso es de un talento de la competencia, hagamos fiesta a cuadro de ese caso y saquémosle el jugo por los puntos de audiencia.  

Sabiendo eso sé que se preguntarán el porqué de mi decepción si yo sé que siempre es lo mismo, ya sea en TVN, Medcom o Nex.  Les sustento el porqué de mi decepción.

Mi decepción es con la gente de producción y talentos a cuadro de “La Mordida” porque hicieron mutis del tema en su show que es precisamente de chismes y donde les encanta “el lavadero” con historias y casos de otros.  Para ellos era como si no hubiese pasado nada. Ni las presentadoras ni en las redes sociales del show se dijo nada….estaban casi en Disney.  Casi un tema prohibido. Para ellos no estaba pasando nada con uno de sus presentadores.  ¡Claro, era uno de la casa, y amigo!   Me decepcionan porque yo los pensé diferente a sus competidores "Suelta El Wichi" de TVN, pero no.

Parece desconocen los productores y talentos de este tipo de formatos que una de las fortalezas que deben tener los shows de chismes, es que manejen o toquen a cuadro los temas que incluyan a sus propias caras o gente de su casa televisora. Que no haya vacas sagradas o intocables.  Los shows líderes de este tipo de información manejan y tocan el tema al aire porque saben que eso se les traduce en credibilidad ante las audiencias que consumen este tipo de información, ante los talentos de la industria y ante los competidores.  No hablar de los de “tu casa” cuando están envueltos en escándalos y de los de otros canales sí, te hace poco creíble. No te da credibilidad ni como show ni a título individual como host de un show de este tipo.

Ejemplos sobran que sustentan lo que arriba escribo: “El gordo y la flaca” de Univisión tocó antes que nadie el escandaloso divorcio de su presentadora estelar, Lily Estefan y otros temas de sus caras estelares como Jorge Ramos. ¡Hoy tienen 20 años al aire!.  Ventaneando de México ha abordado en su show los temas más polémicos de talentos de sus televisoras primero que nadie, de la competencia  o de gente de la industria del entretenimiento y por eso tienen 23 años al aire y siendo líderes.  Ambos, más allá de lo que yo piense de su contenido -que no me gusta-, saben que la credibilidad empieza en casa.

¿Quién está en la producción de “La Mordida” que no sabe esto? ¿Cuáles son los parámetros de contenido “informativo” de la gente de “La Mordida” de OyeTV? ¿Morder a los demás y a los de la casa acariciarlos o protegerlos? O, peor aún, saben en ese equipo de producción cuáles son las características que hace que este tipo de shows gane credibilidad en sus consumidores o la pierda? Evidentemente no.

¿Dónde quedó la valentía de la Sra. Mónica “Lola” Díaz al hablar de todos los temas sin tabúes? ¿Dónde quedó la valentía de la Sra. Yosibell Sánchez al hablar de los demás? O porque el Sr. Avid es su amigo y era el protagonista del hecho, de eso no se habla para “cuidarle la imagen al compañero”. ¿Van a tener el descaro de hablar de otros talentos de pantallas competidoras si de los de ellos (OyeTV) no lo hacen?

Y no, no se equivoquen ni me vengan con eso de que que quiero que hagan leña del árbol caído. ¡No!, lo que quiero es que sean justos, que sean serios y que,  aunque sea un poquito y de mentirita, sean balanceados, ya que objetivos evidentemente demostraron no lo son. A las pruebas me remito. ¿Aprendieron la lección? El caso Avid fue su primera prueba de fuego y la gente de "La Mordida" reprobó.

Entre libras y entre porquerías…

ETIQUETAS:
- - - - - - - -
Por:
Redacción -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Domingo 20 de mayo de 2018 08:30 PM
 
Escribo hoy sobre esto porque haciendo revisión del material para esta columna me encontré con una entrevista a la Sra. Piky Zubieta, presentadora del segmento “Entre Líneas” de La Cascara de TVN donde contaba de la agresión cibernética y psicológica que dice está pasando.  Con todo respeto y responsabilidad lo escribo. A diferencia de otros talentos, a ella sí le creí lo que está padeciendo.
 
