Por:
-
| |
Viernes 28 de abril de 2017 12:00 AM

Normalmente no escribo sobre cine porque no soy crítico de cine. Es una especialidad que yo no tengo, además, son muy pocas las personas que, de verdad, hacen crítica sobre cine, que no es lo mismo que saber de esa industria, ver muchas películas o hablar sobre actores y actrices. Criticar es una cosa, hablar sobre películas y actores, otra.

Pero más allá de que yo sepa o no sobre cine, hoy me tomo una licencia a mis acostumbradas críticas a la televisión y le pido que vaya a las salas de cine y vea 'La Matamoros', que la apoye y que no la piratee, sí, lea nuevamente, no la piratee. Vaya al cine y véala.

¿Por qué? Porque estamos hablando de unos de los mejores esfuerzos de talentos panameños por contarnos la historia de una de las mujeres más importantes, precisamente de la historia del país.

Si eso no le parece suficiente, 'La Matamoros' es un documental que hace honor a las mujeres, a sus derechos, a sus luchas, a su dignidad como ser humano, por lo que toda mujer que se valore debe ir a verla y todo hombre que respete a la mujer, también.

Pero si todo esto no le invita aún a verlo, hágalo porque es el resultado de un trabajo de investigación de una profesional panameña de primera como lo es la cineasta Delfina Vidal, porque hay un trabajo actoral e interpretativo impecable –creo que el mejor en toda su carrera- de Rossana Uribe, porque hay un trabajo de musicalización muy bueno, de edición maravillosa y de secuencia -ritmo que habla muy bien de todos y cada uno de los panameños que en ese proyecto trabajaron. Sin demeritar otras producciones y géneros, esta no es comedia de las que por ahí hay.

Lo más seguro es que a la mayoría de las personas les pasó lo mismo que a mí. Desconocíamos la vida de la heroína sindical Marta Matamoros, esa misma mujer que fue perseguida, que estuvo en la cárcel, pero que logró conquistas como el salario mínimo y el fuero maternal. Quizá a usted le pasó como a varios que conozco que pensaron era, por su apellido, la historia de una asesina en serie, pero no.

'La Matamoros' no es una obra de arte del cine. Sí es un maravilloso ejercicio correctamente bien logrado dentro del formato documentales. De inicio a fin está correctamente bien contado, entrelazan actuaciones adaptadas a la época con entrevistas a personajes reales que vivieron esos años y que con sus testimonios nos envuelven y nos ayudan a entender, comprender y, sobre todo, descubrir quién era realmente esa mujer tan valiosa para el sector laboral, pero también para nuestro hoy.

¿Hoy día, cuántos ejercicios locales de cine o documentales tratan de resaltar a un personaje panameño no comercial? Muy pocos. Por eso más allá de que le guste la historia o no, más allá de su calidad de producción y de si es película o documental, de si ella era de izquierda o no, el solo hecho de que estemos resaltando el trabajo en positivo, con todas sus debilidades y fortalezas de un panameño, ya lo hace merecedor de todo mi aplauso.

Usted que me lee lo sabe y no se lo tengo que decir. Estamos viviendo momentos de antihéroes, por lo que 'La Matamoros' cae como anillo al dedo para diferenciar luchas reales a politiquería barata. Héroes de bandidos. Ideales de país a la corruptela. Por esto también es importante verla.

Llenamos los cines para ver 'La Bella y La Bestia', pero aquí tenemos la historia de una mujer para algunos bella en principios y luchas que muchas veces se enfrentó a bestias. Entonces, ¿por qué no ir a verla? ¿Por qué no apoyarla? ¿Por qué no llenar las salas de cine de panameños y extranjeros para conocer esta parte de la historia laboral de Panamá? ¿Por qué no ir al cine a conocer esta historia y que usted evalúe sus aportes o no? ¿Por qué no llenar las salas y ver el trabajo digno de panameños en pantalla grande?

Y aquí quiero hacer un alto y aplaudir -cosa que casi nunca hago- a las autoridades de Mitradel, en especial al ministro Luis Ernesto Carles, que entiendo fue quien estuvo detrás de esta iniciativa, según escuché decir a Rossana Uribe en ShowBiz de CNN en Español.

Es así, con ejemplos concretos que debemos demostrar que apoyamos el talento nacional, que apoyamos las artes, que apoyamos a las buenas producciones hechas aquí, que apoyamos a nuestros actores. No critiquemos al talento nacional si no llenamos las salas de cine cuando se presentan sus producciones locales.

Hoy es un perfecto día para ir al cine, para apoyar al talento nacional, para descubrir una historia poco contada. Para ver a nuestros actores en escena. Para ver una historia que aporta. Eso es 'La Matamoros'.

  • Le pido que vaya a las salas de cine y vea 'La Matamoros', que la apoye y que no la piratee.
No dejes de leer