Titin | 12/04/17 00:00

Redacción | [email protected] | @diaadiapa

Si mis detractores y críticos supieran lo que me he reído con sus ataques por mi columna pasada sobre la visita de la Sra. Jenia Nenzen a Rusia, no gastarían un segundo de su "valioso tiempo" en atacarme o atacar mis críticas. Para desgracia de ellos, me mantengo en lo publicado. Lo bueno de la democracia es que todos tenemos derecho a emitir nuestras opiniones y a ignorar lo que consideramos no nos aporta nada. Al buen entendedor, pocas palabras.

El 1 de diciembre de 2017 fue un día histórico no solo para el deporte nacional, también para el periodismo como profesión porque el hecho noticioso para Panamá iba más allá del sorteo del mundial, iba más allá de saber contra quiénes se enfrentará nuestro seleccionado de fútbol.

Ese viernes, para efectos de televisión local e internacional, fue la primera muestra de fuerza y poderío por parte de las televisoras locales a sus competidores, pero también fue su primera presentación ante sus audiencias de lo que podremos ver de ellos el próximo año en tiempos de mundial. Fue enseñar el primer colmillo de su fuerza deportiva y noticiosa para el 2018. ¿Lo hicieron bien? ¿Lo hicieron mal?

Este ejercicio fue bien interesante porque si es basado en lo demostrado ese viernes, ya podemos saber por dónde vendrán el otro año. Por dónde o quiénes van a ser débiles y quiénes van a ser los fuertes. Basado en lo presentado, no es un secreto que hay mucho por corregir, sí. También hay mucho por hacer y ahí está el reto de cada pantalla. Ser diferenciador en un hecho que es el mismo para todos. Qué darle a la audiencia de diferente si todos vamos a ver el mismo partido. ¡Gran reto!

Así fue el viernes 1 de diciembre

Las televisoras, desde muy temprano, movieron toda su fuerza humana para no solo hacer mercadeo de su marca y talentos, también para informarnos de lo que pasaba en Rusia, lo que pasaba en diferentes puntos de nuestro país y en otros medios sobre la participación de Panamá en el mundial 2018.

Esto es muy sencillo. Las televisoras hicieron lo mismo –proporciones guardadas– que hicieron el resto de las grandes televisoras del mundo que tendrán futbolistas de sus países en el mundial: enviar a sus talentos estelares de noticias a Rusia, mercadear a sus talentos estelares de deportes, mercadear sus marcas-pantalla e ir creando la identidad ante las audiencias marca-mundial. Ir formando opinión sobre sus marcas y el mundial, tanto para las audiencias como para los potenciales clientes.

¿Qué hizo TVN Media?, uniformar sus pantallas TVMax y TVN de mundial. Esa mañana, todo los "shows" y talentos de la parrilla de TVN/TVMax estuvieron, literalmente, disfrazados de mundial. Desde el noticiario AM hasta el final de la programación. Se lo tomaron como lo que era, la gran gala del deporte.

Igual hicieron los de su competencia Telemetro/RPC, solo que, a diferencia, ellos decidieron crearse el día rojo y ahí todos estuvieron vestidos de ese color. Otra diferencia, su "show" matutino no fue al aire y cedió espacio a la gente de noticias y deportes dándole importancia en sus pantallas al hecho noticioso.

NEX y Sertv, sin dejar su programación regular, estuvieron informando sobre lo que iba pasando con el sorteo del mundial, se mantuvieron actualizados con lo que pasaba e iban actualizando a sus audiencias. Quedó en evidencia que, aunque no serán las pantallas con los derechos oficiales de transmisión, se van a montar en la fiebre de la participación de Panamá en él. El reto de ellos será no quedarse fuera del pastel publicitario que solo se quieren comer dos hambrientos.

Para mí, el gran ganador de los medios televisivos fue Cable Onda Sport, que con transmisiones sobrias, sin pasiones ni fanatismos y muy profesionales, ofrecieron una trasmisión de lo más digna y correcta.

La gran sorpresa del sorteo del pasado viernes fue el ejercicio web que hizo el equipo de Deportes de este diario liderado por el Sr. Elisinio González porque, más allá de que esta columna se publique en DIAaDIA -y sé que algunos tontos dirán que pienso así por eso-, se salieron del patrón, de su zona de confort y ofrecieron un ejercicio muy digno de periodismo deportivo con expertos en deportes donde ninguno, absolutamente ninguno de los involucrados se creía más importante que los verdaderos protagonistas. Fue un esfuerzo digno de www.diaadia.com.pa y su equipo de Deportes que merece todo el reconocimiento porque si bien es cierto las televisoras serán las reinas del mundial 2018, los nuevos medios son esa alternativa si se quiere ver algo diferente a lo de las televisoras y alejado de esos periodistas que, por tener años en transmisión de mundiales o fútbol, se creen los sabiondos en ello o, peor aún, como algunos a los que, al no estar ahora en ninguna pantalla, se les nota el dolor en las redes. ¡Bravo, DIAaDIA!


Para mí, el gran ganador de los medios televisivos fue Cable Onda Sport, que con transmisiones sobrias, sin pasiones ni fanatismos y muy profesionales...