Más allá de la no respuesta que la Sra. Zubieta ha recibido por parte de quienes tienen el deber de ayudarla, que por cierto es muy deleznable que esto pase, centro este escrito aprovechando su caso para reflexionar sobre ese derecho que muchos creen tener sobre las personas que salen en televisión o son populares en medios alternativos.
 
Yo a la Sra. Zubieta no la conozco y su segmento en La Cáscara lo veo solo por obligación a la hora de la revisión del material para las críticas.  No es amiga mía. No es una mujer que publica en redes sociales vulgaridades. No es una mujer que en sus redes incita a la violencia, es más, la he visto defender inteligentemente a otras mujeres y hombres.  En otras palabras, no es busca seguidores por medio de pleque-pleques. Aunque ha estado envuelta en polémicas públicas por el tema del peso, siempre he percibido de ella que sabe manejar la ironía sin irse a los extremos de la vulgaridad. Se ríe de sí misma y su sarcasmo no lo disfraza de vulgaridad. O sea, no se pasa la línea ni se va al extremo de las palabras hediondas para entretener. 
 
El problema aquí es que las redes, así como se han llenado de gente resentida y llena de odio -muchas promocionadas por los medios o talentos de ellos-, también se ha llenado de gente violenta y enferma que cree que una figura pública, ya sea porque aparece en televisión, participa en política, es cantante o deportista, eso le da derecho a los demás a insultarles, ofenderles, atacar a su familia o peor aún, como en el caso de la Sra. Zubieta, amenazar indirectamente a personas indefensas, como lo es una niña.  
 
Y no. No señores, así no son las cosas y esto tiene que parar. Una cosa es ser una figura que hace un trabajo público y otra, muy diferente que la vida de esas personas sean públicas y que por ello tengan que aceptar agravios en nombre de la libertad de expresarse o porque su red publica o abierta ¡No!
 
¿Dónde dice que un talento de televisión por ser “gordo” tiene que ser agredido? ¿Dónde dice que por sus inclinaciones sexuales tiene que ser lastimado? ¿Quién nos da el derecho a insultar, denigrar y hasta meternos con la familia de un personaje por ser público su trabajo o porque no nos guste lo que hace en televisión o redes?  ¿En qué momento se abrió ese grifo de porquerías donde usamos las redes para dañar a otros? ¿Cómo hay gente que aplaude agresiones?  Aquí hay que hacer un alto porque esto pasó de mal a peor.  Ya se están metiendo con niños, ya están, en broma o en serio, enviando mensajes sobre hacerles daño a menores de edad, a familias. Hoy es la Sra. Zubieta, mañana puede ser usted sin ser un mal llamado “famoso” del patio. ¿Entienden lo grave de lo que está pasando con las redes? ¿Entiende que usted muchas veces es parte indirecta de su mal uso al insultar a otros?
 
Reitero, hay que hacer un alto. Las autoridades competentes a reaccionar, los talentos a unirse y denunciar. Hay que quitarse las camisetas mediáticas y actuar como una sola voz. Hay que denunciar hasta que los encargados hagan algo. Basta de la violencia en redes. A las audiencias, basta de creer que todo el que sale en medios tiene que aceptar insultos. Son seres humanos que tienen familia, tienen hijos, tienen madre. Antes de publicar algo piensen en lo que no les gustaría le hicieran a usted.   Cuando una persona para criticar tiene que ofender, es porque no tiene argumentos y su cerebro está lleno de excremento. Así de claro y hedionda es su realidad si usa redes para hacer mal. Piénselo.
 
Sra. Zubieta, tiene toda mi solidaridad y apoyo.  ¡No al mal uso de redes! ¡Basta ya!

Y en el minuto 87…

Por:
Redacción -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Viernes 18 de mayo de 2018 12:00 AM

Yo sé que sonará repetitivo, pero no es un secreto que si fuera por algunos espacios informativos o de desinformación de los medios masivos, algunos talentos y las redes sociales, de este país hay que salir huyendo porque nada sirve, no pasan cosas positivas y como país somos un excremento. Todo es en negativo. Todo.

