El Suntracs asegura que la empresa no quiere negociar y esta los responsabiliza de los hechos violentos.
Los ánimos se caldearon en Minera Panamá
Encapuchados en los enfrentamientos. Foto: Elena Valdez.
ETIQUETAS:
Por:
Elena Valdez -
[email protected] | @ElenaValdez1 |
Sábado 17 de febrero de 2018 07:30 PM

           

              Varios heridos dejó este sábado un conflicto entre sindicatos y la empresa Minera Panamá, luego que se dieran desacuerdos  entre las partes que buscan inscripciones de los trabajadores y en medio cientos de  empleados que salieron por el monte para evitar ser agredidos por el Suntracs, según denunciaban.

           Mientras el Suntracs asegura que la empresa no quiere negociar y no respeta los derechos de los trabajadores, la empresa en un comunicado  da a conocer que frente a los comportamientos violentos y la matriz de opinión que generan los líderes sindicales de SUNTRACS, informan sobre  las afectaciones y mentiras provocadas por este grupo radical, pues las acciones violentas de este grupo minoritario, muchos de ellos externos al proyecto y encapuchados, han vandalizado los servicios de los campamentos: agua, suministro de comida, energía, cámaras de seguridad, vehículos, transporte, bloqueo de las vías y libre tránsito de los colaboradores.

            “Sus provocaciones han resultado en enfrentamientos, han herido a colaboradores que no son simpatizantes a este sindicato, insultan a nuestras colaboradoras y amedrentan a todo aquel que quiera trabajar. Mediante el uso de armas blancas, amenazan y hostigan al personal obrero y administrativo”, dice el documento.

            Mientras este conflicto se da entre sindicatos y en donde la empresa está involucrada por ser la ente regente del proyecto, los trabajadores como pudieron salieron caminando por más de cinco horas entre las montañas para poder abordar un transporte y llegar a sus casas, pues indicaban tenían temor de ser agredidos por el Suntracs por no querer inscribirse en este sindicato.

Versión de los sindicalistas 

            Por su parte el Suntracs indica en un comunicado a los medios que  la empresa a través de sicarios armados acompañados de policías intenta amedrentar a los trabajadores en lucha y se logró desarmar a uno de estos sicarios disfrazado de sindicalista y hasta denunciaron que se atentó contra  el directivo del Suntracs, Reynaldo Garcés, que logró salir ileso gracias a la intervención de los trabajadores.

Asegura Suntracs que la empresa procedió a cortar  las comunicaciones vía celular e internet a los trabajadores, que les corta la comunicación con familiares, lo que certifica que la empresa mantiene una política de hostigamiento y de provocaciones permanentes contra los trabajadores para impedir que estos se reúnan.

El ministro de Trabajo, Luis Ernesto Carles,  informó vía telefónica que se mantiene desde el viernes en el proyecto Minero reunido con los sindicatos y la empresa y que se busca llegar a acuerdos para evitar más confrontaciones. Además dijo que se reportaron dos heridos, que fueron atendidos en diferentes centros hospitalarios.

TAMBIÉN VEA: En Soná, represan el río San Pablo 

No dejes de leer