Titin | 10/30/17 00:00

| |

Quiero ser justo porque a diferencia de lo que puedan pensar los presentadores de este proyecto, mis críticas a Suelta El Wichi nunca son ni con el corazón ni con el hígado y mucho menos personales.

Esto es muy simple y cualquiera que sepa de televisión – de verdad – lo sabe. La gala de los "Wichi Awards" show del show "Suelta El Wichi" de TVN Media, estuvo huérfana de la emoción y carente de expectativa –real y no la fingida que vimos- que debe generar en el público presente y televidente un proyecto de premiación transmitido por televisión.

Ahí, sin demeritar la votación de sus seguidores, todo estuvo predecible y por ende, para efectos de televisión, donde se tiene que mover emociones, esto faltó. Hubo muy pocos momentos de emotividad, de sorpresa y el resultado fue una producción, para televisión, plana, con poco ritmo. Tan plana fue que ni siquiera los momentos donde el Sr. Franklyn Robinson tratada de mover al público o animarlo, estando entre ellos, generaba reacciones que se vieran reales y eso mismo se transmitía a cuadro.

Para producir televisión –y esto lo debe saber cualquier productor aunque sea novato- se tienen que trabajar las emociones sobre todo en los "momentos claves" y en una premiación el momento clave es la expectativa que generan los segundos antes de saber quién gana, lo que diga y cómo lo diga quien gane. Si en ese preciso momento no se logra conectar la emoción con quien está en teatro y quien te ve, no hay más momentos. Así de simple.

¿Qué son los Wichi Awards? Un proyecto enmarcado dentro de Suelta El Wichi que, supuestamente, premia a los "famosos" del patio por medio de unas nominaciones que selecciona esa producción y unos ganadores por medio de una votación online.

A diferencia del año pasado, en esta segunda versión sus presentadores estelares entendieron que ellos eran los menos importantes de la gala y dejaron que sus invitados, entiéndase presentadores alternos, nominados y ganadores, tuvieran mayor exposición que ellos haciendo el show menos egocentrista, como debe ser. Sí, tuvieron apariciones los hosts y es lógico porque es su fiesta, algunas innecesarias, pero reitero, mucho menos que el año pasado donde querían ser el centro de todo. Ya esto es positivo.

Para una producción que se supone es de gala y glamurosa, las risas pregrabadas hacían que el show perdiera caché, fue pésimo eso, sin embargo, a pesar de que era evidente usaron parte de la escenografía –algo reformada- de Tu Cara Me Suena, visualmente era aceptable. A cuadro se veía bien, con buena iluminación la escenografía. No se veía pensado de apuro o sin presupuesto como el año pasado.

¿Qué otra cosa le faltó a esta gala? Precisamente que generara "wichis" que es su especialidad. Excepto las críticas a ciertas vestimentas, el show no tuvo wichis. Una premiación en el marco de un show de "wichis" debe generar, de forma orgánica, precisamente eso y no lo lograron. Sí lograron –y eso es muy bueno- reunir a talentos de diferentes plataformas mediáticas del área de entertainment como gente de radio e Internet y así no centraron el show solo en las caras del canal.

Este año se les tiene que resaltar eso; que hubo variedad en sus invitados presentes como co-hosts y nominados. Eso estuvo muy bien. No fue como el año pasado donde o eras de TVN o eras de TvMax y más parecía una fiesta de programación de esa pantalla y sus caras que una premiación supuestamente del público, porque estemos claros, Los Wichi Awards premian popularidad según la gente que vota, independientemente de si la persona tiene talento o no. Un reconocimiento de los seguidores de "este show" y fanáticos de cierta gente del entretenimiento local y eso es válido. Igual que otros premios. Con esto no afirmo que los ganadores no tengan talento, pero es un premio de popularidad, según los seguidores de Suelta El Wichi. Y así se tiene que ver.

¿Qué yo sí aplaudo y mucho? que fue un show bien en positivo. Un show que, a pesar de ciertas intervenciones "saca clavo", innecesarias por cierto, como las de las Sras. Alexa Chacón y Carolina Dementiev porque lo único que demostraron es que les desagradan -y mucho- las críticas que les hacen en redes, el resto fue bien sano, se sentía buena vibra entre los asistentes. Se podía ver en familia. Aplaudo a la producción que tuvo la sapiencia, a pesar de las mínimas descoordinaciones al aire tanto de talento en escena como de dirección de cámaras, de incluir variedad de géneros musicales entre sus cantantes invitados. También el hecho de que la post producción del show fue abismalmente mejor por uniforme entre lo que se veía en escenario, en la línea gráfica, en bumpers de nominados y la propuesta de animación del show como un todo.

Los Wichi Awards siguen siendo el show de Suelta El Wichi… aunque este año mejorado. Lejos de ser una gran gala, sí un buen intento para sus seguidores.


Para una producción que se supone es de gala y glamurosa, las risas pregrabadas hacían que el show perdiera caché, fue pésimo