Los minutos que le dan a la información positiva del país, por lo menos en los informativos, es casi nada. Lo disfrazan con esa falacia de la noticia "positiva del día" o "la buena noticia" cuando hay montones de cosas buenas –que no tienen que ver con gobernantes- que son positivas, pero que simplemente no les importa que sea parte de sus espacios. ¿Por qué? Porque para ellos es mejor el pereque, el alarmismo y la sangre. Todo, según ellos, porque la gente prefiere consumir lo negativo, la "matadera" y demás hierbas aromáticas que dicen ellos para justificar su poco interés en darle a las audiencias un contenido "nutritivo" e inteligente. Busque los diarios y verá que son pocos –por no calificar de inexistentes- los titulares o nota de techo sobre algo positivo del país. Necesitará lupa porque casi no se ven.

Precisamente porque a casi todos los medios le interesa lo negativo porque lo traducen en rating/plata es que hago hoy una pausa en mis críticas sobre televisión.

Quiero contarles que el miércoles fui invitado al pre estreno del documental panameño "Minuto 87. Panamá en el Mundial" y más allá de lo que usted crea va a ser el papel de nuestra selección mayor de fútbol en el mundial de Rusia 2018 y más allá de lo que digan los "bocones" o seudo expertos en fútbol sobre cómo le irá a nuestra selección, yo le pido que se regale el ir a las salas de cine donde lo tienen programado y lo vea.

Sí, es un regalo el verlo porque, si bien es cierto la forma de su producción es impecable y muy reveladora, el fondo es una belleza que apela a la esperanza, al esfuerzo, a la dedicación.

Ver "Minuto 87" no es ir a ilusionarnos con que vamos a ganar el mundial. No es un documental para vendernos ilusión pro selección. No es un proyecto que busca que soñemos junto a nuestros jugadores. No es vendernos una irrealidad.

Es un documental que invita a creer en Panamá. Que invita a que nunca dejemos de soñar como país. Un documental que nos dice que en Panamá las cosas se puede lograr trabajando con honradez, con entrega, con dedicación, con mística y sí, también con tropezones que nos tumban e invitan a levantarnos y seguir.

"Minuto 87" es lo más íntimo que hemos visto sobre la selección mayor de fútbol que irá a representarnos en Rusia. Es verlos en su tú a tú. En su mundo, en su espacio, su intimidad, son esos momentos que solo ellos conocían y vivían hasta ahora no revelados.

Este proyecto, a cargo del equipo de C11 Films y talentosos de la industria como Gretta De León, Christian Escobar, Kelvin Flores, Adán De Gracia, Valentín Duggón, Christopher Castagnet, Nadir López, José Tuñón y producido por la Federación Panameña de Fútbol y RPC Deportes es tan revelador como inspirador. Tan auténtico y natural que no hay forma de no emocionarse, de no sentirse solidario con los chicos, con los técnicos, con Panamá como un todo.

Su producción es muy buena porque está correctamente editado y con un hilo conductor muy bueno en su guión, su musicalización correcta y casi nada planificado, imágenes y audios inéditos de momentos casi secretos que no hay espacio para no conectarse, para no emocionarse, para no trasladarnos a ese minuto 87 donde se definió nuestra ida a Rusia como uno de los equipos mundialistas. No hay espacio para no pensar en positivo.

Minuto 87 es, reitero, esperanza, solidaridad, positivismo, compromiso, mística, ética y amor a un país. No es un documental a nuestro equipo de fútbol. Es mucho más que eso. Y así se tiene que ver. Es decirnos que podemos lograr lo que nos propongamos con trabajo y entrega. Con honradez y compromiso. Valores que cada vez se promocionan menos en nuestros medios. Regálense revivir ese minuto 87. Hágalo para que se oxigene de positivismo y amor verdadero a tu bandera. Felicidades a los involucrados.


Ver "Minuto 87" no es ir a ilusionarnos con que vamos a ganar el mundial. No es un documental para vendernos ilusión pro selección.

Miér…¡coles!

