"Creo que el presidente es un hombre razonable e inteligente, lo que creo es que no ha sabido manejar el poder", recalcó el exmandatario.

Ricardo Martinelli: 'Conectando puntos'

ETIQUETAS:
- - - - -
Por:
Ricardo Martinelli -
[email protected] | @diaadiapa |
Miércoles 25 de julio de 2018 08:15 PM

 

Panamá es una tierra de oportunidades, no debería existir un solo pobre y es uno de los únicos países que puede dar ese salto de un país oscuro del tercer mundo a uno del primero. Nuestro problema somos nosotros mismos, pues pareciera que tenemos xenofobia, envidia a quien le va bien, valores por debajo de lo normal, opinólogos que solo  van por sus intereses partidarios y no responden a la membresía, una educación distorsionada, pero peor aún, nos llena una sed de venganza contra el que tiene, el que hace o tiene belleza, talento e ingenio, todo lo cual complementamos con un mal gobierno, donde no existe la justicia, la democracia  o inclusive el balance de poderes.

Creo que debemos todos  ver y hacer lo que a otros les ha ido bien. Por eso recomiendo escuchar  no una, sino mil veces, ese famoso discurso que en el 2005 pronunció  Steven Jobs en la Universidad de Stanford: “Conectando puntos” o “Connecting dots”.  No existe algo más profundo y real, que si es aplicado tanto por gobernantes como gobernados, nos hará no solo mejores personas, sino un mejor país. Ese fue mi credo durante mi administración, por eso tuvimos el crecimiento económico más grande de la historia, con el desarrollo social, turístico, empresarial, educativo más grande y jamás visto. Lo malo de esto es que esa misma visión la compartía mi querido vicepresidente, no sé qué ha pasado en el camino, pero algo que soñamos y pensamos juntos funcionó tan bien por 5 años que no veo  por qué ahora es lo contrario.

Creo que el presidente es un hombre razonable e inteligente, lo que creo es que no ha sabido manejar el poder, que es efímero y ya pronto se le acaba. Pudo haber sido el mejor gobierno de la historia. Lo que nos plaga  es el odio y rencor alentado desde lo más alto para saciar un "odio pasajero"  que le ha hecho daño al país. Debe aún recomponer esos valores y pensamientos basados en la ayuda al más necesitado y no al más pudiente o a copartidarios que ven el mundo desde el prisma más metálico que social.

No podemos tener esa doble moral, que  lo malo hecho por mí o los míos se omite y solo se resalta lo ajeno, siendo el mismo delito coima para unos y donación para otros. Por eso las carreteras tienen costos de autopistas, los puentes del mismo tamaño costos estratosféricos, la suspensión de obras para investigar ha conllevado "sobrecostos" ahora reales que debemos pagar, como la Ciudad Hospitalaria, o peor aún, haber cancelado los escáneres de rayos X de los puertos o de las carreteras, así como los radares italianos, alegando el mismo pero inexistente razonamiento, que lo único que  ha traído es el incremento  del tráfico de drogas. Ya se comenta en EE.UU. que las más altas figuras gubernamentales son los "cobradores" de peaje por su paso vía Panamá.

Conectemos los puntos y hagamos de Panamá el paraíso que fue y puede ser recuperado si todos ponemos nuestro granito de arena. Esto no es fomentar la impunidad, pero  sí no interferir en  la justicia. Es también defender  nuestra razón de ser, no entregándonos, tal como hemos hecho a los organismos internacionales o países dominantes. Creo que la relación nueva con China, Rusia e India, algo por lo cual felicito al Gobierno, debe ser acrecentada, porque ya el mundo es más tripolar que antes, pero esto no debe ser para convertir  algo tan positivo en un negociado de visas con funcionarios del Consejo de Seguridad controlando el mismo.

Recomiendo al Presidente que deje  de escuchar  las conspiraciones y los miedos que le meten los milicos. Estos son eso, han sido con todos y serán los primeros en venderse al nuevo postor. El que crea lo contrario es un neófito, solo hay que ver la historia de éstos que son los seres  más aduladores cuando se está en el poder y los más traicioneros al acabar el mismo.

Presidente, conecte los puntos, pacifique el país, todos, y me incluyo, queremos que al Gobierno le vaya bien y sea usted un reformador, no un generador de caos e ineficiencias. Ya falta poco, quienes creen que esto no acaba deben verse en el espejo ajeno. No podemos seguir con más revanchas y odios políticos o personales, esto es perjudicial para todos y más  para los que se van, porque los que vienen, si no continúan con lo mismo, entonces sí vamos a una debacle. No debe haber más odio ni rencores y el momento propicio de empezar es ahora mismo, no después, cuando ya  sea tarde. Los elementos recalcitrantes que hay en ambos lados deben sentarse a dialogar, pasar la página y ver cómo se conectan esos puntos que nos den paz y el desarrollo que todos anhelamos.

El expresidente Ricardo Martinelli promete escribir diariamente sobre su vivencia en el penal, en la Corte y el trato que recibe.

Ricardo Martinelli: 'Esta farsa solo busca condenar a un inocente, soy inocente'

ETIQUETAS:
- - - - - -
Por:
Ricardo Martinelli -
[email protected] | @diaadiapa |
Martes 17 de julio de 2018 06:30 PM

Hoy 16 de julio me levanté muy temprano, como siempre, y después de traerme a la audiencia política montada en la Corte con el solo hecho de inhabilitarme políticamente, denigrarme y humillarme para satisfacer así el odio, la envidia y  vendetta personal de algunos seres que por motivos políticos, comerciales o privados se han empecinado en fabricarme un expediente falso, sin sustento jurídico.

