Los de un grupo se mantuvieron encadenados y cerrando por cerca de una hora la vía hacia el centro de Puerto Caimito.
También cerraron la vía hacia el centro de Puerto Caimito.
Los manifestantes se encadenaron y sonaron pailas.
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @DiaaDiaPa |
Viernes 01 de junio de 2018 08:30 PM

 

La presunta separación del cargo y el envío de vacaciones de cinco funcionarias que laboran en la Junta Comunal y Casa de Paz del corregimiento de Puerto Caimito generó acciones de protesta este viernes en este sector de La Chorrera.

Un grupo de manifestantes, entre estos la concejal Deyanira de Nateron, se mantuvieron encadenados y cerrando por cerca de una hora la vía hacia el centro de Puerto Caimito y durante la protesta, los manifestantes gritaban consignas en contra de la administración alcaldicia  al tiempo que hacía sonar pailas.

 

LEA TAMBIÉN: Hospital de Chitré abarrotado de pacientes, escasean especialistas

 

En medio de la protesta se suscitó un altercado en donde la  Juez de Paz,Yanina Rivera, presuntamente agredió en la Notificadora Yessica Hernández, a consecuencia de ello, unidades del Servicio Nacional Aeronaval (Senan) debieron intervenir para controlar la situación.

Según Hernández, debido a la supuesta agresión, optó por retirarse del lugar añadiendo tener miedo, por lo que ha optado no regresar a laborar a la Casa de Paz. La notificadora  realizó además otra serie de denuncias sobre la actuación de la Juez de Paz Yanina Rivera, aunque sin presentar pruebas de ello.

 
Atribuyen al alcalde de La Chorrera, Tomás Velásquez, la destitución de las cinco funcionarias

 

Deyanira de Nateron, concejal del corregimiento de Puerto Caimito, cuestionó la orden de destitución y envió de vacaciones a las cinco funcionarias, dada supuestamente por el alcalde Tomás Velásquez. Detalló además que las cinco funcionarias devengan bajos salarios además de contar con dolencias médicas y ser cabezas de familia.

 
LEA TAMBIÉN: Pasajeros salen ilesos de accidente de autobús en Capira

 

Por su parte, la Juez de Paz Yanina Rivera, dijo haber optado por abandonar el local de la Junta Comunal donde operaba la Casa de Paz, ante la amenaza de desalojo proferida por la edil Nateron.Negó además haber agredido a la notificadora Yessica Hernández y por el contrario procederá a interponer una denuncia en su contra debido a las amenazas proferidas por esta en su contra. Rivera indicó que asumió el cargo para cumplir con la aplicación de la justicia añadiendo no ser política.

No dejes de leer