ETIQUETAS:
- - - - - - - - -
Por:
Redacción -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Miércoles 16 de mayo de 2018 12:00 AM

Calle del Pereque…

El tiempo es mi mejor testigo. Calle 7 de Telemetro tiene un segmento que se llama "El Pleque-Pleque". Sí, así como lo leen. Después de tanto negar ser eso y molestarse por mis críticas, lo admiten con segmento y todo. En otras palabras, ya empiezan a llamarse como desde hace tiempo debieron llamarse: el game show del "pleque-pleque". Y es que los productores de este programa decidieron desde hace mucho tiempo que esta propuesta fuera más pereque y menos competencia. Más dizque polémicas y menos competitividad entre los participantes. Más mentiras y pésimas actuaciones que realidad y competencia; tanto así, que una de sus competidoras y ex campeona en redes sociales hace unas semanas escribió que en pantalla no son reales, son personajes y palabras más, palabras menos, todo es un show….Así quedan muchos…con el tiempo dándome la razón…

Deja-vú 1…

Si usted quisiera saber cómo hacer un emparedado grande y gratinado, no deje de sintonizar "Sabores del Chef" en su retransmisión después de las 12 de la noche por TVN. Ellos, por algún motivo que desconozco, repiten una y otra vez –y en la misma semana- la misma receta del emparedado gratinado. No sé si es una campaña pro obesidad de esa pantalla o si se le acabaron los programas a repetir del popular chef. Si yo fuera el Chef, Argimiro Armuelles, ya les estaría pidiendo regalías no solo por el uso y abuso de imagen, también por los daños y perjuicios porque, aunque sea de madrugada y muy poca gente sintoniza televisión a esa hora, es un abuso repetir el mismo show que ya hasta la receta y conversación con la chef ayudante uno se sabe. Cualquiera creería que no sabe cocinar nada más...

Deja-vú 2...

Y escribiendo de repetición, también de TVN, ¡cuidado! que en los "Reyes del Humor" repiten montones de veces shows donde aparece –aunque en personaje- una ex colaboradora de ustedes que "ahora" es la que más ama a Telemetro y que ellos la invitan como fuente legal…Cuidado con esas repeticiones…Esto es como decirle a un hambriento donde hay comida…y más show.

Deja-vú 3...

Si la Virgen de Guadalupe –y no me refiero a la Sra. Jenia Nenzen- supieran el jugo que Telemetro le saca a sus capítulos al repetirlo más de 5 veces, de seguro no arropa a los de programación de esa empresa con su manto de estrellas. Estoy claro que es uno de los shows de mayor audiencia –y puedo confirmarle que en Televisa es el de mayor audiencia de toda esa empresa- pero repetir los mismos capítulos sin compasión ni disimulo, no se vale. Lo castiga Dios. Si respetaran un poquito a la audiencia, mínimamente anunciarían que era una repetición. Bueno, entiendo no lo hagan porque tendrían que poner en pantalla "repetición, de la repetición, de la repetición, de la repetición, de la repetición. A las pruebas me remito, el capítulo de ayer lleva 5 repeticiones. ¡Cinco! Virgencita, ayúdalos, tú puedes.

¿Wichi?...

Yo creo que lo que pasa en el show de Franklyn Robinson -sí, porque es el show de Franklyn y sus tres invitadas- contra la Sra. Jacky Guzmán es deleznable tanto por lo que a ella le hacen a cuadro como por lo que ella acepta le hagan. Estemos claros. Aquí no hay ni víctima ni victimarios y mucho menos wichis, aunque sí irrespeto. Punto. Pero que gente inteligente haya caído en ese juego, trampa o estrategia pro-rating de creerse eso de que se va, regresa, no regresa, los suspendieron y que ese tema se haya convertido en contenido para otros medios, dice mucho de lo que es realmente importante para la gente. Estamos mal. ¡Muy mal!

Tolerancia…

Hace unos días publiqué una crítica sobre los aniversarios de Jelou de TVN y Ají de Nex. Varios fueron los correos que recibí criticándome por aplaudir al show de Nex. Entre las sustentaciones de las críticas hacia mi escrito estaba que en EPASA me obligaban a escribir bien de ellos porque Nex es medio hermano empresarial. No señores, se equivocan. Si hay una pantalla a la que le he dado palo para comer ahí y para llevar es precisamente, Nex. Además, es donde hay más gente que me detesta por mis escritos. ¿Ok? Y me mantengo en lo ya publicado desde hace años, el show Ají de Nex, por su contenido, es mucho mejor que Tu Mañana de Telemetro y Jelou de TVN. No hay que ser experto para saberlo. Punto.