Muy temprano me fui a buscar el segundo en comando de la Policía Nacional, el afable y sonriente Chinto Gómez, que contrario a combatir los altos niveles de criminalidad, prefiere perder del día de trabajo escoltándome a la Corte Suprema, con él un chofer que poco habla y solo escucha, más un miembro de las fuerzas especiales que se la pasa chateando en su celular y dando órdenes de cómo proceder o ir por la ruta de la cárcel al lugar de la audiencia. Este es quien controla la “chicharra”, o sea, la criptoneta de la gran cantidad de sirenas, motos, vehículos y escoltas a lo largo del camino.

Todo ese ruido y más ruido, parecer ser esto lo que mueve a estos seres para tener un sentido de importancia de estar transportando a un inocente al patíbulo.

También está “otro asistente” del segundo jefe, que es más bien el ejecutor de los planes y quien informa de lo que sucede en el orden del día de los otros “comandos”.

Debo admitir que me trata muy bien, de forma caballerosa, respetuosa; sin embargo, no existe conversación alguna entre las partes, no por intereses de las partes, pero sí quién sabe por órdenes superiores.

Al llegar me encierran  en un cuartito, el cual deber estar lleno de micrófonos, tal como existe en “la celda” donde estoy recluido, que bien pueden estar en los tomacorrientes o en la TV suministrada por ellos mismos rehusando la que habrá comprado mi esposa. ¿Cosa rara, verdad?

Acá veo con esto, por cómo avanza un juicio amañado, en el que me han violado todas las leyes, no habiendo ni notificaciones ni imputación, no teniendo competencia al haber perdido la calidad de diputado y, peor aún, el doble juzgamiento. O sea, que todo magistrado que haya sido “exonerado”  por la Asamblea para quedar al descubierto. Por tanto, estos y muchos otros precedentes usados para perjudicarme serán en el futuro usados contra otros. Lo malo de esto  es que nada importa salvo que sea para violar todos los derechos legales y constitucionales a los que por ley tengo derecho.

Seguiré escribiendo diariamente sobre esta farsa que solo tiene el fin de buscar una condena de un inocente que jamás hará trato alguno de este juicio político del cual soy objeto porque soy inocente y desconozco los hechos que investigan.

Hoy leo sobre las Cruzadas y los caballeros templarios.

"Estoy en espera de una decisión, tanto discrecional como política, de si soy o no extraditado a mi país", reitera el exmandatario.

Ricardo Martinelli: 'Estoy aquí solo por los designios de un ser malévolo'

Por:
Ricardo Martinelli -
[email protected] | @diaadiapa |
Jueves 07 de junio de 2018 02:30 PM

 

Cuando estás detenido, poco o nada puedes hacer por nadie en el mundo externo, salvo preocuparte por ti y tus diarias penurias que para otros en el exterior son verdaderamente insignificantes. Es por eso que mejor no pensar mucho en lo que pasa o hacen otros, ya que poco o nada puedes hacer al no tener control sobre ellos, solo sobre tu propio ser.

No te pueden visitar los parientes, amigos, socios o familiares, y si lo hacen es esporádico; no puedes ir a ver a parientes enfermos o a un sepelio ni preocuparte por tu carro, el seguro, cobro o pago de cuentas, amistades que te reniegan, copartidarios que te abandonan, impuestos que adeudas, obligaciones, tarjetas de crédito, mantenimiento de carros, tarjetas del corredor con recarga, etcétera. A veces no puedes llamar ni opinar ni contestarle a quien te requiere, en fin, la gente se olvida de ti y se aprovecha de tus circunstancias. Eres como un cero a la izquierda, que no cuentas; de ser jugador, ahora, si acaso, serás espectador.

 

Lea también: Ricardo Martinelli pide que le recuerden a Varela que la fiesta está acabando

 

Esto me recuerda en la historia cuando los nazis invadieron Rusia, en la Operación Barbarrosa, en la cual prematuramente habían hecho un pacto de no agresión firmado el 25 de agosto de 1935, en el cual se dividían Polonia, y como veremos el mismo partir el mundo en áreas de influencia entre estos dos sistemas totalitarios.

Antes de invadirlos el 22 de junio de 1941, adoctrinaron a su ejército y crearon las cuadrillas de exterminio, llamadas "Einsatzgruppen", las cuales mataron sin compasión a todos los judíos, la población rusa y miembros del Partido Comunista, ya que estos eran considerados "subhumanos" y les dieron el nombre de "unterbrechen", o sea, que al asesinar a un ser humano no te considerabas un asesino porque a los que mataban no eran seres humanos, sino subhumanos.

Yo aquí en este centro de detención, así es como un ser humano se siente, en la cual sin derechos ni privilegios no puedes ni opinar ni hacer nada sobre el mundo exterior, ya que vives encerrado en una cúpula en donde solo sobrevives a duras penas.

En mi caso, estoy aquí solo por los designios de un ser malévolo, rencoroso y envidioso, que por una persecución política, me ha fabricado un caso con el fin de liquidarme políticamente y saciar su vendetta personal de odio.

Estoy en espera de una decisión, tanto discrecional como política, de si soy o no extraditado a mi país. Todo lo que tengo en familia o bienes ha sido amenazado por este ser que solo desea convertirse en otro "unterbrechen" y no pueda optar a cargo de elección popular en el 2019.

Aquí donde estoy, tengo un sentimiento de impotencia que es el equivalente a estar enterrado de cuerpo entero, con solo la cabeza afuera y estoy siendo atacado por un tigre rabioso, que no solo es este ser, sino muchas otras personas y circunstancias donde mi única defensa es verlos y cerrar los ojos, abrirlos, hablar, gritar o callar, y si por casualidad con mis dientes lo llego a morder, que es lo único que puedo hacer, me gritan al unísono desde las graderías, como en el coliseo romano, "sucio, así no se pelea", y si me quejo con gritos o destellos o lloro, pocos me escuchan, me ven, me hacen caso o les importa.

