Es el procedimiento al que mayor tiempo son expuestos los pacientes en las intervenciones médicas. Los niños y jóvenes no escapan a ella.

Jornada sobre Terapia de Infusión

Por:
Zulay Espinosa V. (zulay. [email protected]) -
| |
Martes 05 de mayo de 2015 12:00 AM

El 95% de los pacientes que ingresan a un hospital, especialmente en Urgencias, Salas de Operaciones y Cuidados Intensivos son expuestos a varios procesos invasivos, siendo uno de ellos la Terapia de Infusión, pues es el procedimiento al que mayor tiempo son expuestos los pacientes en las intervenciones médicas.

Este proceso, también conocido como colocación de catéter, se refiere a la administración de líquidos, soluciones, medicamentos o hemoderivados al torrente sanguíneo, explicó la enfermera María Victoria Martínez de 3M Centroamérica, empresa que desarrolló la Jornada sobre Terapia de Infusión.

La Lic. Martínez explicó que La terapia de infusión segura se usa para:

Restaurar y mantener el equilibrio de fluidos y electrolitos corporales.

Proveer medicamentos.

Transfundir sangre y derivados de la sangre.

Administrar nutrición parenteral y suplementos nutritivos.

Como padres, debemos estar pendientes cuando nuestros hijos o algún familiar pase por Urgencias, Salas de Operaciones y Cuidados Intensivos, pues se deben eliminar las complicaciones relacionadas con el proceso de la terapia de infusión (Flebitis, Infiltración, extravasación e infección del torrente sanguíneo).

También se debe evitar el uso de tecnologías obsoletas o que no poseen evidencia cientifica. Hay que promover el desarrollo e implementación de protocolos y guías estandarizadas basadas en evidencia científica, así como el desarrollo y educación continua al personal de salud.

Muchos niños necesitan usar lentes para ver bien, pero por temor a cómo van a lucir y por miedo a ser víctima de burlas de sus compañeros de escuela, prefieren no usarlos.

Lentes ‘cool’ para niños

Por:
Zulay Espinosa V. ([email protected]) -
| |
Martes 05 de mayo de 2015 12:00 AM

Por lo general, en las distintas ópticas se pueden encontrar variados modelos de aros que son modernos, duraderos y dinámicos, que además de ayudar con la visión de los niños los hacen sentir que están a la moda.

La moda “hipster” y “nerd”, han resultado ser el mejor apoyo para aquellos niños que no estaban 100% convencidos de usar lentes para ver. Las nuevas tendencias del mercado han demostrado que usar lentes también es de gente moderna y muy “cool”, no solo cumplen su propósito de mejorar la visión de los niños, sino que los hacen estar a la moda.

Recientemente salió una nueva colección de lentes para niños entre 0 a 8 años, llamada Safilo Kids. Pero los creadores de estos lentes no solo piensan en estar a la moda, sino también en ser funcionales, adaptándose a las necesidades de los más pequeños. Por ejemplo, tienen monturas flexibles y sin superficies con bordes afilados. Son ligeras porque tienen un puente inferior en la parte frontal y los lentes cubren la totalidad del campo de visión del niño, asegurando la efectividad de la corrección. Pero lo que realmente gusta a los niños es que son casi invisibles y no se les notan tanto en la cara. Así se sienten más confiados.

También hay factores genéticos

Por:
-
| |
Martes 05 de mayo de 2015 12:00 AM

Entre estos factores de riesgo que pueden causar pérdidas auditivas se pueden mencionar:

1. Bajo peso al nacer (menor a 1,500 gramos).

2. Prematuridad (menor de 32 semanas).

3. Infecciones contraídas por la madre durante el embarazo (STORCHES).

4. Uso de medicamentos ototóxicos.

5. Hiperbilirrubinemia severa.

6. Puntuación de APGAR de 0 a 4 al minuto o de 0 a 6 a los cinco minutos.

7. Hipoxia perinatal.

8. Infección perinatal (meningitis).

9. Ventilación mecánica o asistida.

10. Síndromes asociados a problemas de audición (Síndrome de Usher, Treacher Collins, entre otros).

11. Problemas crónicos del oído medio.

12. Malformaciones craneofaciales.

No obstante, existen factores genéticos que son causantes de más del 50% de las pérdidas auditivas y pueden estar presentes en el momento de nacer o desarrollarse durante el transcurso de la vida. Por esta razón, estos factores también son descritos como hereditarios recesivos o dominantes.