Twitter…

Lo vengo escribiendo por todos lados. Las redes sociales se han convertido en una letrina de lo más hedionda, sobre todo Twitter. Es cierto que hay gente buena y positiva. ¡Suerte!... Pero de que encuentras de todo, lo encuentras, sobre todo gente "loca" y muy loca… Gente que opina sin saber. Gente que opina por egos o por autollamarse expertos. Gente que se la pasa en la iglesia o hablando de Dios y sus publicaciones son de odio, indirectas y negativismo, o sea, comen santo y excrementan diablo. Gente que opina de todo, gente que se mete en conversaciones que no le corresponden, gente que abusa e insulta, gente que promueve la porquería y el mal gusto en televisión, gente que deja ahí todas sus frustraciones profesionales y hasta personales. Gente que hace daño. Gente mala. ¿Verdad que sí? Ojalá usted que me lee no esté entre alguna de estas calificaciones ¿o sí?…El que se pica es porque ají come…


Si respetaran un poquito a la audiencia, mínimamente anunciarían que era una repetición. Bueno, entiendo no lo hagan porque tendrían que poner en pantalla "repetición, de la repetición, de la repetición...

Desfile de reinas…

ETIQUETAS:
- - - - - - - - -
Por:
Redacción -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Lunes 14 de mayo de 2018 12:00 AM

Pueda que algunos no lo comprendan o lo desconozcan, pero el Desfile de Reinas que organiza la Autoridad de Turismo y el Club Kiwanis y que transmitió ayer, en exclusiva y en directo Telemetro, es una de las manifestaciones folclóricas y culturales más importantes del país y que esto haya regresado a la ciudad y, sobre todo, que sea transmitido por televisión es una maravilla por muchas razones.

Es una maravilla porque detrás de cada disfraz, de cada carro y de cada reina, hay un esfuerzo titánico de un montón de personas que trabajan sin descanso para que en cada ciudad del interior, su respectiva reina se luzca, sin embargo, al ser el carnaval de Las Tablas el único que se transmite en directo, se desconocen montones de obras de artesanos locales que trabajan para otros pueblos.

El Desfile de Reinas es una ventana para que conozcamos el trabajo y arte de muchos panameños. También es la ventana para que los que no pudimos ir al interior veamos concentrados en un mismo lugar a la mayoría de las reinas de los pueblos, sus alegorías, sus tonadas, sus murgas, pero lo más importante, es el espacio más sano de todo el carnaval para que familias completas salgan y disfruten de un desfile único, lea bien, único, que solo se realiza en Panamá. Nacionales y extranjeros, niños y adultos, familias enteras disfrutando de la manifestación más importante de la alegría del panameño, los carnavales. ¿Comprende usted con esto la importancia de esta transmisión?

Sabiendo eso, la gente de producción Telemetro le cedió este proyecto a las personas más representativas de su pantalla para la transmisión, comentarios y entrevistas a las reinas: a los Sres. Rubén Montenegro, Fredd Santana, Víctor Ballesteros y a la Sra. Doralis Mela, del equipo de "A lo Panameño" y sumaron al Sr. Moisés Rodríguez que lleva años –junto a Ballesteros- siendo uno de los encargados de trasmitirnos el desfile desde Las Tablas.

A diferencia del año pasado, los encargados de la producción de esta transmisión incluyeron mini reportajes biográficos o mini perfiles de cada reina, lo que sirvió para que conociéramos más de ellas, nos explicaran su alegoría y nos contaran anécdotas inolvidables de su carnaval. Eso estuvo muy bien, aunque muy básica su producción. La post producción y bumpers fueron los correctos porque estaban uniformados a la propuesta original, logo del evento y línea gráfica. Su dirección de cámaras, excepto la portátil dentro de las tunas, fue buena.

En esta transmisión quedaron demostrado varias cosas, tanto positivas, como negativas que paso a detallarles, algunas imperdonables.

La Sra. Doralis Mela para ser una host de uno de los shows sobre folclore más importantes del país, hizo un papel de mediocre para abajo. Pésimo. Sus mínimas intervenciones fueron vacías, sin aportes, ni gracia ni ánimos. Parecía obligada a estar ahí y eso no se vale. Su papel era contagiar, no restar. Las veces que la cámara "los enfocó, o estaba arreglándose el cabello o estaba arreglándose el vestido o solo mandaba saludos. Si no estaba, nadie se percataba de ello. Para esto, nunca más por favor.