Solo tengo una arma, el poder pensar y organizar mi vida y mente al salir del infiernillo que me encuentro. No puedo esperar al llegar quedar con toda mi gente a donde quedamos, al no existir la pausa.

 

Entérate: Martinelli: 'Que Dios nos coja confesados a todos porque él acabará con el país'

 

Al entrar a este pseudomanicomio, en este ínterin, muchos ya han perdido a sus familias, amistades, negocios, partidos, vida amorosa, dinero, oportunidades, salud, en fin, estas y muchas cosas más, las cuales la mayoría, sino todos, sí pueden recomponer o recuperar, pero habrá otros que no son posibles.

Como decía Napoleón, "se recupera el espacio, mas no así el tiempo", ya que el mundo todo cambió cuando adentro sigue igual.

No participaste de ese cambio de otros, pero tú sí has cambiado dentro de ti, te has convertido en un ser sencillo, práctico, moderno y sobre todo espiritual, donde el dinero es irrelevante, las amistades y la familia son lo que verdaderamente cuentan en la vida, y verás que la lealtad y el respeto que te deben muchos y muchas algunos lo han variado, pero otros lo han mantenido.

Tú has cambiado más que ellos, ya que estos cambios te harán una mejor persona, siendo más sencillo, humano y práctico, donde solo apreciarás las cosas simples de la vida y desecharás todas las peleas y complicaciones.

Por eso, para acabar una pelea empezada sin necesidad alguna, sería bueno que termine en un ambiente correcto, con energía y reconciliación...

Ricardo Martinelli pide que le recuerden a Varela que la fiesta está acabando

ETIQUETAS:
- - -
Por:
Ricardo Martinelli -
[email protected] | @diaadiapa |
Jueves 10 de mayo de 2018 07:45 PM
Aló, aló, por favor, ¿alguien le puede decir al Sr. presidente que la fiesta se está acabando pronto? Eso de sacar de la manga, cual mago Mandrake, una inconsulta pero necesaria constituyente es para tratar de enredar el escenario político para de esta forma extender su periodo presidencial, por el miedo familiar de lo que se puede avecinar, producto del odio y la innecesaria persecución política, exilios, fabricación de casos, cárcel, destrucción de reputaciones, confiscaciones, robos y otros contra muchos ciudadanos.
 
Este ha sido el o uno de los más corruptos gobiernos de la historia, cubierto por una esencia de decencia inexistente, que es el punto neurálgico de una gestión pobre que se justifica a sí misma con el odio, el pánico y el error. Al terminar la misma, veremos el porqué de estas aseveraciones al no poder justificar el tener más presupuesto y hacer menos obras, teniendo costos de carreteras, parcheos, construcciones, letrinas, asesorías, etc., a precios exorbitantes que, de investigarse después del 2019, veremos por qué cada cosa.
 
Terminar un gobierno es un arte y se debe tener bien claro que el ir demasiado lejos, el mismo puede cansarte al no lograr tus objetivos, y lo único que trae al futuro son fieros enemigos que todos irán por ti. Por eso, para acabar una pelea empezada sin necesidad alguna, sería bueno que termine en un ambiente correcto, con energía y reconciliación de tu parte, algo muy difícil de lograr. No es solamente ganar la pelea, sino más importante es cómo la ganas, ya que si usaste golpes bajos y fuera de la ley, como generalmente ha sido el caso, lo único que tendrás es una victoria pírrica ganado un solo round, después todos van contra ti en el futuro, cuando no estarás en condiciones favorables.
 
Cuando se está arriba, hay que tener un juicio muy magnánimo y evitar todos los conflictos, ya que de no hacerlo, no habrá forma de salir ileso en los próximos combates, en los cuales estarás tú ahora  en clara desventaja, ya que todos tus "excomandos" que usaste  para hacer tus designios divinos una realidad estarán  en igual o peor situación y, lo peor de todo, estos te echarán la culpa de todo, sin tú tener acceso, como antes lo tuviste, al sistema judicial, ya que “tongo bota'o no pone boleta”. Por eso hay que tener una previa y clara estrategia de salida, no tenerla es condenar a los tuyos y a ti mismo.
 
Confucio decía: “Ir demasiado lejos es tan malo  como quedarse demasiado corto”. Es por eso que los conflictos deben pararse desde una posición de fuerza, a como dé lugar, gústeles o no a los asesores y la manzanillada de milicos, que después son los primeros en venderse al mejor postor. 
 
Es mejor recortar pérdidas ahora, ya que después el costo será demasiado alto y no lo podrás pagar por más que  pienses que “sí se puede”, frase célebre del magistrado Valdés Escoffery. Nunca pienses que hacerlo destruirá tu reputación, esto solo  nubla tu mente  y te lleva a cometer  más errores  que después de seguro lamentarás, al otro saber que queda ya poco tiempo. Además, los vientos de cambio de gobierno llegan en menos de 12 meses. Es mejor tener una derrota manejable a corto plazo que a largo plazo un desastre que pudo ser evitado si no hubiese tanto odio, orgullo y pasión en algo que se pudo prevenir.
 
La sabiduría de un ser humano es saber cuándo terminar; de no hacerlo, involucrarás a muchos otros inocentes en tu pelea por no haber entendido a tiempo parar cuando estabas en la cima del poder, y pudiste haberte llevado la mayoría  de tus objetivos. Lo más difícil de todo esto  es mantenerte listo para tomar una decisión y terminar lo que empezaste  antes de que sea tarde. La muerte es lo único que tiene un verdadero final, todo lo otro es solo una simple transición en la vida.
 
Habiendo tantas alternativas para tener otra derrota. ¿Por qué no se hace por dos asambleas? ¿Por qué no se comprometen todos los candidatos a hacer una nueva Constitución en el otro periodo presidencial? Por qué ese carácter testarudo cuando el país entero no confía en tus “sanas” intenciones y solo desea que termines y que venga  el próximo, que espero sea alguien de una alianza CD/PRD.
 
