Titin | 11/15/17 00:00

| |

Hay mucho que criticar. Desde las coberturas de los desfiles, los especiales de noticias deportivo y religioso de TVN y Telemetro, la semifinal extraña de Tu Cara Me Suena, el regreso de supuestos expulsados de Calle 7, la patética participación de una chica de Esto es Guerra Panamá en su versión peruana, las transmisiones de las audiencias por el caso Odebrecht, el papel de Nex en este caso, la narración de los partidos de la selección de Panamá, el Día del Periodista, en fin. ¡Hay de todo como en botica! Me iré por lo más reciente: la escogencia de la reina del Carnaval de la capital, por tema de actualidad.

El año pasado le di una literal palera al show para televisión en el que se escogió a la reina del Carnaval de la capital porque, por donde uno lo mirara, era una cosa horrenda. Una producción espantosa con un resultado visual para televisión abominable. Todo fue horrible.

Era como las novatadas muy baratas y sin presupuesto de una universidad o las charangas sin recursos de un colegio abandonado. Un "de todo a dólar".

Yo no tenía ninguna expectativa con la transmisión de ese show este año -nuevamente por Sertv- porque con la experiencia del año pasado y el malestar estomacal que me generó verlo, no quería volver a pasar por ese trauma. Sertv invitó en sus redes sociales a ver la transmisión en directo a las 7:00 p.m. del domingo. Se inició con una hora de retraso. Mal presagio.

Pero este año parece que alguien se percató de la porrrrrrquería que hicieron el año pasado en nombre del Carnaval del país, lea bien, del país, y sí, hubo una mejoría abismal en su producción, aunque con errores que deslucieron un poco el show y se las voy a enumerar.

Audio: Los problemas de audio se dieron desde el minuto uno y fueron horrendos hasta el final. Es inaceptable que en un show como este, de inicio a fin, se tuviera este tipo de fallas. ¿Y la prueba de sonido dónde quedó? ¿Saben que eso se hace antes de cada producción?

Dirección de cámaras: ¿Cómo se puede entender que si tienes un run down y libreto trabajado con anterioridad y se haga una prueba del show corrido, se mencionen reinas presentes de los pueblos y no se enfoquen? ¿O que se requiera talento en escenario y lo tengan sentado en el público o peor aún que no estén? Cuando requieres talentos en el escenario que están en el público, se le sube unos minutos antes de su aparición, están tras bastidores en espera de su participación y así no hay baches en el show ni se nota la descoordinación. Este es un tema de producción, dirección de piso y coordinación de cámaras. Hubo tiros de cámaras perversos, otros muy correctos.

Presentadores: Yo creo que la Sra. Andrea Pérez Meana y el Sr. Ludwick Tapia hicieron su mejor esfuerzo dentro de lo que la descoordinación les permitió y sacaron adelante su trabajo. Ellos le imprimieron o trataron de imprimirle ritmo al show, aunque fácil no le fue porque tenían que tapar a cuadro los huecos de descoordinación de la producción y controlar a las barras. Su trabajo fue el correcto. Trabajaron como pareja, se apoyaron, como debe ser.

Talentos musicales: Pueda que a usted le guste o no los artistas invitados esa noche, lo cierto es que fue correcta su selección para el producto que se mercadea y vende porque tuvo variedad: rock, típico y música urbana, apelando el show de esta manera a géneros y gustos musicales diversos, como es el Carnaval. Bien.

La escogencia de la reina del Carnaval de la ciudad tuvo un show de apertura, a mi gusto un poco largo, pero bien logrado. Se notó que hubo un esfuerzo por ofrecer a presentes y audiencia televisiva un contenido diferente, moderno, con buen gusto y el resultado fue un openning comparable a un concurso de belleza. Eso estuvo bien, igual de bien el homenaje a la reina del Carnaval 1974 y sobre todo sus anécdotas. Pudieron producirle un video bonito, se vería mejor.

Un show como la escogencia de la reina del Carnaval tiene por obligación que ser alegre. Que vendernos diversión, más que por los talentos en escena, por las candidatas y por las barras. Había momentos de mucho ritmo y otros de bajones y esto tiene una razón: la descoordinación.

Yo les sugiero a la producción y a los organizadores que en los próximos años el anuncio de las ganadoras sea por parte de los animadores para que le impriman emoción al show. Lo siento, pero la forma como lo hacen es muy aburrida y se pierde el momento más importante y emocionante de la noche: cuando se dice quién gana.

De las respuestas de todas las participantes, estoy claro que no era un concurso de inteligencia. Revuelvo la mirada y a veces siento espanto.


El año pasado le di una literal palera al "show" para televisión, en el que se escogió a la reina del carnaval de la capital.