Moisés Rodríguez y Víctor Ballesteros proyectaron mucha química entre ellos, saben manejar la emoción y picardía que implica una transmisión como esta y lo hicieron. Conocen bien lo que es la transmisión de desfile de un carnaval y generan empatía con quienes están viendo la transmisión y animan bien a quienes estaban presentes. Ellos estaban en lo suyo.

Por otro lado, Rubén Montenegro hizo muy bien su papel asignado: entrevistar a las reinas y tratar de inyectar picardía en sus intervenciones junto a ellas. Fredd Santana, fue a hacer nada. Solo sirvió, para meter el micrófono entre las tunas y salomar, nada más. En la próxima le dan el día libre y se ahorran esos viáticos. En conclusión de este punto de talentos, la transmisión la salvó por Montenegro, Rodríguez y Ballesteros. Punto.

La transmisión de un desfile de carnaval panameño tiene la obligación de cumplir con varias características que no solo incluyen la parte técnica, también con la parte anímica y de aporte de los talentos encargados de ella. Debe incluir ritmo en su dirección de cámaras y de sus talentos encargados de los comentarios o narraciones. Variedad de encuadres y "ponches" de cámaras diversos para hacer rítmica la transmisión y que no sea plana a los ojos de quienes la sintonizan, pero lo más importante, se deben comprender que se trabaja para los que nos están viendo, conocer el producto y hacer que sea coherente lo que se ve, con lo que se transmite como talento y visualmente.

Teniendo en exclusiva un producto tan importante, esperaba más de sus talentos siendo las caras del folclore de Medcom, también un mejor esfuerzo para transmitir todo el desfile, sí, completo. ¿Quieren ser reyes de transmisión de Carnaval? Aprendan bien a tirar los besitos.

Jelou! de TVN cumple 2 años y Ají de Nex, cumple 3.

Jelou! y Ají de fiesta

ETIQUETAS:
- - - - - - - -
Por:
Redacción -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Viernes 11 de mayo de 2018 12:00 AM

Si fuese por la cantidad de aniversarios que se celebran este mes, deberíamos decir que la televisión local está de fiesta. Como escribí el miércoles, la gente de OyeTV celebró sus primeros 365 días al aire y esta semana dos shows matutinos también están de aniversario.  Jelou! de TVN cumple 2 años y Ají de Nex, cumple 3.

Como usted sabe y ya lo he escrito, es mucho lo que a ambas propuestas se les puede criticar, tanto en su producción como en su contenido o formato, y otras las que hay que ponderarles. Quizá algunos esperen los destruya pero no, hoy los celebro.
 
Partamos de algo muy importante que antes de criticar es muy necesario que se sepa. Hacer televisión en directo no es fácil.  Eso requiere de montones de recursos humanos y técnicos y si a eso se le suma que son propuestas de televisión diaria y por más de una hora, más difícil aún es. Se requiere mucha preproducción, coordinación, logística y como productores, hasta ser sicólogos.
 
Y es que los productores de los shows matutinos, aunque no lo quieran admitir, tienen que “surfear” con los egos de los talentos que en estas propuestas trabajan. En Tu Mañana de Telemetro hay que lidear con la egolatría de algunos de sus talentos. En Jelou! de TVN también sus productores tienen que lidiar con la egolatría de algunos de sus talentos y, en Ají de Nex, también pasa lo mismo.  Adicional, surfear con los diferentes caracteres de sus talentos y sus cargas emocionales, problemas laborales y personales.   Ojo, esto sin contar que en algunos shows, por muy bien que parece se lleven sus talentos a cuadro, compiten entre ellos y reclaman derecho a piso y derecho de cuadro, afortunadamente, no todos. Esto pasa en la mayoría de sus shows matutinos… tengo pruebas de lo que afirmo (emails, capturas de patalla, audios), pero eso no es lo importante.
 
Lo realmente importante es el esfuerzo que hacen estos espacios por llevar entretenimiento y diversión a sus diferentes audiencias, aunque, como bien saben, les he reprochado ciertos contenidos que me mantengo en que son o fueron asquerosos.
 