Ojalá alguien me hubiera dado a mí estos consejos. Aferrarse al trabajo incansable las 24 horas en este momento es otro error y no ponerle caso a tu instinto político y al de tu hermano es aún peor. Tú decides, ya el tiempo se está acabando y parece que no lo sabes.
 
Alo, aló...  
 
"Debe haber independencia absoluta entre los órganos del Estado y no deben ser controlados por la plata y menos por las amenazas", afirma Martinelli.

Ricardo Martinelli: 'Discurso del presidente del TE justifica lo imperdobable'

ETIQUETAS:
- - - - - -
Por:
Redacción 'día a día' -
[email protected] | @diaadiapa |
Miércoles 09 de mayo de 2018 02:15 PM
 
He leído detenidamente el discurso del señor presidente en el Tribunal Electoral y solo puedo decir esa célebre frase: "miente como respira". Tras oír sus planteamientos a la medida para justificar lo imperdonable y hacerse el mártir cuando es el villano, no me queda más que pensar en esta nueva "triquiñuela" de alguien que todos queremos que termine y lleguen el amor y la prosperidad, ya que solo hemos tenido odio y decrecimiento económico. Sus sarcasmos y mentiras ya no surten el efecto; por eso y por miedo, ese llamado a una constituyente para prolongar su mandato.
 
Claro que se necesita reformar la Constitución, ¿pero por qué no hacerlo por dos asambleas? ¿O bien, un compromiso del otro gobierno a que la haga? ¿Por qué nos quieren meter este cují? Los tiempos no dan, salvo que se pospongan las elecciones. ¿Queremos eso? No lo creo, ya que lo que primero hay que hacer en reformas constitucionales es quitarle casi todos los poderes posibles al presidente, ya que este, además de serlo, es un monarca absoluto alrededor del cual todo gira, y no debería ser así.
 
El presidente, sea el que sea, con la Constitución actual, si nos sale uno malo, odioso y perseguidor, estamos listos y fritos, al no haber un balance de poderes reales. Por medio del Consejo de Seguridad, entidad adscrita al Ministerio de la Presidencia (en mi caso de pinchazos es adscrita a mí), se ha convertido en el factor decisivo de cómo debe actuar y fallar todo el sistema judicial, lo hacen con base en el miedo y la coacción. Esto debe acabar. Por eso felicito a la Asamblea Nacional y a todos los valientes diputados de CD/PRD/Molirena por la osada postura en pro de la democracia que han tenido, y muy en especial a esa dama capireña, la HD Yanibel Ábrego.
 
Debe haber independencia absoluta entre los órganos del Estado y no deben ser controlados por la plata y menos por las amenazas. Hay que cambiar el método de selección de los magistrados de la Corte y cómo estos nombran a todos los jueces y fiscales, que debe ser por concurso, para que estos no reciban presiones superiores de cómo deben fallar.
 
El jefe de la Policía debe ser un civil, igual que no debe haber militares jefes de la UAF, Consejo de Seguridad, pero sí debe haber un militar en el Gabinete, Senan y Senafront, gente competente y apolítica. El contralor debe actuar con más contundencia y no responder al Ejecutivo ni aceptar sus llamadas. No debería asistir al Gabinete para que no esté prejuiciado en sus apreciaciones.
 
Aduanas y Migración deben ser profesionales competentes, al igual que en todos los otros puestos públicos. Profesionales del ramo serían los más adecuados para liderar todas las instituciones del Estado. Tener una carrera administrativa y prohibir la filiación partidaria en el Estado para que cuando "se bote" a los del gobierno anterior, como siempre hacen, no se haga más. Debe asegurarse un porcentaje fijo del presupuesto para la educación, seguridad, salud e inversiones. Cada uno que se ajuste a su medida.
 
Se debe involucrar más a toda la sociedad en el quehacer gubernamental. Creo que se debe involucrar a los gremios empresariales, sindicales, eclesiásticos, civiles, comunales, cívicos, en la consecución de todas las obras estatales y que sean estos quienes decidan a quién se le adjudica una obra, siendo ellos el comité de calificación junto con el Estado, así todos somos parte y evitarnos la corrupción.
 
En todas las entidades públicas que tengan junta directiva debe haber una mayoría privada y si se nombra un ministro, este debe asistir, cosa que no hacen, y designan al más bobo de la institución.
 
Debe haber un Tribunal Constitucional que dirima las inconstitucionalidades de la Corte Suprema de Justicia, que por ayudar a sus miembros ha cometido una serie de aberraciones jurídicas, tales como los referentes a la imputación, acusación, los indultos y otros de ingrata recordación. Debe haber una forma civil de poder sacar a un magistrado de la Corte con la consecución de firmas. Igual debería aplicarse a todos los funcionarios, electos o no.
"Ahora veamos Panamá. Nuestro Hitler ha ordenado el último ataque judicial y va con todo su arsenal de fabricaciones de evidencias, coerción, etc".

Ricardo Martinelli: 'Picuiro ejecuta lo que le ordenan'

ETIQUETAS:
- - - - -
Por:
Ricardo Martinelli -
[email protected] | @diaadiapa |
Miércoles 02 de mayo de 2018 06:30 PM
 
Trato siempre de comparar hechos que han sucedido en la historia, con lo que sucede en Panamá. Esto me lleva a la Batalla de las Ardenas en 1944, cuando Alemania estaba perdiendo la guerra y las tropas aliadas estaban casi en sus fronteras. Hitler decide atacar con todo lo que tiene usando sus mejores tropas y equipos de otros frentes para la última gran batalla que los haría pedir la paz. Antes de empezar les dice a sus generales: "la guerra es un test de fortaleza para los involucrados. Las guerras se deciden finalmente cuando uno u otro lado realzan que la guerra como tal no se puede ganar. Lo más importante es forzar al enemigo a realizar esto. Él nunca puede imponernos la rendición. Nunca. Nunca".
 
