El sujeto, identificado con el alias de “Piraña” recibió varios cuchilladas e impactos con arma de fuego en su anatomía cuando se mantenía en su casa.
panameño, asesinato, Costa Rica
El panameño apodado "Piraña" fue asesinado en Paso Canoas. Foto: Mayra Madrid
ETIQUETAS:
Por: Mayra Madrid / ACAN_EFE
diaadia,[email protected] | @DiaaDiaPa
Domingo 28 de enero de 2018 06:30 PM
Un ciudadano de nacionalidad panameña de apellido Morales, de 49 años de edad, fue herido con cuchillo y baleado la noche de este sábado en el barrio Campo Bello, en Paso Canoas, a pocos metros de la frontera entre Panamá y Costa Rica.
 
El sujeto, quien fue identificado con el alias de “Piraña” recibió varios cuchilladas e impactos con arma de fuego en su anatomía cuando se mantenía en su casa, causándole la muerte de forma instantánea.
 
Según los primeros informes, el hecho se dio a eso de las 11:25 de la noche del sábado hora panameña y 10:25 hora de Costa Rica, cuando al estilo del sicariato, cuatro sujetos llegaron hasta donde se encontraba "Piraña" y lo hirieron con cuchillo y luego lo tirotearon.
 
Jorge Jiménez, de la central de comunicaciones de la Benemérita de Costa Rica, manifestó que al momento de recibir la llamada, miembros de rescate se aproximan al lugar; sin embargo, al llegar el personal, el panameño ya estaba sin signos vitales.
 
Se desconoce la identidad de los homicidas y no se descarta que el móvil provenga de nexos relacionados con el narcotráfico.
 
Miembros del Organismo de Investigación Judicial de Costa Rica (OIJ) investiga este hecho de sangre.
 
Se pudo conocer que el hoy occiso mantenía antecedentes penales, donde había permanecido detenido en la hoy quemada cárcel pública de David, en la provincia de Chiriquí, pero actualmente residía en territorio tico.
 
Los hechos ocurrieron cuando cuatro hombres bajaron de un automóvil, le propinaron heridas con arma blanca en las piernas y tras registrar el sitio le dispararon en el cuello y la espalda.
 
El hombre de 49 años murió en el lugar y su cuerpo fue trasladado a la morgue judicial para practicarle la respectiva autopsia.
 
El año pasado Costa Rica cerró con 603 homicidios y una tasa de 12,1 por 100.000 habitantes, el número más alto en la historia del país. 
 
No dejes de leer