En el caso de “Ají” de Nex, que celebra su tercer año al aire, yo les aplaudo que a pesar de no contar con todos los recursos -ni humanos ni técnicos- que tienen sus competidores, su propuesta es la del contenido más inteligente.  Sentarse a ver “Ají” desde su primer show es sentarse a aprender. Sentarse a instruirse de manera fácil y entendible para que cualquiera que la vea aprenda.  A diferencia de “Tu Mañana” o “Jelou!” aquí hay mucha más información que entretenimiento.
 
Sus talentos a cuadro se nota que no se sientan a improvisar al momento de las entrevistas y el resultado es un show que cumple: educa y divierte.   Lo que más le aplaudo a “Ají” y sobre todo a sus 4 talentos es que no se han defraudado a ellos ni a la propuesta por obtener más puntos de rating.  Han mantenido su esencia, estilo y centrado el show en lo que son, una fuente inagotable de información para todo tipo de audiencia y eso, los diferencia y muy bien del resto.
 
En el caso de “Jelou!” de TVN, sus encargados han decidido enfrentarse constantemente a su competidor de Telemetro, cosa que no está mal, pero no debe ser lo más importante porque en ese pelear por el rating se defraudan como propuesta y al final ver uno u otro es casi lo mismo.
 
“Jelou!” celebró sus dos años a lo grande.  Sintonizar ese día el show era realmente una fiesta televisiva que contagiaba y donde se cuidaron montones de detalles.   Todos se veían lo disfrutaban. Se veían involucrados entre ellos y así lo reflejaban a su audiencia.  No hubo un solo minuto o segmento del show de aniversario que no reflejara celebración o fiesta y eso fue perfecto como marca.
 
“Jelou!”, como ya he escrito, ha sufrido varias bajas en poco tiempo al aire, sin embargo, sus productores supieron buscar los reemplazos correctos haciendo casi imperceptible los cambios de talento a cuadro, adicional a ello, han sabido, inteligente y correctamente, darle el mismo tiempo-escenario a casi todos sus presentadores logrando que ya no haya “host” principal y que todos sean importantes, pero que ninguno se crea indispensables para el éxito o continuación de la propuesta. Eso, como estrategia fue realmente acertado.
 
Aplaudo que Jelou y Ají sigan al aire, más que por su contenido, por seguir siendo alternativas para el público que consume televisión matutina.  Ojalá ese ser alternativas televisivas los invite también a comprender la responsabilidad que tienen con las audiencias de entregar televisión nutritiva y no chatarra. a promover y ofrecer entretenimiento y no chabacanería. Fácil no es cuando hay que llenar tanto tiempo de televisión en directo, lo sé, pero ahí el reto de quien produce y su crew.  Felicidades a los talentos a cuadro de Jelou! y Ají y, sobre todo, a los que están detrás de cámaras que poco reconocimiento de las audiencias reciben y montón de trabajo hacen. ¡Felicidades!
 

Lo realmente importante es el esfuerzo que hacen estos espacios por llevar entretenimiento y diversión a sus diferentes audiencias...

¡Oye, es contigo!

ETIQUETAS:
- - - - - - -
Por:
Redacción -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Miércoles 09 de mayo de 2018 12:00 AM

El canal 'OyeTv' está de aniversario. Cumple sus primeros 365 días al aire. 365 días de ser, por un lado, el hermano menor de las pantallas Telemetro y RPC y, por el otro, de ser la marca televisiva más joven de la industria en el país. Increíblemente tiene mayor mercadeo que una marca como RPC, pero eso es tema de otra columna.

'OyeTv' inició transmisiones con grandes problemas de identidad. Su propuesta más que buscar que los jóvenes consumieran televisión, parecía que buscaban competir con Más23 que por años tuvo el liderazgo local de las pantallas dedicadas a los videos musicales y los llamados Vj's.

En su propuesta inicial se lanzaron con tres ambiciosos proyectos que apelaban, si bien es cierto a la irreverencia e informalidad de algunos jóvenes, también tenía contenido para un público de generaciones más adultas. Ahí había parte de su problema de matriz. ¿Para qué audiencia estaba dirigida esta pantalla? ¿Adolescentes? ¿Jóvenes adultos? ¿Millennials?