“Factores recesivos en la que ambos padres tienen un gen dañado (portadores sanos) y el riesgo de padecerla es de 25% para cada embarazo. Sin embargo, factores dominantes son aquellas que se transmiten por uno de los padres con sordera al 50% de sus hijos”.

Es importante, por ello, conocer los factores de riesgo que puedan causar pérdidas auditivas en niños, para abordarlos a tiempo.

Antes del primer mes de vida, a todo recién nacido le deben realizar estudios auditivos, tenga o no antecedentes de riesgo de pérdida auditiva.

Pruebas nacidos auditivas en recién

Por:
Licdo. Julio I. Garrido C. (Fonoaudiólogo Neurorrehabilitador) -
| |
Martes 05 de mayo de 2015 12:00 AM

Las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud señalan que a nivel mundial se estima que entre uno (1) y siete (7) de cada 1 000 niños nacidos vivos es portador de pérdida auditiva al nacer.

Panamá no escapa a esta realidad, aunque no se tienen números concretos de este fenómeno. Es por ello, que en nuestro país se efectúa el programa de Tamizaje Auditivo Universal, en el cual se establece que a partir del nacimiento y antes del mes de vida, todos los niños deben ser evaluados auditivamente, tengan o no antecedentes de riesgo.

Si se realizase tamizaje auditivo solamente a los niños con factores de riesgo, quedarían un 50% de pérdidas auditivas sin ser detectadas.

Entre las pruebas que se utilizan en los programas de tamizaje auditivo universal están las Emisiones Otoacústicas, una prueba sencilla y rápida que sin causar molestia o dolor al recién nacido, valora la buena reserva coclear. La misma se ejecuta introduciendo un pequeño adaptador en el conducto auditivo externo, que emite unos sonidos y recoge las respuestas que se generan en la cóclea del oído interno.

Puede crear algunos tipos de adicción

Por:
-
| |
Martes 05 de mayo de 2015 12:00 AM

Jugar al aire libre y la interacción con otros niños mediante juegos, promueven más el desarrollo cerebral que cualquier exposición a medios electrónicos.

Es un gran error por parte de los padres utilizar la televisión para entretener a sus hijos durante largas horas o como pacificadores en el hogar, sin involucrarse con el contenido de los programas que están viendo sus hijos.

Algunos niños y adolescentes, quienes hacen de la internet un modo de vida, dedican largas horas a navegar, relegando sus principales obligaciones; perdiendo contactos sociales, reduciendo horas de sueño, descuidando sus hábitos de alimentación, salud, higiene personal y actividad física.

No es recomendable su uso

Por:
-
| |
Martes 05 de mayo de 2015 12:00 AM

Los estudios no han demostrado efectos benéficos de la utilización de los medios tecnológicos en menores de dos años, de allí que la Academia Americana de Pediatría no recomienda su utilización en este grupo etario.

Los niños menores de dos años aprenden más de presentaciones en vivo (si las personas interactúan con ellos), que de las televisadas. Para que estos medios tengan utilidad, el niño debe comprender el contenido de los programas y debe tener la capacidad de prestar atención a los mismos.

El desarrollo cognitivo y la habilidad de procesar información no son iguales en menores de dos años.

En mayores de dos años, estos medios son de utilidad si se usan en forma controlada.

Cuando se trata de niños, debemos ser cautelosos con la utilización de videojuegos que han sustituido a los juegos y entretenimientos de otras épocas.

¡Apaga ese aparato ya!

Por:
Dr. Iván Antonio Wilson (Pediatra) -
| |
Martes 05 de mayo de 2015 12:00 AM

No cabe duda de la utilidad de las herramientas tecnológicas (internet, computadoras, celulares inteligentes, tabletas) y de otros medios de comunicación como la televisión.

El internet es, después de la televisión, el medio de comunicación de mayor influencia (positiva y negativa) en niños y jóvenes.

Los computadores y el internet constituyen excelentes herramientas de comunicación. Se puede aprender, investigar, buscar información o comunicarse con familiares o amigos. Aun cuando se utilice el internet con fines escolares, debe ser en forma supervisada, ya que si no hay control, los menores, en especial los adolescentes, pueden invertir largas horas chateando con amigos, bajando música o simplemente navegando.