Había que dar un golpe decisivo de "morcillera" y se decide a atacar sorpresivamente, con todas sus reservas estratégicas, con los mejores soldados como Otto Skorzeny, el comando de la SS que rescata a Mussolini del gran Sasso y secuestra al hijo del regente de Hungría, los generales de las divisiones Josef "Sepp" Dietrich y Hasso von Manteuffel como el sanguinario Joachim Peiper de los temidos Waffen SS. Buscan soldados que hablen inglés, cuyo objetivo, además de causar el caos, era matar al jefe supremo, el general Dwight David Eisenhower, como también al temido general Patton, despliegan por primera vez los jet de combate Messerschmitt Me 262 y cantidad de cohetes V1 y V2, cuyo objetivo final era llegar hasta el hoy Puerto de Rótterdam y cortar los suministros aliados, así como capturar cientos de miles de prisioneros y forzar una capitulación aliada para seguir la guerra en el frente ruso, "ilusas y teorías" del further que solo funcionaban en su oscura mente.
 
La sorpresa funcionó muy bien y lograron parte de sus objetivos. Se les acabó el tiempo, pues dejó de nevar como también el combustible a los alemanes. Al final fue un fracaso que aceleró su caída. Hubo muchos abusos a los derechos humanos, asesinatos innecesarios y se vio como un esfuerzo desesperado para un final macabro que se veía venir.
 
Ahora veamos Panamá. Nuestro Hitler ha ordenado el último ataque judicial y va con todo su arsenal de fabricaciones de evidencias, coerción, etc. Este se centra en Financial Pacific y la Caja de Ahorros, pues ya terminó con Blue Apple y Odebrecht que fueron como el equivalente a la invasión a Normandía.
 
En estos casos "nuevos" no hay lesión patrimonial de recursos del Estado, pero sí un gran morbo creado por los medios oficialistas al tener una nueva telenovela, llena de falacias, medias verdades, mentiras, investigaciones vencidas de tiempo, traiciones, amor, sensacionalismo, desapariciones, cárceles, delaciones, etc.
 
Conociendo al monstruo, creo que lo que pasa es probablemente que algo les va a salir en España y en Italia con evidencias comprometedoras, por eso el nuevo Circo de Soleil, para desviar la opinión pública o bien advertir a otros que se preparen que viene una nueva aventura que promete mucha alharaca y nada de sustancia judicial ni condenas.
 
Es por eso por lo que han empezado las nuevas redadas tipo "gestapo" para llevarlas al Avesa para interrogación y torturas, para sacar acusaciones con base en la extorsión y amenazas y poder encausar a los conspiradores y desviar la atención. Solo un recorderis, en esa época todos los que fueron sapos y torturadores, después de la guerra se convirtieron en colaboradores y denunciaron a todos los que los forzaron a delinquir, y quedaron los acusadores de acusados, no solo en Núremberg, sino durante años en la nueva Alemania.
 
 
 
Igual sucederá acá, pues nadie se va del restaurante sin pagar la cuenta.
 
Allá había un cerebro, Himmler. Acá el nuestro es Picuiro, tienen la misma estatura y carácter y ambos reciben órdenes siendo la maldad su mayor cualidad. Él ejecuta lo que le ordenan. Me parece que el general Patton sería un Francolini, a quien parece después de haber dicho aspirar a ser presidente lo quieren liquidar al igual que al general Eisenhower que bien pudiera ser Martinelli, mejor no digo a qué aspiro.
 
Creo que el morbo reinará en esta nueva serie y anticipo muchos ataques bajos y personales como de descrédito a muchos empresarios, abogados, empresas, etc. Hay que teledirigir los cañones hacia los contrarios al Gobierno, para lo cual debo añadir que estos son los que más recursos han tenido y los que menos han hecho. Yo los llamaría "los más con menos" por eso esta última batalla de descrédito. Esta promete ser despiadada baja e inmoral al contar con todos los recursos para destruir al enemigo, usando equipos de interceptar comunicaciones de forma ilegal, de parte del Consejo de Seguridad, donde anticipan de antemano las estrategias de otros para así refinar los propios y seguir con el circo donde cada vez se ríen menos de los payasos, y el desfilar de sus animales y artistas que siempre vienen con el mismo libreto y los mismos personajes.
 
Cualquier parecido allá con Panamá es una coincidencia.
Como político este escrito lo centraré en la vida de los mismos y contiene vivencias y similitudes con seres de ingrata recordación, recalcó.

Ricardo Martinelli: ‘Las dos puertas de la vida’

ETIQUETAS:
- - - - - - -
Por:
Ricardo Martinelli -
[email protected] | @diaadiapa |
Martes 24 de abril de 2018 07:15 PM
 
Espero este escrito tenga vitales sugerencias de lo que pasa  en la vida de un ser humano, que lo resumo en  "las dos puertas  de la vida". Quien sabe este tortuoso camino de la vida no es tan placentero ni ameno, pero me siento en deuda con la humanidad de compartir las diferentes etapas de la existencia humana en un mundo materialista, egocentrista y de constante movimiento.
 
Como político este escrito lo centraré en la vida de los mismos y contiene vivencias y similitudes con seres de ingrata recordación. Sus actos siempre han denotado una falta de nobles se oblige y son carentes de agradecimiento hacia seres que les permitieron acceder a ese mundo.
 
Ahora entramos por la primera puerta, la de entrada, y vemos solamente odio y falta de humildad que impiden reconocer las bondades de terceros, pero más grave, hacer un alto por las graves consecuencias que se presentan en el tortuoso camino de la vida.
 