Esto nunca quedó definido y a cuadro se notaba. Presentadores bastante adultos que se comportaban como chiquillos. Entrevistas a gente de otras generaciones que, por muy buenos que fueran, no conectaban con los actuales jóvenes porque ni siquiera sabían quiénes eran. Un show que se llamaba "Sin filtro" donde lo que más había era filtro. Un monólogo muy malo que ni siquiera a su producción hacía reír. El resultado es que, por mucho que sus ejecutivos y creativos dijeran que sí había definición en pantalla de esa marca, la realidad y resultados reflejaron otra. Tengo los números de todo. ¿Ok?

En ese supuesto de buscar llenar diferentes espacios y llegarle a diferentes audiencias, pautaron en su "prime time" como fijo shows dizque liberales donde supuestamente se hablaba sin filtro, un espacio de chismes y un espacio supuestamente irreverente de entrevistas basadas en la informalidad y cápsulas de moda. A medida que pasaban los meses le sumaron realities de fotografías y espacios de humor, además de videos musicales. Ese fue el primer año de OyeTv. Cero impacto, cero moverle el piso a la competencia, cero casi todo. Y ahí radicaba, reitero, parte de su problema. La indefinición de su estrategia pantalla-audiencia.

En ese no saber a dónde disparar, en ese jugar tiro al blanco, no se percataron de que tenían montones de cosas a su favor que es justo reconocerles. Quizá por presupuesto, creatividad o poca planeación no le sacaron provecho al exquisito sarcasmo que juntas tienen las host de, por ejemplo, el show de chismes "La Mordida". Esto es simple y al César lo del César. No hay en toda la televisión local una pareja de host que maneje tan bien y con tan buena química a cuadro el humor negro y el sarcasmo como las señoras Yosibell Sánchez y Mónica Díaz. ¡No las hay! Son exquisitamente perversas. Esto, pantalla 7 no lo supo aprovechar a favor de la marca.

Como tampoco supieron aprovechar –y creo que ni cuenta se han dado- del gran mensaje de tolerancia, respeto y apertura que envían con la presencia del Sr. Mauricio Herrerabarría en su pantalla. Miren, más allá de sus inclinaciones personales –que no debería en estos tiempos ser un tema ni siquiera de conversación- el Sr. Herrerabarría es, en la historia de la televisión local, la muestra más real de autenticidad, valentía y respeto a grupos minoritarios o discriminados. Lea bien, en la historia de la televisión local. Sí, es cierto que como presentador no necesariamente sea el mejor y que tiene muchísimo por aprender, pero tiene lo que a otros del medio les falta: respeto a él mismo, respeto a sus gustos y respeto a su audiencia.

Y...lo más importante. OyeTv en el 2018 fue la pantalla con las más arriesgadas y mejor logradas campañas institucionales sobre temas tan duros como la discriminación, el odio, la intolerancia y el respeto ¡y tampoco supieron sacarle provecho!. Ni el resto de los canales de Medcom, ni los de TVN ni los de Nex tuvieron campañas institucionales con mensajes tan profundos como ellos. ¿Cómo no se percataron de ello y lo usaron a su favor?

OyeTv cumple un año y desde el lunes lanzaron su nueva línea gráfica, su nueva imagen y sus shows del prime time todos iniciando segunda temporada. ¡Visualmente todo está hermoso! Muy acorde a lo que deben ser como pantalla, como marca fresca y lo que son sus talentos. En eso, están bien. Buen inicio.

Ahora es momento de conectar con las audiencias objetivas y ser estratégicos. Es momento de que "Sin filtros" sea realmente sin filtros, pero sin irrespeto. Irreverentes pero no vulgares. Atrevidos pero sin insultos. Es el momento de ser el espacio donde los temas tabúes se toquen y de ello se hable. Sin miedos ni autocensuras. Es el momento de que "La Mordida", muerda y duro sin irse al extremo de sus competidores y de que el "Dizque Late Night" aproveche que tiene una presentadora bastante buena, desbocada, que se atreve a todo y un co-host valiente. Tienen montones de factores a su favor, solo hay que dejar de "oír" y empezar a "escuchar", dejar de "ver" y empezar a "observar". Ojalá se atrevan, ¿Oyeron o leyeron?


El Sr. Herrerabarría es, en la historia de la televisión local, la muestra más real de autenticidad, valentía y respeto a grupos minoritarios o discriminados.

Páginas