La web puede ser peligrosa si no se establecen reglas en relación a su uso.

Emociones, cerebro y comida

Por:
-
| |
Martes 05 de mayo de 2015 12:00 AM

1

Cuando estamos alegres generamos altos niveles de serotonina, considerada “la hormona de la felicidad”, entonces al sentirnos tristes los niveles bajan y nuestro cuerpo puede obligarnos a pedir comida para volver a ese estado de alegría.

2

El sistema nervioso necesita glucosa y triptófano para sintetizar serotonina y garantizar el funcionamiento. Los niveles bajos de serotonina pueden provocar malestar, debilidad y temblores, sencillamente es lo que consideramos “mal humor”. Entonces, recurrir a ciertos alimentos pueden aumentar los niveles de la hormona de la felicidad, tal es el caso del chocolate, pero tengamos presente que el kiwi, la naranja y también los frutos secos pueden aumentar los niveles de serotonina.

3

¿Qué hacer?

Evite regañar y trate de tener una conversación asertiva.

Ayúdelo a reconocer lo que está pasando.

Pídale que lleve un diario de comida (anotar lo que come durante el día, horas y si hay una situación estresaste).

Trate de modelar hábitos alimenticios saludables.

Puede recurrir a un profesional de salud mental para manejar las emociones y controlar la ansiedad.

La sensación placentera que producen algunos alimentos pueden ser una vía de escape a diversas situaciones que nuestro hijo e hija puede estar pasando. Por consiguiente, como diría Freud: “La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como lo son unas pocas palabras bondadosas”. Entonces siéntese, escuche, valore los pequeños intentos y sobre todo, recompense con gestos, admiraciones y sobre todo con afecto.

En una charla para adolescentes escuché una joven decir “en el colegio me dicen que estoy gorda, pero en vez de ponerme a hacer ejercicios o dieta, como más de la cuenta”.

Comer por consuelo emocional

Por:
Dimas E. Villarreal P. (Psicólogo Clínico de niños y adolescentes) -
| |
Martes 05 de mayo de 2015 12:00 AM

twitter: @psicdv

¿Cuántas veces nos hemos percatado que seguimos comiendo aun después de sentirnos llenos? El estrés, la comida y las emociones forman un licuado que tiene sabor a aumento de peso, dificultades en la identidad, autoestima y algunas tallas de más.

Cuando comemos por causas emocionales, comemos por razones diferentes a tener hambre. Comer porque estamos triste o estresados, puede ayudarnos a sentirnos mejor momentáneamente, pero el malestar o la sensación de insatisfecho sigue allí. A veces esas ganas de comer son más fuertes, cuando se está en el punto más vulnerable emocionalmente.

En la adolescencia esta conducta puede ser propia de jóvenes que prefieren pasar más tiempo conectados con los videojuegos que con las actividades físicas. Muchos pensamos que son descuidados con sus hábitos de salud y nutrición, pero tengamos presente que después de comer, el sistema nervioso genera una sensación de calma y el humor tiene más probabilidades de ser positivo. La comida puede utilizarse como recompensa con efectos tranquilizante y distractor de lo que realmente esta pasando con nuestras emociones.

Comer como recompensa puede ser aprendido, por ejemplo, un niño que logró portarse bien en clases y se le da una golosina o una “cajita feliz” y así sucesivamente, ese niño va aprendiendo que cada vez que logra algo debe ser recompensado con dulces o comida.

Favorece el aprendizaje

Por:
-
| |
Martes 05 de mayo de 2015 12:00 AM

Dentro de las consideraciones quirúrgicas a la hora de plantear un implante coclear en estos pacientes, se debe tener en cuenta que el riesgo de lesión del nervio facial puede comprometer su estado.

La displasia de Mondini es la segunda causa malformativa más frecuente en caso de sordera congénita. Las malformaciones del oído interno visibles por tomografía axial computarizada (TAC) se detectan en un 20% de los niños con hipoacusia neurosensorial congénita; de ellos, en el 65% afecta a ambos oídos, y el 35% es unilateral.

La intervención del logopeda estará ajustada a las diferentes situaciones en las que se encuentra la persona. La coordinación con la familia y con otros profesionales que intervienen es funamental para ayudar al paciente.

Páginas