Antes de entrar por esta puerta debemos agradecer a todos quienes te ayudaron, bien sean familiares, copartidarios, amigos o hackers, donantes y otros. Sin todos estos no puedes entrar de lleno en esta primera puerta. Ya adentro de la misma, se tiene el poder de ayudar o perjudicar a terceros, perdonar a tus adversarios,  construir un nuevo país con reglas y leyes claras, cambiarles la vida a todos los ciudadanos  con una mejor salud, educación, vivienda y transporte, pero lo más importante le hemos dado al individuo un claro mandato de cambio,  y como dice el refrán "dale poder a una persona y sabrás su verdadero ser".
 
Aquí tanto las frustraciones como los anhelos y sueños, los complejos y odios salen a flote como también muchas otras realizaciones internas que definen el accionar de un individuo al estar situado sobre el bien y el mal. Lo malo es que todos tienen "una manzanillada" de seres aduladores que solo dicen al unísono: “jefe, todo está ok". En esta puerta aflora  el carácter  del ser humano y vemos los rasgos de su personalidad pudiendo ver la tolerancia y el respeto, el odio o el amor, los círculos cero de poder y los anillos de venganza como todas las definiciones de una complicada personalidad. En fin, vemos qué es lo que define a una persona en forma íntegra.
 
Lo bueno o lo malo es que de tener una formación balanceada, tendrá el país un mejor gobernante, sin sobresaltos  ni donde arremeter contra nadie con sus odios y rabietas personales.
 
En esta puerta inicial se define qué podría pasar al salir, en la puerta de salida. Esta, como todo en la vida, tiene una fecha de terminación, muy común en una persona de poder, que por elecciones populares tiene fecha definida o bien determinada por la voluntad de este.  Tanto la entrada como la salida deben planificarse, y es la primera el lugar donde todos los "no tomados en cuenta"  y quienes fueron perseguidos políticamente como económicamente con procesos legales o auditorías, ahora al salir, no se olvidan.  Sin embargo, muy al contrario a lo que se piensa, la ingratitud humana florece al no estar en el poder y los que ayudaste no sienten que fue suficiente y criticarán tu gestión.
 
En esa puerta de salida, poco han planificado su salida y no tienen un plan de escape, pues piensan ilusamente que todo lo actuado es conforme a la ley, que el pueblo los quiere,  que las obras hablan por sí solas, que te protegen Gobiernos extranjeros, que no has hecho "nada mal",  y lo mejor que el próximo responde a ti. Es por eso por lo que se sigue pensando que aún mantienes la patente de corso para seguir influyendo en el quehacer ciudadano, ignorando que pronto no serás noticia y menos el centro de atracción, y lo que hagas o digas poco importan.
 
Lo malo es que los hombres de poder ignoran generalmente las reglas básicas de la vida y piensan que el universo siempre gira  alrededor de ellos, sin saber el cambio cada cinco años. Por eso, en ellos renacen frustraciones,  y lo mejor es tomar "camino" para que a los que perjudicaste privándolos o acosándolos no vean en ti un elemento catalizador o una piñata, donde todos quieren su premio. Vendrán los nuevos actores que recordarán todo lo dicho y sufrido recomponiéndose no solo la ley y la opinión pública, y los que fueron los acusadores serán los acusados.
 
Ahora el mundo cambia, y los que estaban a tu alrededor delatarán "lo que hiciste" y cómo se hizo, para salvar ellos su pellejo.
 
En esta etapa, además de suerte, se necesitan los amigos que no están en la Corte Suprema de Justicia, en los medios que fueron afines, ya que al salir nadie se imagina lo que viene, que solo pudo evitarse sabiendo reconciliar las diferencias existentes o bien habiendo hecho "el efecto mariposa" donde cambios, cambian el resultado de la vida, ya tarde por cierto.
 
Aquí  ya estás en la segunda puerta, donde el olvido  está latente en todas las facetas de la vida y donde se pudo cambiar el resultado,  pero no se hizo al no entenderse  que nada es eterno. Cualquier parecido con la historia no es valedera, esta es solo una reflexión  desde el cementerio terrenal que unos hacen en detrimento de otros, pero  al salir por esa puerta  no se entiende que el fin es un nuevo principio, donde Dios te puso en un específico lugar por algo más grande  que está por venir y aún no lo sabes. Lo único que queda es ver qué es y saber que en este corto pasar nadie se puede ni debe pelear contra tanta gente a la misma vez; allí sí no hay efecto mariposa o hasta la ayuda de Dios que surta efecto alguno por todo el mal que has hecho, por no haberte arrepentido.
 
El escrito es expresidente de la República de Panamá.

Ricardo Martinelli: 'Yo no me rindo, no te daré el gusto'

ETIQUETAS:
- - - - - -
Por:
Ricardo Martinelli -
[email protected] | @diaadiapa |
Lunes 23 de abril de 2018 01:00 PM
 
En la vida hay seres especiales que te inspiran a seguir luchando contra todas las adversidades, y como decía mi padre, el Dr. Ricardo Martinelli Pardini, después "cantarás y chiflarás". Sus sobrinos le decían "Don Richo", y es por él que tengo la entereza de mantenerme en pie, aun cuando peleo de forma desigual contra un monstruo sin principios, amoral y despiadado que no le importa un comino violar la ley y menos el mal que le hace a un país por su obtusa y desvirtuada actitud mesiánica.
 
Mi padre, hijo de italianos que vinieron con una mano adelante, la otra atrás y con la lengua afuera. Arribaron al Nuevo Mundo buscando oportunidades. El trabajo tesonero de mi bisabuelo Papa Ninno Pardini, mi abuelo Checco Martinelli y de mi padre, el primer graduado de Odontología en Panamá de una universidad americana como la Universidad de Maryland en el año 1941, cuando empieza para Estados Unidos la Segunda Guerra Mundial.
 
Este se viene a Panamá, abre su clínica de Odontología y trabaja por 20 años, después se va a Soná para laborar en una finca ganadera. Difícil es la vida del campo, pero producto del trabajo incansable pudo educar a sus cinco hijos en buenas universidades americanas, por eso heredamos la vocación del trabajo honesto, duro y responsable, pero también la voluntad de no saber rendirnos ante la adversidad.
 
Es por eso por lo que cuando nos saquearon todo en 1989, y quedamos quebrados económicamente, supimos salir adelante y llegamos a ser más fuertes y grandes que antes. Igual sucedió en el 2004, cuando corrimos para presidente y solo sacamos el 5.2% de los votos, quedamos detrás de la ambulancia. Otro se rinde, pero retornamos en el 2009 y sacamos el 62% de los votos, algo nunca antes visto, pero lo más sorprendente, en el 2014, dejamos el poder con el 69% de aceptación, la cual ahora me enseñan es superior a esa cifra, con todo y la andanada de palo, noticias falsas, procesos amañados y sin pruebas ni sustentos legales, de lo cual soy objeto en sus medios oficialistas y en su genuflexo sistema judicial.
 
Mi padre fumó cigarrillos por 35 años, y después de 30 años de haberlo dejado, le diagnostican enfisema pulmonar. Qué enfermedad más horrible y difícil. No tiene cura. Por eso detesto todos los vicios, en especial el cigarrillo que tanto daño hace. Mi papá era un roble de fuerte, lo vi irse desvaneciendo poco a poco hasta solo poder mover sus ojos, no tenía fuerza alguna para mover un solo músculo y aun así quería vivir y seguir peleando. 
 
Su convalecencia fue dura, nunca los cinco hermanos --que somos muy unidos y meterse con uno es enfrentarlos a todos, y eso yo no se lo recomiendo ni al más bravo de Boston-- nos separamos de él. Estuvimos a cada instante a su lado en el hospital. Somos inseparables. Allí vimos cómo la vida se desvanece y lo que antes fue ahora no era. Nunca perdió el humor ni dejó de reírse, vacilaba y piropeaba a las enfermeras, que lo adoraban. Les decía "las norsas".
 
Me acuerdo casi al final que ya no podía comer nada y le dábamos batidos de helados de Oreo que con sus miles de calorías, creo que le dieron unos días más de vida. Un día me dice la enfermera "él no se va porque usted no lo deja ir". Eso casi me mata, ya que antes de uno partir, siempre hay una leve mejoría, pero ya la cantidad de oxígeno que el pobre necesitaba era muy alta, y sus latidos eran cada vez más débiles y aun así seguía peleando por su vida, dándonos a sus cinco hijos, a mi madre, Gloria, y a sus yernos y nueras que uno no se rinde nunca, solo hasta que Dios decida lo contrario. ¡Qué lección de vida!
 
Por eso, Varela, ya sabes por qué yo no me rindo, no te daré el gusto, no porque conozca todo lo que haces y lo que hiciste, sino por ese legado familiar heredado de mi padre que prefiero podrirme en este infiernillo terrenal a que logres tu malsana venganza y acaben con la poca justicia que aún nos queda en Panamá. Como dice Lula en Brasil, todos serán Lulas, yo solo te reitero, en Panamá todos serán Martinellis. Recuperaré mi honra y mi nombre mancillado temporalmente y buscaré el momento adecuado para ir a mi país, que lo escojo yo, no tú.
Debemos investigar todo y rastrear hasta las últimas consecuencias cualquier lesión a los fondos públicos en caso de haberla, afirma Martinelli.

Martinelli: 'Que Dios nos coja confesados a todos porque él acabará con el país'

ETIQUETAS:
- - - - - - - -
Por:
Ricardo Martinelli -
[email protected] | @diaadiapa |
Martes 17 de abril de 2018 03:45 PM
 
En todos los países civilizados que esperan mantener su grado de inversión, que son centros internacionales de la banca, seguros, marina mercante, o bien desean pertenecer a ese grupo privilegiado de Estados donde se respete la ley, el debido proceso y la justicia, en todos ellos, sin excepción, hay centros de arbitraje. 
 
Este es un concepto aceptado mundialmente para dirimir diferencias, que por ley, todos los contratos, arriendos, préstamos o lo que fuere hecho por vía pública y privada se estipula que cualquiera discrepancia sea resuelta por un arbitraje. 
 
Es preferible ir a estos entes independientes que a corruptos y anacrónicos tribunales de justicia que hay en todo el mundo.
 
En Panamá tenemos uno de fama internacional fundado por la Cámara de Comercio, el cual ha sido reconocido por su seriedad e imparcialidad. Lo malo es que quien debe dar el ejemplo no lo da. 
 
El día de la elección de Varela dije, al enterarme, unas palabras proféticas que lo retratan de cuerpo entero: "Que Dios nos coja confesados a todos porque él acabará con el país, ustedes no lo conocen, yo sí y sé porque se los digo". Lo malo es que no me he equivocado.
 
Tenemos ante nosotros un ser por naturaleza no bueno que por pensar tener un designio divino se equivoca como todo ser humano, cometes errores, sin saber retroceder y reconocer que se equivocó. Cuando no la gana, la quiere empatar, y cuando no tiene con quién pelear, lo hace consigo mismo. Nunca se equivoca, no acepta críticas, no pasa la página y, lo peor de todo, es un mal perdedor.
 
No tengo ningún interés personal ni comercial ni de ninguna índole en estos casos, pero veo con mucha preocupación lo que reportan los medios. Debemos investigar todo y rastrear hasta las últimas consecuencias cualquier lesión a los fondos públicos en caso de haberla. Esto me lleva a ciertos sobresaltos que le costarán millones de dólares al fisco, tales como Riegos de Tonosí, donde el Gobierno perdió un laudo arbitral y lo apeló por órdenes de la Presidencia. Este proyecto era de especial importancia al tener 15 mil hectáreas de arroz bajo riego con tres a cuatro cosechas al año, eliminando importar más de tres millones de quintales. Además de controlar inundaciones y generar creo que 25 KVA de electricidad a costo de, creo, centavo.
 
El presidente actual y sus candidatos en campaña política en 2014 se dedicaron a calentar y encolerizar a los dueños de tierras que tenían que expropiar para que no vendieran y protestaran contra el proyecto. En el 2019 sabremos toda la verdad y veremos por qué además de perder el proyecto, el Estado debe indemnizar a la empresa Hidalgo & Hidalgo.
 
Ahora estamos viendo la misma película en la ciudad deportiva de Colón. Este fue parado por política por órdenes superiores, razón por la cual hubo un arbitraje que falló contra el Estado, condenándolo a pagar $17.8 millones. Los árbitros fueron tres reconocidos y respetados ciudadanos: Dilio Arcia, Orlando López y el Dr. Narciso Arellano.
 
Estoy casi seguro de que la orden de apelar solo la da el "uno". Se mandó a cancelar el contrato violando la ley de contrataciones públicas. Debido a esto, fallaron contra el Estado. Cuidado pronto entra en acción el matraqueo, ya que la decisión está en manos de la Sala Cuarta de la Corte Suprema de Justicia, compuesta por los presidentes de las tres salas. Esto sería funesto.
 
En el mundo empresarial, es muy común el usar dineros de adelantos a obras o préstamos, para uso de los dueños de la empresa, en otros menesteres, siempre y cuando al final cumplan con el contrato a cabalidad. No existe empresa en Panamá que no lo haya hecho, por lo tanto, si hay viajes a Marte o batallas de Petrus, no debe ser se escarnio público, ya que lo que cuenta es la finalización de la obra, cumpliendo el contrato a cabalidad.
 
Si hacemos un análisis, de todos los contratos en la historia republicana, veremos lo que digo. Ahora todo es un delito. Este precedente podrá ser usado contra quienes ahora están por salir. Es por eso el circo que vemos, ya sean las peleas con las piscinas plásticas o la vice con un periodista por un cuestionado contratista, o bien el menosprecio a un originario solo por criticar al Ejecutivo. Con esto solo vemos la arrogancia del Gobierno y el no me importa.
 
De no respetar un fallo de los tribunales de arbitraje, esto debe ser una alerta roja, no de Interpol, que tan alegremente le dan a todos, pero sí para los que vemos que el país se derrumba por la persecución política de Varela. Ahora sí entiendo por qué renunció el antiguo director de Pandeportes, y desconozco quién es el actual, pero sobre él caerán todas las demandas, y subirá y bajará escaleras en el 2019. Habrá que preguntarle en una delación quién dio la orden de hacer este exabrupto y otras cositas más.
 
Igual sucederá con otros que han fabricado casos, expedientes, testigos protegidos, evidencias, etc., solo con el hecho de involucrar a otros. Ya tenemos en nuestro poder, varias denuncias contra peces gordos del Gobierno y Ministerio Público, los cuales deberán responder por esta ilegalidad, las cuales seguro irán hasta lo más alto de la pirámide.
"Un pequeño error se magnifica y cuando tratas de corregirlo, es mejor no hacer nada, como se dice, haz mejor un completo "lapsus memoria".

Ricardo Martinelli: Es mejor usar la carta del desprecio y así no te perjudican

ETIQUETAS:
- - - - - -
Por:
Ricardo Martinelli -
[email protected] | @diaadiapa |
Jueves 12 de abril de 2018 08:15 PM
Yo me he dado cuenta de que entre más atención le prestes a un problema personal, político, comercial, trivial o lo que fuera, esto lo convierte en algo real porque se le da una importancia que no tiene. Es por eso que cuanta más relevancia le des a un enemigo, lo fortaleces más, contrario a ignorarlo y dejarlo en la "subnormalidad de género", donde haga lo que haga, diga lo que diga, tenga cero resonancia o preponderancia contigo.
 
Frecuentemente, un pequeño error se magnifica y cuando tratas de corregirlo, es mejor no hacer nada, como se dice, haz mejor un completo "lapsus memoria", y de esa manera ignoras cosas que te dan fortaleza. Si algo deseas mucho y los otros lo saben o sospechan, mejor pasa esa página y menosprécialo porque otros seres de carácter y mentalidad revanchista lo que hacen es reafirmar y justificar su malsano odio, por eso es mejor despreciarlo por completo. Cuanto menos interés demuestres, mayor será el nivel de superioridad que verán los demás en ti y se asustarán al no saber tu nueva capacidad.
 
Como persona, tú eres el único que puede permitir que algo te preocupe. No le pongas caso alguno a lo que te digan los demás, en especial todos esos asesores o manzanillos aduladores que tenemos todos. Uno mismo debe decidir a quién se le debe prestar atención y ver si lo irrita o inquieta, ya que de esta manera le das interés propio. Es mejor no reaccionar a las típicas peleas estériles que pasan a diario y de esta manera, el orgullo que otros "te pican" adquiere un sacrosanto valor que el mismo no tiene y este se acrecienta cuando tienes una posición de poder. Es mejor quedar al margen, siendo preferible olvidar sin darle importancia. Ignóralos, ya que estos al final desaparecen solo si no les das relevancia. Es por eso que no debes perder tu valioso tiempo en peleítas estériles, que al final toda la culpa es tuya.
 
Es mejor usar la carta del desprecio y así no te perjudican cuando no le prestas atención a una persona, ya que al hacerlo, ambos se convierten en una especie de socios, al cada uno moverse por las reacciones o acciones del otro, y así pierdes la iniciativa. Al reconocer la presencia del adversario, te expones a que este individuo influya en tu quehacer político".

Páginas